Detienen a más de 100 inmigrantes en una manifestación por la reforma migratoria

Univision.com | Aug 28, 2014 | 6:55 PM

SIGUIENTE:

Manifestantes marcharon en Washington, DC pidiéndole al Presidente Obama una acción sobre el tema migratorio.

Por Jorge Cancino
“Sabemos que ya es imposible la reforma migratoria pero sabemos que el Presidente puede actuar”
Cientos de activistas e inmigrantes, con y sin papeles, marcharon en Washington DC para pedirle al presidente Barack Obama dos cosas: que pare las deportaciones y tome acciones ejecutivas para aliviar el calvario de 11 millones de indocumentados.
"Estoy nerviosa pero no tengo miedo. Ya lo perdí y por eso estoy participando este día", dijo a UnivisionNoticias.com una inmigrante indocumentada que lleva más de nueve años en Estados Unidos y que solo se identificó como Maya.
Maya explicó que decidió participar en la marcha "porque en cualquier momento puede venir la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE, en inglés), detenerme y separarme de mi hija. Yo no quiero que eso pase. Quiero que el Presidente ponga un alto a todo esto y cambie las cosas".
La hija de Maya tiene seis años y es ciudadana estadounidense. Como ella, entre 4.5 y 5 millones de niños estadounidenses hijos de padres indocumentados viven la misma agonía, según información del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el principal grupo hispano de Estados Unidos.
"Haré desobediencia civil y me dejaré arrestar en representación de los 11 millones de indocumentados", dijo Maya.
Más de 140 activistas corrieron esa suerte. Frente a la Casa Blanca, fueron detenidos durante un acto de desobediencia civil en el que le reclamaron a Obama que legalice "a la mayor cantidad de inmigrantes como le sea posible".
El director ejecutivo de la organización Casa Maryland, Gustavo Torres, dijo que el presidente "puede y debe" detener las deportaciones, que separan a familias enteras. "Pedimos a Obama un alivio justo y necesario para las comunidades de inmigrantes en el país", subrayó ante los manifestantes entre los que estaban jóvenes, madres, niños y familias enteras.
"Sabemos que ya es imposible la reforma migratoria pero sabemos que el Presidente puede actuar, él tiene el poder ejecutivo de cambiar las medidas como la Acción Diferida (DACA) y hacernos sentir más seguros con nuestros hijos", dijo Maya.
Convocados por varias asociaciones a nivel nacional, los activistas prorreforma se dirigieron esta mañana desde la sede del ICE a la Casa Blanca, donde protagonizaron el acto de desobediencia civil.
Los manifestantes se sentaron frente a la verja que rodea la residencia presidencial y fueron arrestados entre los aplausos de los centenares de personas que participaron en la marcha.
"Estoy dispuesta a dejarme arrestar porque ya llevo más de una década de estar por la reforma, de visitar oficinas de congresistas, de estar ayunando en carpas, de estar registrando votantes", dijo Susana Sandoval, de la organización "We Belong Together".
La activista, que viajó desde Chicago y trabaja con una red nacional de mujeres indocumentadas, afirmó que necesitan "presionar a la Administración para que cambie un sistema que ha fracasado".
Identificados con un brazalete negro atado en el brazo derecho, los activistas arriesgaron su libertad para exigir al Presidente que "actúe cuanto antes" y tome una acción que sea permanente, como la suspensión de las deportaciones.
Con lemas como "Si se puede" y "Obama, escucha, estamos en la lucha", las asociaciones de activistas unieron sus voces a favor de legalizar a los más de 11 millones de indocumentados que se calcula que hay en el país, dada su gran contribución económica, enfatizó el portavoz del sindicato Trabajadores de Estadios Unidos, Larry Cohen.
Así mismo, los activistas recordaron el poder de los inmigrantes en las urnas. "Ayunamos por la reforma migratoria, marchamos por la reforma migratoria, votamos por la reforma migratoria", recordó Rudy López, de Fast for Families, que señaló que "cada día que se pasa más familias son separadas".
Algunos activistas pidieron al Presidente ampliar el programa para proteger a más gente de las deportaciones, como se ha hecho con DACA para los jóvenes estudiantes que cumplen ciertos requisitos, pero para otros eso es insuficiente y le exigen que emita una orden ejecutiva para suspenderlas totalmente.
Para Abel Núñez, director ejecutivo de Central American Resource Center (CARECEN), quienes se congregaron frente a la Casa Blanca son "un recordatorio para él (Obama) de lo que nuestra comunidad quiere. Y queremos asegurar que cumple la promesa que nos ha dado de que va a mejorar la vida de los inmigrantes".
"Es nuestra capacidad política de forzarle a tomar esta acción porque somos votantes, somos ciudadanos, por lo tanto como ciudadanos le estamos pidiendo que lo haga", subrayó.
Con más de 52 eventos celebrados durante el mes de agosto en todo el país, este acto de desobediencia civil en la capital estadounidense culmina las movilizaciones para presentar estas demandas y ejercer presión ante el esperado anuncio de medidas ejecutivas por parte de Obama, previsto para finales del verano.
Entre las personas que se dejaron arrestar hubo religiosos, abogados e indocumentados, explicó Susana Flores, vocera de Casa Maryland a UnivisionNoticias.com. “Llamamos pacíficamente la atención sobre la urgencia para que el Presidente tome acción tal y como lo prometió en junio”.
El 30 de junio Obama había dicho que el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes no debatiría ni sometería a votación en 2014 la reforma migratoria que aprobó el Senado el 27 de junio de 2013, y anunció que actuaría solo para reparar el sistema migratorio que se encuentra “roto”. Y prometió que lo haría antes de que termine el verano.
Obama reiteró que había solicitado a los secretarios de Justicia y Seguridad Nacional, Eric Holder y Jeh Johnson, respectivamente, que elaboraran una lista de acciones que pudiera ejecutar, aunque no dijo cuándo las anunciaría.
“Ya es tiempo de conocer qué medidas tomará el Presidente”, dijo a UnivisionNoticias.com Núñez de CARECEN. “Por eso estamos marchando, para decirle al gobierno que estamos esperando una respuesta”, agregó.
“Estamos claros que en estos momentos lo único que puede hacer el Presidente es extender la Acción Diferida o algo similar. Él no puede legalizar a nadie, para eso se necesita el Congreso pero el Congreso no hizo nada”, dijo el activista.
La Acción Diferida es una medida discrecional que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) tomó el 15 de junio de 2012. El programa detiene las deportaciones de dreamers que tienen menos de 31 años, están en Estados Unidos desde antes del 15 de junio de 2007 y entraron al país antes de cumplir 16 años, entre otros requisitos.
Susana Flores dijo que “Casa Maryland ha participado en al menos tres reuniones con el consejo político que recoge las recomendaciones que Holder y Johnson le entregarán al Presidente”, pero no les han anticipado cuáles serán las medidas.
Entre las recomendaciones hechas por Casa Maryland se incluye la ampliación de DACA para proteger a los niños de la frontera, padres de familia de ciudadanos estadounidenses y todos los indocumentados que están trabajando en el país. “En total consideramos que el presidente puede proteger a 7 de los 11 millones de indocumentados”, dijo Flores.
En los primeros cinco años de la Administración Obama, ICE ha deportado a más de 2 millones de indocumentados. El DHS asegura que la mayoría tenía antecedentes criminales pero las organizaciones proinmigrantes insisten que entre seis y siete de cada 10 deportados no constituían una amenaza para la seguridad nacional.
"La causa de los inmigrantes es la nueva lucha de los derechos civiles en los Estados Unidos", aseguró Alma Couverthine, también de Casa Maryland a la agencia EFE.
“Las acciones ejecutivas reconocerán el aporte de los trabajadores inmigrantes a la economía de Estados Unidos”, dijeron los organizadores de la protesta.
Los republicanos advirtieron que rechazarán las medidas que anuncie el presidente. El martes, el Senador Marco Rubio (Florida) dio a conocer una carta que le envió al Presidente en la que le pide que no actúe unilateralmente con el tema de los indocumentados.
Entre los asistentes a la protesta se incluyen representantes de de la AFL-CIO, la Alianza para la Ciudadanía, Causa Oregon, el Centro para la Democracia Popular, El Centro de Igualdad y Derechos de Nuevo México, el Servicio Mundial de Iglesias, CHIRLA, Dreamer Moms USA, Mujeres Haitianas de Miami, Fair Immigration Reform Movement, Florida Immigrant Coalition, Red de Acción Franciscana, la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y refugiados, Judíos Unidos por la Justicia, Sisters of Mercy, Discípulos de Cristo y UNITE HERE, entre otros.
©Univision.com
Commentarios