Obama anuncia 19 acciones ejecutivas para mejorar la salud mental de los veteranos

EFE | Aug 26, 2014 | 2:50 PM
El presidente Barack Obama anunció el martes acciones ejecutivas para mejorar la salud mental de los veteranos de guerra (excombatientes), en un esfuerzo por revitalizar la atención a ese sector ante los "fallos sistémicos" que, según la Casa Blanca, han mermado el sistema sanitario del Departamento de Veteranos.
“Es una señal de fuerza. Habla con un amigo, llama por teléfono. No estás solo.”
En un discurso ante la American Legion, la mayor organización de veteranos del país, Obama anunció 19 acciones ejecutivas respecto a los excombatientes, cuya demanda de atención médica se ha disparado a medida que regresaban de las guerras en Irak y Afganistán, según adelantó la Casa Blanca.
Entre las medidas está la inversión de más de $113 millones para investigar cómo mejorar los tratamientos para el Trastorno por Estrés Postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), uno de los más extendidos entre los excombatientes, y prevenir el suicidio.
De esa cantidad, el Pentágono aportará $78.9 millones a través de su proyecto de Investigación Avanzada en Defensa para "desarrollar neurotecnologías mínimamente invasivas que puedan ayudar a tratar" el PTSD y otras dolencias, y el Departamento de Veteranos invertirá $34.4 millones en un estudio de prevención del suicidio.

McDonald sustituirá a Eric Shinseki, quien renunció hace un mes por un escándalo en los centros de atención.

"Tenemos que acabar con esta tragedia de suicidios entre nuestras tropas y veteranos. No podemos quedarnos sin hacer nada ante esta tragedia", dijo Obama ante la convención anual de la Legión Estadounidense en Charlotte, Carolina del Norte.
Otra de las medidas consiste en inscribir automáticamente a todos los militares que abandonen el servicio, y que estén recibiendo cuidados para su salud mental, en un programa de transición del Pentágono que facilita la transición a un equipo médico en el Departamento de Asunto de Veteranos.
Además, Obama anunció un nuevo programa piloto para ampliar el apoyo comunitario a los veteranos con problemas de salud mental, y en cuanto a la prevención de suicidios, medidas para alentar la seguridad en el manejo de armas y reducir el riesgo de sobredosis.
"Lo más importante que vamos a hacer es seguir diciendo alto y claro a cualquiera que lo esté pasando mal allá fuera, que no es una señal de debilidad pedir ayuda. Es una señal de fuerza. Habla con un amigo, llama por teléfono. No estás solo", señaló Obama.

Una auditoría de centenares de hospitales para veteranos confirmó que miles de pacientes están en espera.

La American Legion lideró la campaña que pedía la dimisión del secretario de Asuntos de Veteranos, Eric Shinseki, a raíz de un escándalo sobre las largas listas de espera en los hospitales de excombatientes que supuestamente contribuyeron a unas 40 muertes.
Shinseki dimitió finalmente a finales de mayo, pero la American Legion consideró que su renuncia no era "una solución" al problema del Departamento de Veteranos, que según un informe independiente sufre "serios y sistémicos" problemas en el tratamiento médico de sus pacientes.
Obama aseguró hoy que el escándalo de la manipulación de listas de espera en hospitales de excombatientes es "inexcusable", pero prometió que está estableciendo una "nueva cultura de rendición de cuentas" en el Departamento de Asuntos de Veteranos.

Un empleado de un centro de atención para veteranos habló con Univision sobre las irregularidades que existen.

"El mal comportamiento que hemos visto en demasiadas instalaciones, con largas listas de espera, veteranos a los que se negaba la atención médica y gente que manipulaba los registros, es indignante e inexcusable", dijo.
La cultura dentro de la red hospitalaria de la agencia, el mayor sistema de sanidad pública del país, ha sido señalada como la culpable de que encargados de gestionar las listas de espera ocultaran retrasos para no perder el derecho a bonificaciones.
La Casa Blanca reconoció, en un informe oficial publicado a finales de junio, que existe una "cultura corrosiva" en la división del Departamento de Veteranos encargada de proporcionar cuidados médicos, que llevó a que algunos encargados de las listas de espera ocultaran retrasos para no perder el derecho a bonificaciones.
"Tenemos muy claros los problemas que sigue habiendo (en el Departamento). Y esos problemas requieren que volvamos a ganar la confianza de nuestros veteranos y lograr un VA más eficiente y que verdaderamente tenga a los veteranos como prioridad. Y no estaré satisfecho hasta que eso ocurra", subrayó Obama.
©EFE
Comentarios