Cámara de Representantes aprobó el Dream Act

Univision.com* | Dec 08, 2010 | 9:35 PM
Por 216 votos a favor y 198 en contra la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles el proyecto de ley Dream Act, que recomienda otorgar la residencia a miles de jóvenes indocumentados que ingresaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años de edad.
La iniciativa fue duramente cuestionada por el ala ultraconservadora del partido republicano, que argumentó se trata de una amnistía para extranjeros que violaron leyes federales de inmigración. Pero los demócratas y un sector republicano moderado decidieron respaldar el plan que lleva 10 años siendo ventilado en el legislativo, hasta ahora sin el necesario respaldo político.
El Dream Act fue aprobado apenas con el mínimo de respaldo de los 439 de que dispone la Cámara. El jueves, a eso de las 11:00 horas, comenzará a ser debatido por el Senado donde los demócratas, que cuentan con 56 votos, no tienen por ahora el respaldo de ningún republicano.
La votación en el Congreso fue forzada el lunes por el líder demócrata del Senado Harry Reid (Nevada) por medio de una moción conocida como "cloture", un paso que culminó con seis semanas de fuerte campaña encabezada por decenas de organizaciones nacionales que luchan por los derechos de los inmigrantes, estudiantes sin papeles, gremios de educadores y público en general que apoya el proyecto.
En los últimos días, legisladores de ambas cámaras recibieron miles de cartas, mensajes de texto, e-mails y llamadas telefónicas pidiéndoles que apoyaran el Dream Act.
También puedes llamar al 1.866.587.3023 para apoyar la ley que beneficiaría a miles de estudiantes inmigrantes.
Beneficio merecido
El Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la principal organización hispana de Estados Unidos, había dicho poco antes de la votación que el Dream Act “proveerá a niños y jóvenes indocumentados que se han criado en este país la oportunidad de lograr estatus legal condicional y, al final, poder ganarse la posibilidad de pedir ciudadanía si asisten al colegio o sirven en las fuerzas armadas”.
Para los latinos, el segmento electoral de mayor crecimiento en Estados Unidos, el voto del Dream Act define el futuro de miles de jóvenes, dijo Janet Murguía, presidenta de La Raza. “El Congreso debe usar este voto para proteger los futuros de niños inocentes y resguardar el futuro de nuestro país”, agregó.
Indicó además que la mayoría de los hispanos en Estados Unidos son ciudadanos estadounidenses “y estamos muy bien enterados de los efectos devastadores de la inacción del congreso sobre una reforma migratoria”.
“Estados Unidos no se puede dar el lujo de perder otra generación de jóvenes que podrían contribuir a su prosperidad económica y social”, añadió.
Una década perdida
El Mexican American Legal Defense and Education Fund (MALDEF) había señalado que el Dream Act lleva 10 años sometido a debate en el Congreso sin que a la fecha ambos partidos hayan logrado un acuerdo para aprobar una iniciativa que no sólo favorecerá a los jóvenes indocumentados, sino a Estados Unidos en general.
La entidad agregó que el Dream Act beneficiará a unos 825,000 inmigrantes, y generará ingresos estimados en $1,400 millones en los próximos cuatro años.
Por otra parte, un grupo de unos 50 profesores universitarios instó la mañana de este miércoles al Senado a que apruebe el Dream Act, y agregaron que tanto la investigación académica y su labor como docentes les obligó a hablar en nombre de los estudiantes indocumentados cuyo futuro pende de un hilo.
“Nosotros, un grupo de profesores universitarios que estudian la inmigración y las circunstancias que enfrentan estos jóvenes, y que tienen muchos de estos estudiantes en nuestras clases, creemos que pasar el Dream Act es lo que hay que hacer por los intereses inmediatos de nuestra nación y para nuestra largo plazo de seguridad”, indicaron en la misiva dirigida a la oficina de Reid.
Añadieron que no es justo castigar a los hijos de los indocumentados con el rechazo a la ley, y que no votar a favor del Dream Act es lo mismo que “derrochador el talento de 2.1 millones de niños no autorizados para permanecer en Estados Unidos, algo que va en contra del espíritu estadounidense”.
Ben Johnson, director ejecutivo del Consejo de Inmigración de Estados Unidos, dijo en la misiva enviada a Reid que el apoyo de estos profesores universitarios al Dream Act demuestra que la iniciativa “ofrece una oportunidad para comenzar el proceso de reconstrucción de nuestro sistema roto de inmigración”.
El último intento de Obama
Simultáneamente, la Casa Blanca también reiteró su apoyo al Dream Act e indicó que los miles de jóvenes que vinieron al país siendo niños y que consideran a Estados Unidos como su patria, merecen una oportunidad para legalizar sus permanencias.
El proyecto aprobado por la Cámara de Representantes beneficia a personas que vinieron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, llevan viviendo en el país al menos cinco años consecutivos, tienen menos de 30 años de edad, demuestran buena conducta, no son inadmisibles ni deportables por razones significativas y se graduaron de la escuela secundaria con calificaciones sobresalientes.
Antes de que estas personas puedan solicitar el estatus como residentes permanentes en Estados Unidos, deben cumplir con requisitos adicionales, específicamente, terminar satisfactoriamente al menos dos años de estudios universitarios o servicio militar.
La Casa Blanca apuntó que los jóvenes que califican para el Dream Act son ejemplos a toda vista de la necesidad de una reforma integral de inmigración que se base en responsabilidad y rendimiento de cuentas de todos: el gobierno, empleadores y quienes han ingresado al país ilegalmente.
La derrota anterior
El último debate del Dream Act se llevó a cabo el pasado 21 de septiembre, cuando Reid lo sometió como enmienda a una ley de gastos militares. El proyecto recibió 54 votos a favor y 43 en contra. Se necesitaban 60 sufragios para ser aprobado.
La Cámara de Representantes votó el plan poco después de las 21:00 horas (tiempo del Este). Ahpra presiona al Senado para que lo debata y lo apruebe a más tardar este jueves, de acuerdo al plazo fijado por la moción de "cloture" empleada por Reid.
En los comicios de medio tiempo de noviembre, los republicanos ganaron el control de la Cámara de Representantes y arrebataron cuatro asientos en el Senado, estrechando al mínimo las probabilidades de aprobar una reforma migratoria comprensiva en 2011 o favorecer una nueva elección del Dream Act, que en 10 años ha sido debatido y rechazado en al menos doce ocasiones.
©Univision.com*
Comentarios