Congresista Giffords 'da un gran paso' en su recuperación

AFP | Jan 14, 2011 | 11:25 AM

Mueve sus piernas

TUCSON, Arizona - La congresista estadounidense que el sábado resultó herida en la cabeza en el tiroteo de un mítin político en Tucson, dio el jueves "un gran paso" en su recuperación al abrir sus ojos y mover sus piernas y brazos cuando se le pidió hacerlo, dijeron los médicos.
Gabrielle Giffords, de 40 años, abrió los ojos por primera vez cuando el presidente Barack Obama la visitó el miércoles en la tarde y luego ha empezado a estar cada vez más consciente de su entorno y es capaz de responder.
"Este es un gran salto hacia adelante, se trata de un hito importante", dijo el neurocirujano Michael Lemole, encargado del tratamiento de la legisladora, quien permanece en estado crítico después del tiroteo del sábado que mató a seis personas y dejó otros 13 heridos.
Jared Loughner, de 22 años, fue detenido después de que espectadores del acto político se abalanzaran sobre él cuando estaba recargando su pistola semiautomática para seguir disparando contra los seguidores de Giffords, reunidos en las afueras de un supermercado de Tucson, ciudad fronteriza con México a 185 km al sur de Phoenix, Arizona.
Los médicos esperan que Giffords se pueda sentar en cuestión de días y agregaron que ha sido capaz de mantener los ojos abiertos durante un máximo de 15 minutos, y ha respondido al sonido de la televisión en su habitación.
"Los milagros ocurren todos los días. En la medicina nos gusta mucho rendirle tributo a lo que hacemos o lo que hacen otros alrededor de nosotros. Una gran parte de la medicina está fuera de nuestro control", dijo Lemole cuando se le preguntó si la recuperación fue milagrosa.
Peter Rhee, jefe del Departamento de Traumatología del Centro Médico de la Universidad de Arizona en Tucson, dijo que estaba impresionado por la enorme capacidad de Giffords para responder a las órdenes de los médicos.
"Ella es capaz de mover sus dos piernas cuando se le ordena. Y eso es enorme", dijo a periodistas en el último parte médico sobre el estado de salud de Giffords y otras víctimas heridas que permanecen hospitalizadas.
El presidente Obama aprovechó para anunciar el progreso de Giffords en un emotivo discurso que hizo en un homenaje público a las víctimas en Tucson el miércoles en la noche.
"Gabby abrió los ojos. Así que les puedo decir que ella sabe que estamos aquí. Ella sabe que la amamos. Y ella sabe que la estamos alentando a través de lo que sin duda va a ser un viaje difícil", dijo alzando la voz mientras el esposo contenía las lágrimas estrechando las manos de la Primera Dama.
Mientras Obama daba el anuncio, el esposo de Giffords, el astronauta Mark Kelly, sentado en primera fila, al lado de la primera dama Michelle Obama, miraba asentía emocionado el anuncio de los progresos de su esposa.
©AFP
Comentarios