'Yo no infringí ningún código de ética', dijo periodista Aristegui

Univision.com | Feb 08, 2011 | 3:15 PM

Entre la censura y la difamación

CIUDAD DE MÉXICO - "Yo no infringí ningún código de ética". Con estas palabras, la periodista mexicana Carmen Aristegui rompió el silencio tras su abrupta salida de MVS Radio, luego de una polémica suscitada en torno a la supuesta adicción al alcohol del presidente Felipe Calderón.
En una concurrida conferencia de prensa, Aristegui reiteró su postura e insistió que su despido se debió a un "desahogo absurdo de un berrinche presidencial".
Aristegui aseguró que no tenía por qué disculparse al preguntar por un tema que atañe a todo un país y reiteró que espera que la presidencia responda a las dudas que ella tiene.
El pasado viernes 4 de febrero la reportera pidió que la Presidencia de México se pronunciara sobre la supuesta adicción de Calderón, sugerido en el Congreso mediante una manta colocada por integrantes del Partido del Trabajo (PT).
Aristegui lanzó la información al aire e invitó a la oficina presidencial a aclarar tal rumor. “¿Tiene o no problemas de alcoholismo el Presidente? Debería la Presidencia dar una respuesta clara, nítida y formal al respecto”, cuestionó la periodista.
El desenlace fue la expulsión de la periodista. Se adujeron motivos de ética profesional y la supuesta violación de un código de ética. Sin embargo, Aristegui fue enfática en afirmar que la verdadera razón del despido de la comunicadora fue que no quiso pedir disculpas al mandatario mexicano.
Con voces de decenas de personas apoyándola de fondo, Aristegui afirmó que está dispuesta a volver a su noticiario siempre y cuando MVS Radio rectifique que su salida obedeció a una orden oficial y no a violaciones por parte de la conductora.
"Este hecho autoritario, desmedido, inaceptable, es propio de una dictadura", dijo con voz firme, al tiempo que siguió exigiendo una respuesta sobre el supuesto problema de salud que aqueja al mandatario mexicano.
La respuesta del gobierno
El gobierno de México rechazó el miércoles los rumores sobre el supuesto alcoholismo del presidente mexicano, Felipe Calderón, difundido por partidos minoritarios de oposición y algunos periodistas.
"Durante los cuatro años de su administración (el presidente) nunca ha faltado a actividad alguna por motivos de salud", dijo en un mensaje a los medios Roberto Gil, secretario particular de Calderón.
El funcionario hizo un desglose detallado del número y tipo de actividades, "siete en promedio por día hábil", que ha tenido Calderón desde que inició su gestión en diciembre de 2006.
Gil enfatizó que el mandatario inicia sus actividades a las 6 de la mañana, "practica diariamente una hora de ejercicio" y concluye sus jornadas hacia las 22H00.
"Esa es la mejor expresion de salud", añadió Gil, que calificó de "infundios" los rumores en torno al supuesto alcoholismo.
Polémica internacional
El despido de la reconocida periodista ha suscitado polémica no sólo en el país sino a nivel internacional. Colegas han condenado y defendido a la mexicana.
“Censuro todo tipo de impedimento artificial y forzoso que se haga a un periodista. No se puede impedir que se señale una conducta que se considere impropia para un servidor público, de cualquier categoría que sea”, explicó a Univision.com Rafael Molina, ex presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).
"No es lo correcto separarla de esa forma abrupta de su noticiario y hacemos votos para que de inmediato se reintegre a su programa. Estas no son  las líneas democráticas. En ninguna parte del mundo se pueden callar a los periodistas y menos de esta forma, sobre todo en México que su democracia es muy  incipiente. Carmen es una gran amiga y una gran colega. Respetamos mucho su trabajo. Estamos sorprendidos de que haya sucedido esto”, dijo por su parte Teodoro Rentería Arróyave, periodista, escritor y fundador de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos.
“Si se tratara de una persona privada y se dice que le gusta alcoholizarse, eso choca con las normas de la ética periodística pero tratándose de una figura pública como lo es el Presidente de la República y todos los funcionarios, están expuestos a toda la crítica y a la duda de parte de todos los ciudadanos y de los periodistas también”, comentó Molina.
La empresa MVS en un comunicado a todos sus empleados informando que Aristegui  había sido despedida por "transgredir el código de ética" de la empresa.
“Nosotros escuchamos a Carmen y ella se comportó correctamente. Creo que su despido es una decisión tomada apresuradamente y yo confió en que los señores Vargas (dueños de la empresa), pudieran rectificar esta situación”, comentó Rentería a Univision.com.
Límite a la libre expresión
Lo de Aristegui ha tocado las venas de los comunicadores, periodistas y la sociedad entera. La pregunta que surge alrededor es: ¿Cuándo delimitar la libertad de expresión sin caer en la difamación?
“Uno como periodista no puede dar espacio al rumor, ni a la incidía, ni siquiera al dar cierto tipo de versiones que podría manejar en corto. Creo que por ahí uno puede acceder a muchas informaciones con sus fuentes y de manera corta pero si no le consta debería de abstenerse dar un juicio o de opinar”, declaró Victor Hernández Ángeles, Editor en Jefe de la Agencia de Noticias de El Universal.
Algunos medios mexicanos han preferido no pronunciarse al respecto. Tal es el caso del periódico Reforma, para el cual Aristegui participa como colaboradora. Univision.com intectó obtener reacciones de algunos periodistas pero se negaron a hacer cualquier tipo de comentarios. El caso de Milenio fue igual.
Con entrevistas de Luz Adriana Santacruz Carrillo

Las redes sociales

En redes sociales como Twitter, el caso Aristegui se volvió un tópico caliente y llegó a ser el tema más comentado a nivel mundial.
En Facebook se ha compartido el enlace: “Un millón de firmas en apoyo a Carmen Aristegui no podemos permitir que censuren a Carmen Aristegui” en www.causes.com.
El periodista mexicano José Cárdenas anunció entrada la noche del domingo que su colega salía de MVS Radio. Luego, fue etiquetado en un sinfín de imágenes en las que se denunciaba la censura y persecución en contra de los reporteros mexicanos; esta vez se señala específicamente a la presidencia mexicana encabezada por Calderón como la responsable de la salida de Aristegui.
El reportero comentó en su columna Eje Central que su colega se negó a firmar una carta por medio de la cual la obligaban a disculparse con el mandatario por la pregunta sobre su supuesto alcoholismo.
Cárdenas asegura además en su escrito que parte del contrato que firmó Aristegui con MVS Radio le prohibía divulgar rumores o difamaciones, así como hablar de la vida privada de los funcionarios públicos.
Por su parte, el reportero Jenaro Villamil habló de la “abrupta” despedida a Aristegui después de dos años de conducir el noticiero Primera Edición. Villamil cita reportes internos de MVS Radio, que “revelan que las razones tuvieron que ver con presiones desde la Presidencia de la República, que expresó su descontento ante la pregunta.
Además resaltó que Miguel Angel Granados Chapa, un reconocido columnista mexicano, calificó en Radio UNAM el cese a Aristegui como una “lamentable noticia”.
Esta fue alguna de las cosas que posteó Villamil en su Facebook al respecto: "¡Carmen sí, Felipe no!" fue el grito de un centenar de manifestantes frente a MVS. Lamentable el comunicado de la empresa. Alejandra de la Sota, vocera de Calderón, dice que Los Pinos no tuvo nada que ver. La percepción es otra: éste es uno de los agravios más graves al derecho a la información y a la libertad de expresión.En tanto, el político mexicano y ex candidato a la presidencia del país, Andrés Manuel López Obrador, escribió en su Facebook: “Mi solidaridad con Carmen Aristegui. Es vergonzoso este nuevo ataque a la libertad de expresión. No cabe duda que la mafia del poder, está apostando por un régimen dictatorial sustentado en el control absoluto de los medios de comunicación, No lo permitamos. Hagamos de este caso una causa popular. Protestemos en los medios posibles. Recordemos: La libertad no se implora, se conquista...”
Por su parte, la activista Judith Vázquez Arreola posteó en su cuenta de la red social el audio original que detonó el despido de Aristegui. Además, invitó a quienes la siguen a unirse al grupo de apoyo a favor de la reportera, que pretende juntar firmas.  La cuenta de correo que cita es todassomoscarmen@gmail.com.
Gobierno negó presión
Ante el escándalo, el gobierno de Felipe Calderón negó haber tenido algo que ver en el despido de la conductora mexicana.
"No interferimos en absoluto para que MVS tomara la decisión que tomó. Es una decisión que tomó la empresa y nos la comunicaron una vez que fue tomada", dijo la portavoz de la Presidencia, Alejandra Sota, en un mensaje a CNN en Español, donde Aristegui también trabaja.
Oscar Elizundia Treviño, titular de agravio contra periodistas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos señaló que ellos sólo pueden reaccionar ante elementos sustantivos de juicio o de valor. Reiteró que hasta el momento no se ha presentado alguna queja sobre este caso.
"Siendo un asunto entre particulares, la CNDH no puede tener aún una postura y ante un argumento que no tenemos siquierea un elemento de juicio para hacer comentarios, más lo que se ha publicado en diversos medios. Al parecer hubo una disputa y pareciera que esa fuera la causa de la separación de su trabajo. Fuera de eso no tenemos ningún otro elemento para poder dar una opinión más allá", comentó Elizundia.
Es la segunda vez que la sacan del aire
No es la primera vez que Carmen Aristegui es sacada del aire. De acuerdo con el diario nacional La Jornada, "a lo largo de 2007 se empezaron a conocer las presiones de los consorcios Televisa y Prisa por limitar los márgenes de crítica de la periodista [...] lo que se dice que definió el despido de la periodista, no es otra cosa que la intervención de uno de los dos cuñados incómodos, que por cierto, desde este sexenio trabaja para la española PRISA".
“El punto más grave es vulnerar la libertad de expresión. Si la situación va por ese sentido, la situación es totalmente condenable.  Afortunadamente la primera vez que se le sacó del aire se pudieron subsanara las cosas. Ella (Aristegui) goza de un gran prestigio y pronto va a recuperar su espacio informativo. Cuenta mucho la solidaridad de todos nosotros”, aclaró Rentería.
Para Molina lo correcto no es presionar para despedir a periodistas sino que el mismo Presidente debe aclarar lo que se dice de él no es cierto.
“Siempre habrá limitaciones artificiales que se quieran imponer a la libertad de expresión.  Para mi es uno de los derechos fundamentales del hombre y tiene que ser aceptada por encima de todas las cosas pero siempre hay violadores, personas interesadas en que no sea de esa manera para poder tapar sus faltas.  Sé que esta es una lucha que no va a terminar. Tenemos que defender la libertad y siempre va a haber los interesados en callar y cerrar la boca de los periodistas. Lo que tenemos que hacer es no rendirnos y seguir la lucha siempre hacia adelante”, finalizó Molina.
Con entrevistas de Luz Adriana Santacruz Carrillo
©Univision.com
Commentarios