Pronostican sitios similares a WikiLeaks

AFP | Dec 04, 2010 | 4:36 PM

Analistas aseguran que WikiLeaks abrió puerta que no se cierra

LONDRES - Su fundador es buscado por la justicia, su portal es un blanco constante de ataques y las condenas le llegan desde todas las capitales del mundo. Su creador, Julian Assange, está oculto y enfrenta cargos por supuestos delitos sexuales.
Sin embargo, aunque el futuro es incierto para WikiLeaks, el portal dedicado a difundir información secreta, ha abierto una caja de Pandora que, al igual que el mito, será difícil volver a cerrar.
WikiLeaks, que ha desencadenado una alarma mundial en varios gobiernos al difundir una catarata de cables diplomáticos secretos estadounidenses, enfrenta ataques en el ciberespacio y en el terreno legal. El portal es objeto de ataques de ciberintrusos e incluso lo han echado de su servidor estadounidense.
El nuevo concepto
"Pase lo que pase al nombre del dominio y a la organización, la idea desencadenada por WikiLeaks continuará", pronosticó Joshua Benton, director del Laboratorio Nieman de Periodismo.
Ben Laurie, experto en seguridad informativa que asesoró a WikiLeaks antes de lanzar su espacio en 2006, coincidió. "El concepto no morirá", sentenció.
Poco se sabe sobre el funcionamiento cotidiano de WikiLeaks. No tiene sede, pocos -si acaso- colaboradores pagos, pero un rostro público famoso en Assange, un australiano de 39 años sin domicilio permanente.
Aparece en las portadas de periódicos y revistas en todo el mundo, aunque no se le ha visto en público desde hace un mes.
En la mirilla
Assange, que está en algún sitio en Gran Bretaña, es objeto de una orden de arresto europea emitida por las autoridades suecas, que le acusan de violación, agresión sexual y coerción.
Si la Policía británica lo arresta, probablemente quedará involucrado en una prolongada batalla legal para resistir la extradición y podría ir preso, lo que reduciría todavía más su capacidad para operar.
Assange niega los cargos suecos, que su abogado británico, Mark Stephens, dicen deriva de "una disputa sobre sexo consensual pero sin protección". Agregó que Assange estaba dispuesto a hablar con los fiscales suecos y ha suministrado sus datos de contacto a las autoridades de ese país y de Gran Bretaña.
Enemigos poderosos
Assange también se ha hecho de poderosos enemigos en Estados Unidos, especialmente después que WikiLeaks difundió miles de registros secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán este año.
Con las revelaciones más recientes, varios políticos estadounidenses han demandado que se le juzgue por espionaje, o algo peor todavía. La ex candidata presidencial republicana Sarah Palin preguntó en Facebook: "¿Por qué no se le ha perseguido con la misma urgencia que perseguimos a los líderes de Al Qaeda y el Talibán?"
El australiano admitió que se ha convertido en el blanco. "A fin de cuentas, alguien debe ser responsabilizado ante el público y, solamente un liderazgo dispuesto a tener valentía en público, puede sugerir genuinamente que las fuentes se arriesguen por el bien común", dijo en una sesión de preguntas y respuestas en el cibersitio del periódico The Guardian.
"Recibo ataques injustos en todo aspecto de mi vida", dijo, "pero también recibo crédito indebido como una especie de fuerza equilibrante".
El “cablegate”
Muchos de quienes han trabajado con Assange destacan su carisma y su pasión.
"Uno tiene la impresión de estar hablando con una persona de las películas 'Matrix'", comentó el legislador islandés Robert Marshall, quien conoció a Assange cuando preparaba un proyecto de ley que pretende convertir su país en un bastión de la libertad de prensa.
"Su entusiasmo por la libertad de expresión y los derechos de los periodistas me parece muy genuino", agregó.
Assange dijo el viernes en un diálogo en línea que WikiLeaks ha tomado medidas para asegurarse de no ser silenciada, enviando el material de "Cablegate" y otros documentos secretos codificados "a más de 100.000 personas".
"Si algo nos pasa a nosotros, las partes clave serán difundidas automáticamente", advirtió. "La historia saldrá ganando".
©AFP
Commentarios