El fantasma de la SB1070 no se detiene

Univision.com* | Feb 07, 2011 | 8:11 PM

Al menos 14 estados debaten leyes antiinmigrantes

La ola antiinmigrante desatada tras la aprobación de la Ley SB1070 de Arizona, en abril del año pasado, se contuvo en las últimas semanas. Pero no se detiene. En algunos estados siguen apareciendo iniciativas similares, mientras que en otros, legisladores ultraconservadores modifican artículos y secciones de leyes que tienen el mismo propósito: frenar la inmigración indocumentada bajo el argumento de que el Congreso federal no ha hecho nada al respecto.
Un reporte publicado por el National Immigration Forum (NFI) precisó que la amenaza de debate y aprobación de leyes similares a las de Arizona se debe a los altos costos sociales y políticos que conllevan este tipo de medidas.
La SB1070, promulgada el 23 de abril de 2010, desató una campaña nacional de rechazo hacia Arizona y una serie de demandas en cortes para sacarla de circulación. Una de ellas, interpuesta por el Departamento de Justicia, hizo que la Novena Corte de Circuito de San Francisco anulara temporalmente partes controversiales mientras determina el futuro de la legislación.
Aprietan el paso
Pero en al menos otros 14 estados, legisladores (la mayoría republicanos) han presentado o anunciado la presentación de proyectos similares, que en resumen criminalizan la estadía indocumentada (que en el país, con excepción de Arizona, sigue siendo una falta de carácter civil no penal), sancionan severamente la contrata de indocumentados y otorgan poderes extraordinarios a las policías locales para que ejerzan funciones como agentes del servicio de inmigración.
Los Estados que siguen tras los pasos de Arizona son California, Carolina del Sur, Colorado, Dakota del Sur, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Kentucky, Mississippi, Nebraska, Oklahoma, Texas y Washington y Wyoming.
Georgia y Washington entregaron propuestas esta semana y se espera que sus respectivas asambleas las debatan en el curso de las próximas semanas.
Abusos severos
Después del 29 de julio de 2010, cuando entró en vigor la SB1070, “muchas cosas cambiaron en Arizona”, dijo a Univision.com Kat Rodríguez, directora de la Coalición de Derechos Humanos de Tucson. “Se desató el miedo y todavía hay mucho miedo en nuestra comunidad”.
Explicó que, a pesar que partes clave de la SB1070 fueron congeladas temporalmente por una corte federal, “porque son peligrosas (…) Pero así y todo hay denuncias de oficiales de policía que siguen pidiéndole papeles a la gente, continúan utilizando el perfil racial para detener a las personas y averiguar si tienen o no estatus para permanecer en el estado”.
Dijo además que organizaciones de ayuda a los inmigrantes han detectado que incluso empresarios se han aprovechado del clima reinante “para violar los derechos humanos y civiles de los trabajadores inmigrantes, los explotan más que antes y les pagan salarios injustos. La SB1070 les dio poder para abusar”, subrayó.
Freno temporal
El 28 de julio, un día antes que la SB1070 entrara en vigor, la jueza federal Susan Bolton bloqueó las partes más polémicas de la legislación, entre ellas secciones que autorizan a los policías comprobar si los individuos detenidos bajo cualquier otra ley vigente en el estado residen legalmente en el país.
Bolton también puso en suspenso una parte de la ley que obligaba a los inmigrantes a portar sus documentos en todo momento y que hacia ilegal que los trabajadores indocumentados solicitaran trabajo en lugares públicos.
La jueza declaró que esas partes deben ser dejadas en suspenso hasta que los tribunales resuelvan los problemas que conllevan. "Quieren quitarnos el alma"
A pesar de la suspensión de aquellas partes “polémicas” de la SB1070, “es difícil vivir en Arizona y tener mas esperanza”, aseguró Rodríguez. “Cada ano decimos que no puede ser peor la situación en nuestro estado, pero desafortunadamente si es peor y el futuro de nosotros es incierto”.
La activista comentó que a pesar del reciente y triste caso del ataque a la congresista Gabrielle Giffords, donde un pistolero mató a seis personas –entre ellos una niña- e hirió a varios ciudadanos en un atentado que conmocionó al país, “parece que con todo ello los legisladores antiinmigrantes no dejan de hacer su agenda. Siguen adelante promoviendo el odio”.
“Quieren atacar nuestra cultura, modificar la Enmienda 14 de la Constitución y promover la SB1070 fuera del estado de Arizona. Están empeñados en quitarnos nuestras almas, nuestro corazón, pero nosotros no lo vamos a permitir”, aseveró.
Advirtió además que los líderes nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes “deben seguir viendo lo que pasa en Arizona, porque lo que pasa aquí lo están replicando en los demás estados de Estados Unidos”.
La lista crece
Las réplicas de las que habla Rodríguez son leyes iguales a las SB1070, aunque con algunas variantes para evitar la presentación de demandas judiciales con el propósito de detenerlas antes de que entren en vigor.
En California, por ejemplo, el legislador republicano Tim Donnelly presentó el Proyecto de Ley 26, que en resumen castiga la inmigración sin papeles y concede poderes extraordinarios a las policías locales (estatal y municipal) para perseguir la inmigración indocumentada.
En Colorado y Kentucky fueron introducidas las propuestas SB54 y SB136 respectivamente, propuestas que para el Foro Nacional de Inmigración “podría llevar a la discriminación racial”.
“El mayor riesgo es que sean aprobadas y que se produzca el efecto dominó”, dijo Katherine Vargas, secretaria de prensa del Foro en Washington DC. “La Ley de Arizona está en una corte, pero eso no le ha quitado la fuerza y el impulso a los estados que la quieren imitar”.
Más ejemplos
Estados de la costa este de Estados Unidos tampoco escapan a la ola antiinmigrante. En Geogia, el representante estatal Matt Ramsey (republicano) presentó Proyecto de Ley 87, una iniciativa similar a la de Arizona que además de otorgar poderes extras a las policías, obliga a las empresas a inscribirse en el sistema federal de verificación de empleo, conocido como E-Verify.
En Illinois, Indiana y Kentucky también se esgrimen proyectos similares, todos ellos dirigidos a castigar la inmigración indocumentada y provocar que el clima antiinmigrante se riegue por los 50 estados del país bajo la justificación de que el Congreso federal permanece inactivo sobre el tema.
Carolina del Sur, Mississippi, Nebraska, Ohio y Oklahoma tampoco escapan al contagio, al igual que Texas, Dakota del Sur, Tennessee, Utha, Washington y Wyoming.
La reforma migratoria
“Esperamos que esta oleada obligue al Congreso a debatir la reforma comprensiva este 2011”, dijo Vargas. “Estamos vigilantes, viendo cómo el nuevo liderazgo republicano en la Cámara de Representantes se comporta ante este tema y cómo responderá a las exigencias y reclamos de la comunidad inmigrante”.
En los comicios de medio tiempo del pasado noviembre, los republicanos recuperaron el control de la Cámara de Representantes y quitaron cuatro asientos en el Senado.
En los dos últimos años los demócratas tenían el poder en ambas cámaras, pero no los votos necesarios para aprobar la reforma migratoria, esto es, 218 en la Cámara y 60 en el Senado.
El debate de la reforma migratoria ha fracasado al menos seis meses en los últimos cinco años por falta de apoyo bipartidista. En el reciente Informe sobre el Estado de la Unión, el Presidente Barack Obama dijo a ambos partidos que era hora de “encarar” el problema y encontrar una solución para sacar de las sombras a 11.2 millones de inmigrantes indocumentados.
“Demócratas y republicanos saben que el voto latino será clave en la elección presidencial de 2012. Y la reforma migratoria influirá en la decisión del voto hispano”, dijo Vargas.
©Univision.com*
Comentarios