Secuestro en Colombia aumentó 32% en 2010

AFP | Feb 09, 2011 | 3:02 PM

Más cerca de Venezuela

BOGOTA - El número de secuestros se incrementó en un 32% en 2010 en Colombia, con 282 plagios, tras siete años consecutivos de descenso, según datos oficiales publicados, que muestran un especial aumento de ese delito en la frontera con Venezuela.
De acuerdo con el informe de la privada Fundacion País Libre, divulgado con base en estadísticas del Ministerio de la Defensa, 282 personas fueron secuestradas en el 2010 en Colombia frente a las 213 de 2009.
En el informe se observa un importante incremento del secuestro en zonas como Arauca (noreste, fronteriza con Venezuela), en donde aumentó 350%, al pasar de 8 plagios en 2009 a 36 en 2010.
En los departamentos de Cesar y Norte de Santander (también fronterizos con Venezuela), los secuestros se incrementaron 43% y 20%, respectivamente.
Responsabilizan a grupos armados
Claudia Llano, directora de la Fundación, que la situación fue puesta en conocimiento de las autoridades desde 2008 y expresó su preocupación porque "los actores armados aprovechan" la situación debido a la extensa frontera con Venezuela, de más de 2.200 km.
Anotó que quienes están liderando el secuestro en el sector fronterizo son "los grupos armados ilegales, como las guerrillas de las FARC y ELN".
En ese sentido, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, señaló a periodistas que "una frontera larga y porosa, es terreno propicio para que personas delincan en Venezuela y vengan a refugiarse en Colombia o viceversa".
Expresó preocupación "porque hay gente (colombiana) que es citada al otro lado (Venezuela) -para que paguen extorsiones-, y van allí y se quedan porque son secuestrados, en una situación que se podría evitar si la gente no accediera a viajar al otro territorio para pagar las extorsiones".
Delincuentes comunes
Según la Fundación, detrás de las cifras se distingue una nueva tendencia, marcada por la disminución del secuestro selectivo y un aumento de los plagios cometidos por delincuentes comunes, que representan el 57% del total de casos.
De los restantes, el 23% de los secuestros se atribuye a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el 12% al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el 7% a las denominadas bandas criminales (Bacrim), grupos armados de narcotraficantes compuestos en parte de antiguos paramilitares.
"Anteriormente las organizaciones delincuenciales secuestraban para vender a las víctimas a grupos guerrilleros como las FARC, o realizaban plagios de carácter selectivo", por el alto perfil de la víctima, dijo Llano.
Secuestro express
"Ahora el fenómeno es de tipo más urbano y apenas se prolonga por horas (llamado secuestro express), días o meses, con negociaciones por montos más bajos y con una rápida salida de los secuestrados", que son gente del común, agregó.
El director de la policía colombiana, el general Óscar Naranjo, ratificó este análisis en un conversatorio con medios, considerando que antes las víctimas eran altos empresarios, dirigentes políticos y comerciantes en general, por los cuales se exigía entre "uno y cinco millones de dólares".
El secuestro, además, es ahora más corto "con una duración de entre un día y cinco meses", dijo Naranjo, explicando que para seguir manteniendo "flujo de caja" los delincuentes han diversificado sus actividades a otros campos, como la "micro-extorsión", o la venta de drogas en territorio colombiano.
Si bien "la realidad del secuestro en Colombia descendió (desde principios de 2000) -cuando se presentaban más de 2.000 secuestros al año-, no desapareció", enfatizó Llano.
El delito "continúa siendo una práctica efectiva de financiación para los grupos ilegales", concluyó.
©AFP
Commentarios