México sabía desde hace más de dos años sobre el aumento de niños migrantes

Univision.com y Agencias | Aug 18, 2014 | 5:00 PM
El gobierno mexicano estaba enterado desde hace más de dos años del aumento considerable de niños que migran a Estados Unidos, un fenómeno que actualmente es considerado como una emergencia humanitaria.
“Menores fueron utilizados por parte del crimen organizado para realizar actividades ilícitas”
Así lo indica un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el nombre de "Derechos humanos de los migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México" que fue elaborado en base a la gira de una delegación de la CIDH entre julio y agosto de 2011 por varios puntos del territorio mexicano y detalla los delitos que sufren los menores que migran solos, sobre todo desde Centroamérica.
En su informe, la CIDH se muestra también preocupada por "la falta de datos sobre delitos y violaciones" a los menores que viajan solos y de forma clandestina a lo largo de México hasta llegar a la frontera con Estados Unidos, de más de 3,000 km.
Ese organismo pidió desde entonces al gobierno mexicano "adoptar medidas especiales de protección" para ese sector y "revestir la suficiente especialidad derivada de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra".

Así vive un joven migrante dentro de un refugio en México

Foto 1 de
González consideró que el problema no fue atendido con oportunidad en este país porque nunca "ha tenido una política sistemática" para proteger a los emigrantes, aunque en los últimos años haya hecho modificaciones legislativas en la materia.
"En general en la práctica ha sido una actitud reactiva", consideró.
Abusos verbales, físicos, robos, extorsión, son algunos de los delitos que sufren los menores en su paso por México.
Los delegados recibieron informes sobre casos de menores que incluso fueron "utilizados por parte del crimen organizado para realizar actividades relacionadas con el tráfico de personas o el trasiego de drogas".
"A la Comisión le preocupa que tanto el Instituto Nacional de Migración, la sociedad civil y organismos internacionales coinciden en que ha habido un incremento del número de menores no acompañados que migran hacia o a través de México", indica en su informe la CIDH, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).
La crisis humanitaria que comenzó como un rumor
Tras la presentación del informe, el relator especial sobre los Trabajadores Migratorios de la CIDH, Felipe González, dijo que la cantidad de menores migrantes que viajan solos se incrementó, en especial este año, por un rumor dispersado por traficantes de personas.
"Corrió la noticia de que hasta el mes de junio de este año tendrían la posibilidad los niños indocumentados no acompañados de ir a Estados Unidos y tener asilo", expuso el relator.
Influyó en ese fenómeno también "el incremento en los niveles de violencia en los Estados de origen: Guatemala, El Salvador y Honduras", desatadas en algunos casos por pandillas como las 'maras', apuntó.
Para la elaboración del informe, la delegación de la CIDH se entrevistó con organizaciones civiles y funcionarios, que relataron varias medidas oficiales ante la migración de menores que viajan sin la compañía de un adulto, como la instalación de módulos especiales en los centros de detención para indocumentados.

Para garantizar el derecho a la educación, los colegios se alistan para recibir a menores que no hablan inglés.

Pero la CIDH considera que su detención "no debería proceder", dijo González, dada su condición de menores.El incremento de la migración de menores ha generado en los últimos meses una crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos.
Las autoridades de Texas (centro-sur de EEUU) se vieron desbordadas en junio ante el repunte de llegadas, que saturaron los centros de detención y obligaron el traslado de centenares de indocumentados a otras dependencias en el país. En este estado se han desplegado unos 1.000 soldados de la Guardia Nacional para contener la migración.
Según datos oficiales, al menos 61,581 niños y adolescentes procedentes de Centroamérica y México fueron detenidos entre octubre de 2013 y julio pasado tras cruzar la frontera de Estados Unidos.
El propio papa Francisco alertó en julio sobre la "emergencia humanitaria" que supone el incremento de los niños emigrantes y reclamó medidas urgentes para protegerlos.
Se calcula que alrededor de 140,000 emigrantes ingresan cada año a México por su frontera con Guatemala, desde donde toman de forma clandestina un tren de carga conocido como "La Bestia" para atravesar el país en ruta hacia Estados Unidos, afrontando la amenaza de caídas y de asaltos del crimen organizado que acecha sus rutas.
Operativos en La Bestia, la estrategia de México
Con operativos coordinados en sitios estratégicos y ocho filtros de contención migratoria, el gobierno de México emprendió su plan para evitar que los migrantes centroamericanos aborden el tren conocido como La Bestia.

México tomó algunas medidas para evitar que puedan viajar en La Bestia poniendo en riesgo sus vidas.

Para llevar a cabo la operación, las autoridades federales invertirán mil 500 millones de pesos en la rehabilitación de las vías para aumentar la velocidad de La Bestia y su capacidad de carga. También se contempla la compra de equipo de vigilancia del convoy y de vehículos.
Asimismo se contempla agilizar el retorno inmediato de los migrantes asegurados en los operativos y para ello se mantendrá comunicación permanente con los consulados de Honduras, Guatemala y El Salvador.
©Univision.com y Agencias
Commentarios