Assange tiene miedo de ser asesinado

Notimex | Dec 24, 2010 | 2:28 PM

'Al estilo Jack Ruby'

LONDRES - El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, considera que si Reino Unido lo extradita a Estados Unidos por supuestos cargos de espionaje podría soportar el confinamiento solitario, pero teme que sea asesinado en prisión antes de ser juzgado.
En entrevista al diario británico The Guardian, Assange dijo que no descarta que Estados Unidos solicite su extradición para ser sometido a un proceso legal por supuesto espionaje en relación con la filtración por parte de WikiLeaks de miles de documentos secretos de Washington.
El fundador de WikiLeaks, quien se encuentra en libertad condicional en Reino Unido mientras sigue su proceso de extradición a Suecia, cree que sería “políticamente imposible” para Londres entregarlo a Estados Unidos, donde, asegura, hay grandes posibilidades de que le maten.
“Si soy extraditado, hay una gran posibilidad de que me maten al estilo ‘Jack Ruby’, en referencia al hombre que asesinó a Lee Harvey Oswald antes de que pudiera ser juzgado por el asesinato del presidente estadunidense John F. Kennedy en 1963.
Reiteró que sería “políticamente imposible” que Reino Unido lo envíe al otro lado del Atlántico, ya que el gobierno del primer ministro David Cameron debe mostrar que no ha sido “cooptado” por Washington.
Amenazas de muerte
“Legalmente, Reino Unido no tiene el derecho de extraditar por delitos políticos. El espionaje es un caso clásico del crimen político. Queda a la discreción del gobierno británico si aplica esa excepción”, agregó Assange en su entrevista a The Guardian.
Assange ha denunciado que él y otros miembros de WikiLeaks han sido amenazados de muerte desde que el sitio web comenzó a finales de noviembre pasado a publicar parte de los 250 mil cables que ponen al desnudo la política exterior de Estados Unidos.
El fundador de WikiLeaks, un australiano de 39 años de edad, se encuentra bajo la amenaza de ser extraditado a Suecia, donde es requerido para enfrentar supuestas agresiones sexuales contra dos mujeres suecas en agosto pasado.
Las dos mujeres que acusan a Assange de abuso sexual son partidarias de WikiLeaks, no peones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, y sólo quieren justicia por la violación de su integridad sexual”, precisó este viernes su abogado Claes Borgstrom.
La próxima vista del proceso de extradición a Suecia de Assange está prevista para el 11 de enero en el tribunal de Westminster, en Londres.
En la actualidad, Assange se aloja en la casa de campo de un amigo en Suffolk, en el este de Inglaterra, tras ser liberado la semana pasada bajo estrictas condiciones, que incluyen portar un brazalete electrónicos y presentarse diario a la policía.
©Notimex
Comentarios