Migrantes centroamericanos denuncian secuestro masivo; México lo niega

Univision.com y Agencias | Dec 22, 2010 | 12:09 PM

Declaración de supuestos testigos

MÉXICO - Inmigrantes centroamericanos que aseguran haber escapado de un secuestro masivo de indocumentados en el sur de México, denunciado el martes por El Salvador, declararán ante la fiscalía federal mexicana, informó el miércoles el gobierno.
Un grupo de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños se presentaron el martes ante autoridades migratorias mexicanas y testificarán ante la Procuraduría (fiscalía) federal para "esclarecer los presuntos hechos de los que habrían sido víctimas", dijo en un comunicado la Secretaría de Gobernación (ministerio del Interior).
Una veintena de indocumentados que aseguran haber podido escapar del secuestro se encontraban el martes en un refugio católico para inmigrantes de la localidad de Ixtepec, estado de Oaxaca (sur de México).
La cancillería salvadoreña alertó el martes que unos 50 inmigrantes, en su mayoría procedentes de Centroamérica, habían sido raptados por un grupo armado el 16 de diciembre en Oaxaca mientras el gobierno mexicano respondió que no tenía pruebas de este secuestro.
El rapto habría sido perpetrado durante un asalto al tren de carga en el que viajaban los extranjeros, según El Salvador.
Gobernación también informó que el comisionado (director) del Instituto Nacional de Migración, Salvador Beltrán, está en contacto con el canciller hondureño, Mario Canahuati, y el viceministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Juan José García.
México no tiene evidencias
Por su parte, México aseguró que no tiene evidencias sobre el secuestro masivo de migrantes.
La secretaria de Gobernación (ministerio del interior) de México dijo que no hay evidencias del asalto. "No se encontraron antecedentes que confirmen las versiones" de la cancillería salvadoreña, afirmó la cartera en un comunicado.
La cancillería salvadoreña denunció que 50 migrantes de distintas nacionalidades, en su mayoría centroamericanos, fueron secuestrados el 16 de diciembre por un grupo armado que obstruyó con palos y piedras la vía férrea a su paso por la localidad de Chahuites, en el estado mexicano de Oaxaca (sureste).
A esa denuncia se sumaron las organizaciones civiles mexicanas 'Casa del Migrante' y 'Hermanos en el camino', ambas encabezadas por religiosos católicos que reunieron testimonios de migrantes que presuntamente consiguieron escapar al asalto.
Pero en su comunicado el gobierno mexicano asegura que tras consultar con autoridades locales y a la compañía ferroviaria, se concluyó que "el tren de carga no fue interceptado ni detuvo su camino" hasta el momento en que llegó a un retén policial, donde fueron detenidos 92 migrantes indocumentados.
Tampoco "existen denuncias ante autoridades mexicanas presentadas por parte de migrantes" sobre el presunto secuestro, añadió el texto de Gobernación.
El tren de carga partió de Arriaga, a 230 km de la frontera con Guatemala, y a bordo viajaban unos 300 migrantes sin documentos, en su mayoría hondureños, según testimonios reunidos por el sacerdote Heyman Vázquez, de la 'Casa del Migrante' en esa localidad.
Contra las versiones oficiales
El sacerdote explicó vía telefónica a la AFP que según los migrantes que presuntamente consiguieron escapar al asalto, los secuestrados podrían ser hasta cien y que el plagio ocurrió después y no antes del retén policial.
El asalto habría sido perpetrado por "un grupo de diez hombres con armas de grueso calibre y machetes que se llevó en camionetas a los migrantes", añadió el sacerdote, quien dijo que varios de los que lograron escapar están en refugios en la zona.
En el refugio "Hermanos en el Camino", en la población de Ixtepec cerca al sitio donde habría ocurrido el presunto secuestro, se encuentran 19 de ellos. El director del lugar, el sacerdote Alejandro Solalinde, pidió protección policial.
Solalinde denunció a la AFP que el fin de semana hombres armados que se identificaron como miembros del grupo narcotraficante 'Los Zetas' y de la 'Mara 13', una pandilla que actúa en varios países de Centroamérica, llegaron hasta el refugio y le pidieron "entregar a los centroamericanos o atenerse a las consecuencias".
Cadena de desgracias
Según autoridades mexicanas, unos 500 mil emigrantes intentan cada año cruzar México para llegar a Estados Unidos. Se estima que unos 20 mil son secuestrados cada año, según un estudio realizado por la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos, entre 2008 y 2009.
Los secuestradores piden rescate a sus familias en los países de origen o en Estados Unidos, y consiguen recaudar hasta $50 millones al año, según ese informe.
En agosto pasado, 72 migrantes de cinco países de Centro y Sudamérica fueron asesinados en un rancho del noreste de México, cerca a la frontera con Estados Unidos, en la mayor matanza de la historia reciente en el país.
Esa masacre fue atribuida a 'Los Zetas', una organización conformada por antiguos militares que en los años noventa se unieron a un cartel del narcotráfico como pistoleros.
©Univision.com y Agencias
Commentarios