La Guardia Nacional es movilizada a Ferguson tras los violentos disturbios

Univision.com y Agencias | Aug 17, 2014 | 10:51 PM

SIGUIENTE:

El gobernador Jay Nixon desplegó a la Guardia Nacional para contener a la multitud que protestaba.

Batalla campal en las calles de Saint Louis

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, ordenó durante la madrugada del lunes que la Guardia Nacional se encargara de restablecer la paz en Ferguson tras una escalada de violencia que terminó en tiroteos, detenciones y acusaciones de "agresiones premeditadas" por parte de algunos manifestantes, que se sospecha, son externos a la comunidad de Saint Louis.
“Los manifestantes pasaron por alto el toque de queda y se enfrentaron violentamente con la policía”
Las protestas que iniciaron tranquilas el domingo se transformaron en batallas campales durante la noche cuando manifestantes dispararon contra los oficiales, les lanzaron cócteles molotov, saquearon locales comerciales y llevaron a cabo un intento "coordinado" para bloquear carreteras y desestabilizar el centro de mando de la policía, que respondió con gases lacrimogenos y arrestos.
La orden ejecutiva para desplegar a la Guardia Nacional firmada por el gobernador, quien ya había relevado a la Policía local por la Patrulla de Carreteras estatal, aseguró que la medida pretende restablecer la paz y el orden, así como proteger a los ciudadanos de Ferguson.
"Condenamos estas actividades criminales, incluidos los tiroteos contra las fuerzas de seguridad y los civiles así como el lanzamiento de cocteles molotov, los saqueos y los intentos de bloquear carreteras y asaltar el puesto de mando unificado", señaló un comunicado oficial.
Los manifestantes pasaron por alto el toque de queda que había sido ordenado por el gobernador Nixon el sábado por la noche y fraguaron actos violentos el mismo día en que los familiares del joven afroamericano, muerto el pasado 9 de agosto, hicieron un llamado a la paz en Ferguson.

SIGUIENTE:

En el segundo día de toque de queda en Ferguson, se registraron más disturbios entre policías y manifestantes.

Nixon sostiene que estos actos violentos no contribuyen a la causa de la familia ni a la memoria de Michael Brown, quien según una autopsia privada revelada por The New York Times recibió seis disparos por parte del oficial Darren Wilson, dos de ellos en la cabeza y cuatro en el brazo derecho, lo que ha desatado los disturbios en un caso supestamente motivado por una cuestión racial.
La respuesta policial a las protestas, con un despliegue de agentes y vehículos con apariencia militar, enardeció aún más a los manifestantes y el pasado sábado fue decretado el toque de queda en la localidad, donde el domingo fueron detenidas siete personas y una fue hospitalizada en estado crítico.
Nixon lamentó la divulgación de un video que reavivó las protestas el jueves
La organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) envió a dos representantes a Ferguson para estudiar la respuesta policial a las protestas y reunirse con miembros de la comunidad, así como con autoridades locales y del estado de Missouri, al que pertenece la ciudad, para documentar los recientes sucesos.
Tras una relativa calma después de que el jueves Nixon decidiera transferir la supervisión de las protestas a la Patrulla de Caminos, con el capitán afroamericano Ron Johnson al frente, quien ha tenido un papel conciliador, la publicación de un video en el que supuestamente se ve a Brown participando en un robo causó indignación y nuevos incidentes.
Nixon lamentó este domingo la divulgación del video, que vio la luz el mismo día en que se hizo pública la identidad del policía que disparó a Brown, y consideró que tuvo un efecto "incendiario" y reavivó las protestas.
"Menospreciar la reputación de la víctima en medio de un proceso como este no está bien", dijo en otra entrevista con el programa "Meet the Press" de NBC, en el que aseguró que ni él, ni la Patrulla de Carreteras, ni las autoridades federales sabían que la Policía local iba a difundir el video.
Asimismo, el gobernador aseguró que se hará una investigación exhaustiva de la muerte de Brown y recordó que el Departamento de Justicia envió a 40 agentes del FBI para recoger testimonios de lo sucedido: "Tenemos que hacer esto bien".
"Es evidente que la muerte de un joven de 18 años por el arma de un agente es algo delicado, no sólo aquí en Missouri, sino en todo el país y en el mundo, y es importante que lo resolvamos bien", agregó.
Piden justicia pero llaman a la paz
Familiares, amigos y ciudadanos de Ferguson pidieron este domingo justicia en un acto en el que el líder de la comunidad afroamericana, el reverendo Al Sharpton, y Martin Luther King III, hijo del activista de los derechos civiles, pidieron paz, unidad y un mayor acercamiento de la Policía a la comunidad afroamericana.
"Nuestros departamentos de policía necesitan relaciones humanas diversidad y entrenamiento de sensibilización", dijo Luther King ante la mirada de los padres del joven, Lesley McSpadden y Michael Brown, quien lució una camiseta negra con una foto de su hijo en la que se leía "No justicia. No paz".
El fiscal general, Eric Holder, ordenó que personal médico federal realice una segunda autopsia al cuerpo del joven, "debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown", según informó el portavoz del Departamento de Justicia, Brian Fallon, en un comunicado.
El portavoz dijo que la autopsia se efectuará "lo antes posible", al tiempo que indicó que los funcionarios del Departamento de Justicia que trabajan en el caso también tendrán en cuenta el examen realizado por las autoridades estatales para su investigación.
El abogado de la familia, Anthony Gray, consideró esta acción una señal "alentadora" de que la investigación independiente está avanzando "y eso es lo que la familia quería", afirmó.
¿Cómo se dieron los enfrentamientos durante la noche?
Dos horas antes de que el toque de queda impuesto por el gobernador de Missouri diera inicio en la ciudad de Ferguson, algunos manifestantes lanzaron cócteles molotov contra la policía y los oficiales respondieron con gases lacrimógenos.
Un día de protestas pacíficas se convirtió en una noche de enfrentamientos donde oficiales dispararon gases lacrimógenos contra una multitud de cientos de manifestantes que marchaban de forma pacífica hacia un puesto de mando de la policía la noche del domingo y golpearon a un manifestante desafiante con balas de goma. No obstante, la versión de la policía del condado de St. Louis, refiere que varios manifestantes lanzaron bombas molotov hacia los oficiales y ellos respondieron con gases lacrimógenos.

SIGUIENTE:

El fiscal Eric Holder ordenó realizar una nueva autopsia al cuerpo de Michael Brown a petición de familiares.

Imágenes mostradas en vivo por diversas cadenas de televisión dejaron ver unidades de la policía antimotines recorrer las calles lanzando gases lacrimógenos con el objetivo de que los manifestantes que se reunieron con pancartas para exigir justicia por la muerte de Michael Brown, retrocedieran y se dispersaran.
La mayoría de los manifestantes son afroamericanos desafiando a la policía. La escena dista mucho de lo que se vivió horas antes en una iglesia abarrotada donde cientos de personas se reunieron para una manifestación de dos horas exigiendo justicia para Michael Brown.
Ferguson ha sido el escenario de enfrentamientos violentos entre manifestantes y la policía desde el 9 de agosto, cuando Oficial Darren Wilson disparó y mató Michael Brown.
©Univision.com y Agencias
Comentarios