Lucha contra narco exige más colaboración de gobiernos

AFP | Feb 09, 2011 | 6:04 PM

Una de las rutas preferidas del narco

SAN SALVADOR - El secretario adjunto antinarcóticos de Estados Unidos, William Brownfield, pidió a los gobiernos de Centroamérica más colaboración en el combate del narcotráfico, tras advertir que el istmo es una de las "rutas preferidas" de los carteles de la droga.
"Cuando colaboran los gobiernos de la región, gana cada país de la región, cuando no colaboran, los únicos que ganan son los criminales", comentó Brownfield, quien visita El Salvador, durante una rueda de prensa celebrada en forma conjunta con el fiscal salvadoreño, Romeo Barahona.
Brownfield llegó a El Salvador procedente de Guatemala, y sostuvo una reunión con el director de la Policía Nacional Civil (PNC), comisionado Carlos Ascencio, y el director de Centros Penales, Douglas Moreno, según un comunicado de la embajada estadounidense en San Salvador.
El enviado de Washington analizó con los funcionarios salvadoreños el proyecto -ya en marcha- para crear un centro de intervención de telecomunicaciones que servirá para combatir el narcotráfico, el crimen organizado, el secuestro, y la trata de personas.
"El encuentro con el subsecretario para Asuntos Narcóticos, reviste una importancia relevante por cuanto es necesario el apoyo a las iniciativas con las que se busca erradicar el crimen organizado tanto en El Salvador como en Estados Unidos", consideró Barahona.
Capacitan a agentes de seguridad
El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, explicó por su parte que la visita de Brownfield es parte de los encuentros preparatorios de la que realizará a El Salvador, en marzo próximo, el presidente estadounidense Barack Obama.
América Central se ha transformado en los últimos tiempos en la principal ruta de la cocaína sudamericana que los cárteles mexicanos llevan a Estados Unidos y diplomáticos estadounidenses estiman que unas 250 toneladas del estupefaciente burlan cada año los controles.
En el océano Pacífico y en el Caribe centroamericanos, buques de guerra estadounidenses, apoyados por aviones de vigilancia, rastrean la presencia de embarcaciones de narcos, que se ven favorecidos por las extensas y deshabitadas costas, llenas de desembocaduras de ríos y manglares.
El Salvador, junto al resto de naciones centroamericanas, ha insistido en que Estados Unidos colabore en darle más impulso a una Iniciativa Regional de Seguridad (CARSI, promovida por Washington) para hacerla más efectiva en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.
El lunes, en Guatemala, Brownfield aseguró que Estados Unidos busca "unificar criterios, no cambiar o eliminar una iniciativa", en referencia a los planes de seguridad que patrocina en Colombia (Plan Colombia), México (Plan Mérida) y otro específico para los países centroamericanos.
"Después de esta gira, y si tenemos una coincidencia de perpectivas en la región, (esperamos) que nos permita diseñar una nueva estructura, que podría surgir para tener más colaboración entre los países de la región mesoamericana y también los otros países del hemisferio que quieran apoyar", afirmó.
Durante su estadía en San Salvador, Brownfield visitó la sede de la Academia Internacional para la Aplicación de la Ley (ILEA) en donde se capacita a agentes de policía de todo el mundo en aspectos de seguridad.
También acudirá al Centro Antipandillas Internacional en el cual los Estados Unidos y los países centroamericanos intercambian información sobre pandillas y sus operaciones, para combatirlas de mejor manera.
Tras cumplir su agenda en El Salvador, el funcionario estadounidense viajará a Honduras el miércoles, y posteriormente a Colombia.
©AFP
Commentarios