Marchas en apoyo a narco Nazario Moreno

Univision.com y Agencias | Dec 13, 2010 | 12:39 PM

El Robin Hood del narcotrafico

MORELIA, Michoacán - Una marcha por la paz en el occidente de México se convirtió en una muestra de apoyo a un narcotraficante muerto, en la que algunos manifestantes llevaban pancartas con elogios a "El Más Loco".
Cientos de personas salieron a protestar por las calles de Apatzingán, cuna de Nazario Moreno - líder del cártel de La Familia Michoacana y conocido por repartir ejemplares de la Biblia a los pobres-, donde el gobierno afirma que murió en un tiroteo con la policía federal.
En una de esas pancartas se leía: "Nazario vive en nuestro corazón". Una niña pequeña con coletas llevaba una pancarta que decía "La Familia Michoacana es algo más que un estado", mientras que un niño con una camisa a cuadros portaba otra que decía: "Señor Nazario, para los estudiantes sus ideales siguen vivos".
Moreno, de 40 años y también conocido como "El Chayo" o "El Más Loco", solía adoctrinar a los miembros de su organización delictiva con una ideología pseudo cristiana.
Las autoridades de Apatzingán, donde hubo severos enfrentamientos, convocaron a la marcha para pedir que haya paz y para protestar por la presencia de soldados y policías federales en la ciudad. Pero el gobierno municipal se distanció de la manifestación después de que la gente se presentó con letreros en apoyo a Moreno.
Por ello, las autoridades emitieron un comunicado en el que aseguraban que no participarían en la marcha tras determinar que no había las condiciones adecuadas. Sin embargo, no mencionaron las pancartas.
Cacería y enfrentamientos
La cacería contra Moreno y otros dirigentes del cártel de La Familia provocó dos días de enfrentamientos a tiros en diferentes sectores del estado de Michoacán, donde sicarios de la organización incendiaron automóviles y camiones para bloquear carreteras. Por lo menos 11 personas murieron, entre ellos un infante y una adolescente.
La Familia se colocó ante los reflectores nacionales en el 2006 al arrojar cinco cabezas decapitadas sobre la pista de baile de un club nocturno en la ciudad de Uruapan y proclamar su intención de proteger a Michoacán de otros cárteles y de la delincuencia común.
El presidente Felipe Calderón -oriundo de Michoacán- respondió ordenando el despliegue de miles de soldados y policías federales en el estado, comprometiéndose a aplastar a un cártel que, según advirtió, estaba corrompiendo a las autoridades locales, extorsionando a comerciantes locales y acumulando poder.
Posteriormente ordenó el despliegue de más soldados a otros sectores del país donde había presencia de organizaciones de narcotraficantes, en un combate frontal contra la delincuencia organizada que en ocasiones ha adquirido proporciones de guerra. Más de 28.000 personas han muerto por la violencia relacionada con el narcotráfico desde el 2006.
Ayuda a los pobres
Moreno, considerado el líder ideológico de La Familia, había establecido un código de conducta para sus miembros que les prohibe el uso de las llamadas drogas duras o el traficarlas dentro del territorio mexicano.
Un análisis de la agencia antinarcóticos estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) dice que La Familia reparte ejemplares de la Biblia y dinero entre los pobres, financia escuelas y paga el sueldo de funcionarios locales.
En tanto, en el vecino estado de Guerrero fueron hallados el domingo siete cadáveres.
Los cuerpos maniatados de cuatro hombres fueron arrojados en una carretera que une al puerto turístico de Acapulco con la Ciudad de México, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.
Otros tres cadáveres decapitados aparecieron en Acapulco, dos de ellos colgando de un puente y otro en un río. Sus cabezas estaban en las cercanías.
©Univision.com y Agencias
Commentarios