Redadas electrónicas en cadena de restaurantes mexicanos

Univision.com y Agencias | Feb 09, 2011 | 9:08 AM

Inmigración revisa si trabajadores tienen estatus en EU

DENVER - Una revisión de documentos de inmigración a los empleados de la cadena de restaurantes de comida mexicana Chipotle Mexican Grill Inc. se extendió a 60 de sus establecimientos en Virginia y en Washington D.C., informó la cadena de restaurantes con sede en Denver, Colorado.
Chipotle despidió a cientos de trabajadores en Minnesota luego que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) revisó los formularios I-9 de sus empleados el año pasado y detectó que algunos tenían "documentos sospechosos", reportó The Associated Press.
Esos formularios demuestran si las personas pueden trabajar en Estados Unidos.
Los empleados que no pudieron responder a las preguntas fueron despedidos.
No hay sospechosos
El vocero Chris Arnold no divulgó cuántos trabajadores fueron despedidos, pero agregó que Chipotle tiene 50 restaurantes y unos 1,200 empleados en Minnesota.
"Es ciertamente un obstáculo para el negocio y para las vidas de los empleados", agregó Arnold.
El vocero indicó el martes que el ICE les dio aviso de que inspeccionarían los documentos de sus empleados en Virginia y en Washington, aunque el organismo no ha dicho si hay sospechosos.
Un vocero del ICE no respondió a los correos electrónicos que se le enviaron para que comentara al respecto.
Miles bajo la lupa
En los últimos dos años, el ICE ha auditado a más de 3,200 patrones sospechosos de contratar a empleados indocumentados.
En la cadena Chipotle, un gerente de contrataciones y otro de Recursos Humanos verifican los documentos de los empleados, dijo Arnold, pero algunos trabajadores podrían haber entregado documentos falsos de identidad.
Arnold agregó que las inspecciones del ICE servían para "abrir los ojos", porque la empresa consideraba que se trataba de empleados legales.
"Es difícil e incluso descorazonador porque ellos eran realmente buenos empleados", agregó.
Los despidos sugieren que el sistema no está funcionando, dijo Arnold, pues los patrones deben de caminar por una línea muy delgada entre revisar meticulosamente a los solicitantes de empleo para garantizar que son trabajadores legales y sin discriminar a otros empleados potenciales, agregó el portavoz de Chipotle, que cuenta con más de 25,000 empleados.
Batidas en aumento
En enero el gobierno federal anunció la creación de una nueva unidad policíaca en el ICE para verificar la contrata de trabajadores extranjeros al tiempo que notificó un notable incremento en el número de verificaciones de identidades en los últimos dos años dentro del programa E-Verify.
El sistema, al que también se accede por Internet, permite al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) detectar trabajadores indocumentados.
"Durante el año fiscal 2010 la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE) inició 2,746 investigaciones en lugares de trabajo, un número récord", explicó Kumar Kibble, subdirector de la agencia, durante un informe entregado al Congreso.
Durante el año 2009 ICE realizó 503 inspecciones, se determinaron 237 sanciones y se giraron multas por casi $7 millones, según el informe.
En 2008 sólo se reportaron 18 sanciones y se giraron multas por $675 mil, apuntó Kibble.
Deportaciones récord
En el año fiscal 2010 el gobierno federal deportó a más de 392,000 indocumentados, la mayoría de ellos con antecedentes criminales.
En el año discal 2009 la cifra de expulsados fue de unos 386 mil.
Las redadas ejecutadas durante la administración republicana del ex presidente George W. Bush (2001-2009) concluían con la deportación de los inmigrantes trabajadores sin papeles, pero las redadas silenciosas, como suelen llamarle los empresarios y activistas de organizaciones nacionales a las auditorías que ejecuta ICE, terminan con despidos y, en muchos casos, los afectados no son expulsados de Estados Unidos.
Sólo los trabajadores que se hallaban en las empresas durante las redada silenciosas de ICE se vieron afectados con arresto y un inmediato proceso de deportación. El resto recibió cartas de la empresa exigiéndoles que aclararan sus identidades y sus permanencias en el país bajo la amenaza de un despido inmediato.
El sistema de verificación
E-Verify es una gigantesca base de datos a cargo de la USCIS que se encuentra conectada con las bases de datos de la Administración del Seguro Social (SSA) y del DHS, herramientas que reúnen datos de millones de personas, tanto ciudadanos como residentes legales en Estados Unidos.
El programa es la segunda parte del Sistema Básico de Verificación de Empleo (EEV) que fue aprobado por el Congreso en noviembre de 2003 y que forma parte de las políticas de seguridad implementadas tras los ataques terroristas de 2001.
El sistema, al que los empleadores acceden voluntariamente -por teléfono o internet- faculta al gobierno federal para que verifique la identidad de cualquier trabajador extranjero, coteje su nombre y números de identidad con otras bases de datos, y compruebe que tiene visa y permiso para laborar en el país.
Carlos Saavedra, de la Massachusetts Immigrant and Refugee Advocacy Coalition (MIRA), dijo a Univision Online que a medida que el gobierno implemente los sistemas de verificación de empleo, en la misma medida aumentarán las redadas silenciosas.
Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), teme que el E-Verify "perjudiquen los intereses económicos de Estados Unidos en vez de tomar acción para revivir la reforma migratoria".
©Univision.com y Agencias
Comentarios