Arrestan a los padres de 'El Ponchis' por indocumentados

Univision.com | Dec 08, 2010 | 3:31 PM

Podrían ser deportados de EU

 
CIUDAD DE MÉXICO - El caso de el niño sicario conocido como "El Ponchis" sigue dando de qué hablar. Esta vez se informó que autoridades estadounidenses detuvieron a su madre, Yolanda Jiménez Lugo por permanecer sin papeles en  San diego, California.
Declaraciones publicadas por el periódico San Diego Union Tribune indican que la mujer tiene 43 años y que junto con ella, fue arrestado su esposo cuando sus hijas volvían de su clase de gimnasia.
Se sabe que la familia lleva más de ocho años viviendo en Estados Unidos pero hasta ahora se desconocía su estatus dentro de la nación norteamericana.
El diario El Universal, en su versión web, señala que la Patrulla Fronteriza reconoció haber hecho detenciones en el barrio donde vivían estas personas pero se negaron a declarar sí los padres de "El Ponchis" fueron detenidos. Se sabe que no son estadounidenses y que en cualquier momento pudieran ser deportados.
"El asunto está bajo investigación y podremos ofrecer mayor información tan pronto como la tengamos disponible", dijo el supervisor de Operaciones Especiales de la Patrulla Fronteriza, Justin de la Torre al San Diego Union Tribuen.
Informes obtenidos del condado de San Diego señalan que en 1997, un año después de que "El Ponchis" hubiera nacido, su  madre y otro acusado fueron culpables por posesión de cocaína y tráfico de drogas. Recibieron una sentencia de 90 días en prisión y estuvieron 3 años bajo libertad condicional.
Polémica por nacionalidad de "El Ponchis"
Ante la noticia de que el niño sicario de 14 años, conocido como Edgar N, pudiera ser estadounidense, funcionarios de la embajada de Estados Unidos se reunieron en la cárcel con él con el fin de verificar su estado y darle información sobre un abogado en caso de que sea cierto que sea un ciudadano estadounidense, manifestó un vocero.
Las autoridades mexicanas y sus familiares sostienen que el niño nació en Estados Unidos, aunque pasó gran parte de su niñez en México.
Pero el portavoz de la embajada, Alexander Featherstone, dijo que su ciudadanía no ha sido comprobada, aunque le fue ofrecida la asistencia consular "en el supuesto de que sea ciudadano estadounidense".
El adolescente, a quien las autoridades llaman en público solamente Edgar y es apodado "El Ponchis", fue detenido junto a su hermana de 19 años, Elizabeth Jiménez Lugo, cuando intentaban tomar un avión rumbo a Tijuana en un aeropuerto cercano a la ciudad de Cuernavaca, al sur de la Ciudad de México.
Ambos pensaban reunirse en San Diego con su madre, dijo Jiménez Lugo a los periodistas al ser entregados a las autoridades federales. Los soldados detuvieron además a la hermana de ambos, Lina Erika Jiménez Lugo, de 23, que los llevó en coche al aeropuerto.
Las autoridades acusan a los tres de trabajar para el cártel del Pacífico, una rama del dividido cártel de los hermanos Beltrán Leyva.
En el condado de San Diego no existe un certificado de nacimiento a nombre del muchacho, aunque esos documentos indican que su hermana Elizabeth Jiménez Lugo nació en 1991 en el Mercy Hospital and Medical Center de San Diego, y su otra hermana, Lina Erika, al parecer nació en la localidad mexicana de Jiutepec, en el estado de Morelos.
Ambas partidas de nacimiento indican que Carmen Solís, su difunta abuela paterna, figura como su madre, y el documento no menciona a padre alguno.
La captura de "El Ponchis"
La policía empezó a buscar a Edgar luego de que se publicaron videos por internet en los que algunos adolescentes posaban con armas atacando a víctimas y se jactaban de ser asesinos. Se creía que uno de ellos, apodado "El Ponchis", tenía 12 años.
El pariente dijo que el apodo de Edgar es "Ponchi", un sobrenombre que la familia le dio cuando tenía 4 años.
A finales de noviembre, soldados montaron dos operativos para localizar a Edgar en Cuernavaca, uno de ellos durante la fiesta de bautizo de un primo, pero no lo hallaron.
Después de eso, su familia decidió enviarlo a San Diego para que estuviera con su madre, dijo a Tun familiar cercano que pidió no ser identificado por temor a represalias.
El joven dijo a reporteros que fue secuestrado y obligado a trabajar para el cártel a la edad de 11 años, y que participó en al menos cuatro ejecuciones, aunque indicó que estaba drogado y bajo amenaza.
La familia sabía que el joven se juntaba con malas personas, pero se negaban a creer que fuera un asesino a sueldo.
"Es un pan de Dios", dijo el familiar. "Quizá apareció en el video nada más para apantallar".
 
©Univision.com
Commentarios