Peña Nieto, aciertos y desaciertos en dos años de gobierno

Univision.com | Sep 01, 2014 | 5:21 PM

Por Luz Adriana Santacruz Carrillo, desde la Ciudad de México. En Twitter: @luza_santacruz

Han pasado 21 meses desde que el llamado dinosaurio de la política mexicana volvió a la silla presidencial. Lo hizo de la mano de Enrique Peña Nieto, quien representando al Partido Revolucionario Institucional (PRI), recuperó el poder que perdieron por seis años y que habían llevado por más de 70. Pero estos casi dos años no han sido sencillos para el mandatario mexicano. Entre críticas, ataques, pero también el beneplácito de sus colaboradores, el presidente de México rindió su Segundo Informe de Gobierno, en el que tienen un papel central las reformas estructurales impulsadas durante su gestión.
“Hablamos de un estancamiento económico, una recesión, falta de empleo y eso magnifica a la pobreza”
Mensajes de gobierno sobre lo que Peña Nieto considera sus pasos más afianzados comenzaron a circular en días previos con varios spots sobre el Informe, acompañados por videos que muestran los principales objetivos de sus reformas.
Son once reformas en total: seguridad, crecimiento económico, generación de empleos, laboral, de competencia, en telecomunicaciones, financiera, fiscal y energética, petróleo, educativa, ley electoral, y transparencia.
En su Segundo Informe de Gobierno, Peña Nieto “va a aprovechar sus reformas en general. Hay que ver lo que sigue, su implementación en el país. Hay que ver que estas reformas verdaderamente ayuden al mercado interno, a la economía de los mexicanos y al desarrollo del país”, anticipó a UnivisionNoticias.com el politólogo Raúl Martiarena.
Poner las reformas en práctica puede constituir un reto más grande que aprobarlas, en particular la energética y la educativa, que enfrentan el rechazo de diversos grupos.
“Tardarán un sexenio o más para que puedan empezar a tener resultados. No tienen el objetivo real del cambio como beneficio del cambio social sino solo para ciertos sectores económicos y políticos pero eso no refleja el bien común”, explicó a UnivisionNoticias.com, Martín Iñiguez Ramos, experto en relaciones internacionales de la facultad de ciencias políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
La reforma energética, promulgada por Peña Nieto en diciembre de 2013 y cuyas leyes reglamentarias entraron en vigencia este agosto, enfrenta el rechazo unánime de las fuerzas de la izquierda, que esperan revocarla mediante una consulta popular durante el proceso electoral del 2015.

Castañeda opina que el presidente mexicano se ha tardado mucho en ir a escuchar el drama de sus compatriotas.

Estas fuerzas argumentan que la reforma, que abre el sector energético al capital privado después de más de siete décadas de monopolio estatal, implicará la entrega de los recursos energéticos del país a empresas extranjeras
La otra reforma es la educativa, promulgada entre febrero y septiembre de 2013. Es rechazada por un segmento del magisterio representado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación  (CNTE), que durante varios meses se ha movilizado en varios estados y en la capital mexicana para exigir su derogación.
Entre los puntos más criticados por la agrupación gremial está un sistema de evaluación profesional para la contratación, permanencia y promoción del personal docente, algo inexistente hasta ahora en la educación pública mexicana.
Sin embargo para Iñiguez, es justo la relación de Peña Nieto con la izquierda mexicana, representada principalmente por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su mejor acierto de gobierno.
“Fue aceptar el pacto con el PRD para crear el Pacto por México. Su principal acierto es haber permitido la negociación con las fuerzas políticas alternas a su partido. Eso es muy importante porque permitió que hubiera pluralidad en el Congreso y esto se manifiesta en que en las dos Cámaras haya partidos diferentes”, comentó el experto mexicano.
El Pacto por México es un acuerdo político nacional que se firmó el 2 de diciembre del 2012. En él participaron los líderes de las tres principales fuerzas políticas del país: PRI, PAN y PRD. Este acuerdo tiene por objetivo promover reformas estructurales desde el consenso.
“A diferencia de Vicente Fox y de Felipe Calderón, que siempre tuvieron una gran falta de habilidad para ponerse de acuerdo con el Congreso en reformas importantes, en estos meses el gobierno de Peña Nieto ha demostrado lo contrario, ha tenido una importante operación política dentro de los partidos más importantes. No hay que regatearle esto a Peña Nieto pero lo gran incógnita es por qué esta gran capacidad de operación política no se está viendo en la popularidad del presidente”, dijo a UnivisionNoticias.com, José Luis León Manríquez, experto en política nacional de la Universidad Autónoma de México (UAM).
Martiarena lo explica así: “Siempre el PRI se alía con pequeños partidos y con el PAN para obtener esa mayoría y ese apoyo a las reformas, no hay consenso en sí. Las izquierdas tienen otro proyecto de nación que no siempre encajan en reformas energéticas, salario, el problema educativo”, comentó.

León Krauze habla con Enrique Peña Nieto sobre los cambios que se aproximan a raíz de la reforma energética.

Los expertos coinciden en que pese a la euforia de las reformas, Peña Nieto ha dejado en el olvido y con un saldo negativo áreas como la de seguridad, el crecimiento económico y la generación de empleos.
En materia de seguridad, aunque el número de homicidios dolosos en los primeros 20 meses de su mandato bajó 21% en comparación con los últimos 20 meses de su antecesor Felipe Calderón, la cantidad de secuestros aumentó en un 15% y el de las extorsiones se elevó en 24%, según los datos publicados por el propio gobierno.
“Es un rezago total, la seguridad debe de ser un tema prioritario de la misma manera que una reforma estructural. La inseguridad que vive el país ha deteriorado completamente el tejido social y económico. Cada vez la gente se arma más y hace justicia por mano propia para defenderse de los delincuentes. Obligas a la gente a delinquir, a hacer actividades poco lícitas porque las alternativas de trabajo, de vida, son cada día mínimas”, recalcó Martiarena.
La violencia se presenta como un problema persistente y se extiende a cada vez más zonas como por ejemplo el municipio de Atlacomulco, en el Estado de México, de donde es oriundo Peña Nieto o al Valle de Bravo y se recrudece en Tamaulipas, Veracruz, Chiapas y el mismo DF.
“Se han tomado algunas acciones pero no las suficientes. Por ejemplo en Michoacán ha tenido algún éxito la intervención del Estado, pero en el resto del país hay muchos focos rojos donde la violencia es un hecho persistente”, comentó León Manríquez.
Como respuesta y como promesa de campaña, Peña Nieto advirtió que lanzaría la Gendarmería Nacional, cuyo banderazo lanzó hace un par de semanas. Aseguró en su presentación que esta estrategia anticrimen ha permitido reducir los homicidios, los secuestros y las extorsiones de manera "sensible".
“Es un proyecto añejo en México. Es una copia de otros modelos que hay en otros países como es el caso de Chile o Colombia y es cuando la Policía Federal comienza a tener funciones de Gendarmería nacional.
Desafortunadamente, el número de gendarmes nacionales no son los suficientes para abarcar todo el país. Esto nos lleva a un primer obstáculo, que tenemos cerca de medio millón de policías municipales y estatales y no llegamos a al menos 10 mil policías de la Gendarmería nacional”, explicó Iñiguez.

El alguacil de Maricopa, Arizona, dijo que la Patrulla Fronteriza debería trabajar también de lado mexicano.

Para Manríquez, es una manera de fortalecer a las policías que han sido perpetradas por el crimen organizado. “No es una mala idea pero tampoco me parece una solución al problema de la inseguridad. Pasa por la reestructuración del tejido social, por un cambio de valores donde los modelos aspiracionales de los jóvenes no sean ser secuestradores o líderes del crimen organizado”, dijo.
En el área económica, Peña Nieto tenía previsto un crecimiento del 4% para el 2014 del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, el Banco de México ya anticipó que se cerrará el año con un crecimiento del 2.7%
“No hay problemas financieros serios, el gobierno tiene mucho dinero, hay una decisión fiscal de aumentar la recaudación. Hace algunos días el director del Banco de México, Agustín Cartens, informó que las reservas ascienden ya a 65 millones de dólares pero vemos que se está tardando en ser aplicadas a la economía. El problema central del gobierno de Peña Nieto es el crecimiento económico”, dijo León Manríquez.
“El país sigue estancado. Los indicadores que da el Banco de México son claros: México no ha llegado al 2% de crecimiento anual. Hablamos de un estancamiento económico, una recesión, falta de empleo y todo eso magnifica a la pobreza, la inseguridad, y el malestar social que se ve en el país”, profundizó Iñiguez.
En la página web de la Presidencia de México se destacan algunos datos que son revelados en este Segundo Informe de Gobierno.
Algunos de ellos son la puesta en marcha de 23,009 escuelas de tiempo completo, los más de 3 millones de beneficiados de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y los 4.7 millones de mujeres con seguro de vida para jefas de familia.
Este lunes, el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, entregó el Segundo Informe de Gobierno al Congreso. Al siguiente día, Enrique Peña Nieto dará un mensaje a la nación desde Palacio Nacional. Asistirá el gabinete y algunos gobernadores, empresarios y diplomáticos, entre otros.
En sus distintos spots, Peña Nieto dice que el país ya no es el mismo de antes y que es un “México que se atrevió a cambiar”.  Los expertos coinciden en parte. Conceden en que se han logrado avances, pero todos destacan que aún falta mucho por hacer.
©Univision.com
Comentarios