'No son gays, son maricones', dice obispo

AFP | Jan 25, 2011 | 1:21 PM

Luego se retractó

LIMA - El influyente obispo peruano Luis Bambarén generó una polémica al decir que se hable de "maricones" y no de "gays", en medio de un debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, expresión sobre la cual debió retractarse horas más tarde.
Consultado el lunes en la noche a la salida de una reunión religiosa sobre el tema del matrimonio homosexual, Bambarén dijo: "¿Por qué hablan tanto de gay, gay, gay? Hablemos en castellano, en criollo. Maricones, así se dice, ¿sí o no?".
Sus palabras generaron la reacción del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) que a través de su director ejecutivo, Christian Olivera, señaló que "la pretensión de Bambarén de llamar maricones a los gays es totalmente inaceptable y constituye una incitación al odio".
"En un país donde deberíamos reconocernos iguales, Bambarén propicia la violencia al nombrarnos con un término que representa lo asqueroso y lo perverso. Despreciar a una comunidad no es un ejemplo de lo que se supone son los valores cristianos", dijo Olivera este martes a la prensa local.
Oposición a matrimonio homosexual
El MHOL exigió a Bambarén una disculpa, que el prelado dio este martes.
"Pido disculpas a todos los que se sienten ofendidos. Es una palabra ofensiva y (los homosexuales) merecen respeto", dijo el obispo.
La discusión sobre el matrimonio homosexual está abierta tras una propuesta en su favor por parte de Carlos Bruce, candidato a vicepresidente del ex presidente Alejandro Toledo, líder en las encuestas hacia la elección presidencial del 10 de abril próximo.
Bruce dijo que entendía que Bambarén se opusiera. "Lo que está mal es que en lugar de dar argumentos racionales se caiga en el insulto. Yo podría decir mucho de algunos miembros de la Iglesia que la han dejado mal parada, pero no voy a caer al mismo nivel", dijo.
La Iglesia peruana se ha opuesto al matrimonio homosexual y, el domingo pasado, el cardenal Luis Cipriani -máxima autoridad religiosa en el Perú- dijo que "el hombre y la mujer están hecho anatómica y sicológicamente de una manera en que maravillosamente se complementan, porque el matrimonio tiene como finalidad la procreación y la educación de los hijos".
©AFP
Commentarios