Mantas anuncian disolución cártel mexicano La Familia

AFP | Jan 24, 2011 | 9:18 PM

Las autoridades investigan

MEXICO - Varios mensajes en los que supuestamente el cartel mexicano de La Familia anuncia su desintegración aparecieron eL lunes en varias ciudades del estado de Michoacán (oeste), informó el gobierno local, que investiga el origen de los mismos.
"Desde la mañana (lunes) fueron colocadas en diversos municipios estas mantas (pancartas de tela) donde refieren que se van a desintegrar como cartel", señaló a la prensa el secretario de Seguridad, Manuel García.
Las pancartas fueron observadas en distintas comunidades, entre ellas Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Cuatro Caminos, Pátzcuaro y Quiroga, así como en poblados del vecino estado de Guerrero, donde La Familia ha extendido la narcoviolencia.
El presunto anuncio
"La Familia Michoacana se disuelve por completo ya que la han culpado injustificadamente", se leía en una parte del mensaje colocado en puentes, cuya autenticidad no ha sido probada. Ya han usado mantas para enviar mensajes. La organización criminal ha pregonado que defiende a Michoacán de otras bandas de narcotraficantes y a sus integrantes les prohibe, por ejemplo, consumir algunas drogas. Surgió hace poco más de cuatro años y ganó notoriedad por decapitar a sus rivales y lanzar sangrientos ataques contra las fuerzas de seguridad.
Las nuevas mantas aparecen luego de que en los últimos meses el grupo ha recibido diversos golpes por parte de las autoridades, incluida la muerte en diciembre pasado de su máximo líder, Nazario Moreno, alias "El Chayo". El gobierno aseguró que tras esa muerte, el cártel quedó debilitado, aunque su cuerpo no ha sido localizado.
La Policía Federal afirmó a finales de 2010 que tras la muerte de Moreno, el grupo quedó prácticamente desarticulado y enfrenta problemas para el pago de su personal, lo que ha llevado a sus miembros a robar bancos para financiarse.
Un mes antes, aparecieron en Michoacán mantas en las que la organización criminal ofrecía disolverse.
Decapitaciones
La Familia, un grupo que se fundamenta en una ideología mezcla de religión y superación personal, irrumpió en el escenario de la violencia ligada al narcotráfico en octubre de 2006, cuando desconocidos entraron a un bar para arrojar cinco cabezas humanas a la pista de baile acompañadas de un mensaje.
Según el FBI de Estados Unidos, La Familia ha ganado gran fuerza en los últimos años sobre todo en el tráfico de metanfetaminas, y se caracteriza por sus "increíbles dosis de sofisticación y brutalidad".
El gobierno mexicano tiene desplegados a unos 50.000 militares para enfrentar a las organizaciones narcotraficantes, a las que atribuye la mayoría de los más de 34,600 asesinatos perpetrados desde el inicio de la ofensiva antidrogas en 2006.
Estados acechados por la narcoviolencia
Una de las localidades que ha padecido en mayor medida la violencia del narcotráfico es Ciudad Juárez, fronteriza con Texas, donde el domingo desconocidos atacaron a varias personas que estaban en un parque inaugurado hace cuatro meses, como parte de un plan que busca mejorar la calidad de vida de una ciudad de unos 1,3 millones de habitantes.
El vocero de la Fiscalía de Chihuahua, Carlos González, informó inicialmente que en el ataque a tiros murieron seis personas y otras cuatro resultaron lesionadas, incluido un menor de 12 años.
Horas más tarde se reportó que uno de los heridos falleció, lo que elevó la cifra de muertos a siete.
También en el norte, pero en el estado de Nuevo León, al menos seis presuntos delincuentes murieron durante tiroteos entre soldados y pistoleros, dijo el lunes en rueda de prensa el vocero estatal de seguridad, Jorge Domene.
El funcionario refirió que los choques armados llevaron a los presuntos criminales a utilizar carros robados para establecer al menos 11 bloqueos en una carretera en las afueras de Monterrey, capital de Nuevo León.
Domene dijo que los enfrentamientos comenzaron en la ciudad de García, al oeste de Monterrey. Los ocho cuerpos fueron localizados en cuatro localidades a lo largo de la carretera.
©AFP
Commentarios