El 2010 fue un año que Chile no olvidará

EFE | Dec 27, 2010 | 6:43 PM

Un año de sensaciones y sentimientos

SANTIAGO DE CHILE - El presidente Sebastián Piñera dijo que 2010 fue para Chile "un año para no olvidar", en una cuenta pública inédita entregada en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.
"Este es un año que nunca olvidaremos, porque tiene todas las sensaciones y sentimientos que unas personas y un país pueden vivir o experimentar", dijo este lunes el mandatario chileno en un balance del primer año de su Gobierno.
Piñera hizo alusión a lo sucedido este año desde el terremoto y tsunami del pasado 27 de febrero, el derrumbe en la mina norteña de San José y el posterior rescate de 33 mineros tras 70 días de encierro; un incendio en la capitalina cárcel de San Miguel, con 81 muertos y hasta la reconstrucción de la zonas dañadas producto del gran sismo.
El terremoto y los mineros
Asimismo, se refirió a la gran magnitud del terremoto (8,8 Richter) ocurrido el primer trimestre del año que dejó afectadas a varias zonas del sur de Chile y destacó: "fuimos golpeados por uno de los peores terremotos en la historia conocida de la humanidad".
También recalcó que los daños fueron catastróficos. "Sin embargo, por ser el año del Bicentenario los chilenos unieron fuerzas y sacaron lo mejor de cada uno y de esta manera iniciaron el proceso de reconstrucción", subrayó.
Por otro lado, resaltó lo hecho en cada uno de los siete ejes de su Gobierno: creación de empleos, lucha contra la delincuencia, erradicación de la pobreza, crecimiento, erradicación de la pobreza extrema, mejoramiento de la calidad de la salud y educación; y modernización del Estado y de la democracia.
Lo que viene
Al concluir la exposición dijo: "sin duda este año 2010 ha sido un año de grandes desafíos, pero también de grandes realizaciones. Desde el punto de vista de nuestro Gobierno, fue un año de la instalación, de la reconstrucción, del Bicentenario y de la recuperación económica".
"El año 2011 no va a ser un año menos intenso ni menos exigente, porque la misión será la de consolidar el crecimiento económico, avanzar decisivamente en la reconstrucción y llevar a cabo siete grandes reformas estructurales, que todos sabemos son necesarias y que no podemos seguir postergando", sentenció Piñera.
A la cita en La Moneda y pese a que fueron invitados, faltaron los representantes de la opositora Concertación, algunos mandos militares, debido a que, según trascendió, tradicionalmente los presidentes en Chile entregan en esta fecha un mensaje de fin de año y la cuenta pública la dan a conocer el 21 de mayo, en una plenaria del Congreso.
©EFE
Commentarios