Hallan culpable a secuestrador y violador de niña de 14 años

Univision.com y Agencias | Dec 10, 2010 | 1:11 PM

No estaba enfermo

Brian David Mitchell, el hombre que secuestró y violó durante nueve meses a una niña de 14 años en Utah, fue hallado culpable en los dos cargos que enfrentaba y ahora aguarda la condena que le impondrá el juez que entiende en la causa.
Un jurado declaró culpable el viernes a un predicador callejero del secuestro en 2002 de Elizabeth Smart, un caso que conmocionó a todo Estados Unidos desde que la entonces niña fue secuestrada de su dormitorio en Utah y resurgió nueve meses más tarde.
Brian David Mitchell podría ser sentenciado a cadena perpetua. Smart y su familia han esperado un veredicto de culpabilidad y una sentencia larga para castigar al culpable de un calvario que comenzó cuando ella, entonces de 14 años, fue sacada por la fuerza de su casa en Salt Lake City a punta de cuchillo. Fue mantenida en cautiverio durante nueve meses.
Smart, ahora de 23 años, asistió a todo el juicio y proveyó un testimonio apasionante, en el que describió cómo se despertó una noche con la sensación de un cuchillo frío y dentado para dar inicio a unos "nueve meses de infierno" en un campamento en la montaña.
Dijo que fue obligada a sumarse a un matrimonio polígamo bajo el cual sufrió violaciones casi todos los días antes de que fuera hallada.
Para disgusto de la familia, el caso se retrasó durante años después que Mitchell fue declarado mentalmente incompetente para ser juzgado en un tribunal estatal y un juez se negó a ordenarle medicamentos por la fuerza. Los fiscales federales intervinieron después en el caso y apelaron.
El juicio se concentró en la salud mental de Mitchell, algo que los expertos han debatido desde su detención en 2003, cuando evaluadores de una corte estatal comenzaron a estudiar sus escritos religiosos y su comportamiento en la sala de audiencias, como cantar himnos y gritarle a los jueces que se arrepintieran.
Sus abogados no niegan que él secuestró a Smart, pero buscaban que fuera declarado inocente por locura, debido a que no podría entonces declarársele responsable de sus actos. Ese veredicto lo habría mandado a un manicomio.
Los fiscales contraatacaron afirmando que Mitchell estaba fingiendo una enfermedad mental para evitar ser condenado, y lo calificaron de ser un "camaleón depredador".
©Univision.com y Agencias
Comentarios