Obama interrumpe sus vacaciones y regresa a Washington antes de lo previsto

Univision.com y Agencias | Aug 17, 2014 | 11:48 AM

Los motivos de la urgencia no han sido revelados

El presidente Barack Obama regresó a Washington, en compañía de su hija mayor Malia, poco después de la medianoche del lunes luego de anunciarse que interrumpiría sus vacaciones en Martha's Vineyard, Massachusetts, para reunirse con el vicepresidente Joe Biden y otros asesores.
“Pienso que es justo decir que hay, por supuesto, situaciones complicadas en el mundo”
La razón exacta para el regreso de Obama no fue revelada por la Casa Blanca, aunque parecía encaminada a contrarrestar las críticas de que el presidente disfrutaba la playa y jugaba golf en medio de tantas crisis.
Su regreso a Washington había sido planeado antes de que el ejército de Estados Unidos comenzara a atacar objetivos en Irak y antes de los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en Ferguson, según The Associated Press.
Obama tiene agendadas para este lunes reuniones sobre ambos temas, aunque está previsto que regrese a Martha's Vineyard el martes por la noche donde se quedaría hasta el fin de semana.
La situación en Irak, en Missouri y otros temas internacionales ya habían hecho que las vacaciones de Obama fueran de trabajo. El mandatario informó públicamente sobre las acciones militares estadounidenses en Irak y comentó sobre la situación en Ferguson, Missouri. Instó a los líderes mundiales a debatir la situación tensa entre Ucrania y Rusia, como también entre Israel y Hamas.
"Pienso que es justo decir que hay, por supuesto, situaciones complicadas en el mundo, y por eso han visto al presidente mantenerse activo", dijo el vocero de la Casa Blanca Eric Schultz.
Antes de su salida nocturna de la isla, el presidente había pasado un domingo tranquilo, jugó un partido de golf (su actividad más frecuente en vacaciones), luego asistió a un concierto de jazz y remató con una cena en compañía de la primera dama Michelle Obama.
El presidente también asistió a una fiesta de cumpleaños de la esposa del asesor demócrata Vernon Jordan, donde se encontró con el expresidente Bill Clinton y la exsecretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton.
Justo cuando Obama llegaba días atrás a Martha's Vineyard, se publicó una entrevista con Hillary Clinton donde formuló algunas de sus críticas más enérgicas a la política exterior de Obama, recuerda la AP.
La exprimera dama y posible candidata presidencial en 2016 prometió que todo se arreglaría con un abrazo cuando se encontrasen en la fiesta de Jordan. Como no se admitió el ingreso de la prensa, no se sabe si hubo abrazos o no. Pero la Casa Blanca dijo que el presidente bailó casi todas las piezas.
Missouri lo pone en una situación incómoda
Por otro lado, los disturbios en Missouri han vuelto a obligar al primer presidente afroamericano de Estados Unidos a hilar fino en sus declaraciones sobre un incidente racial para no aumentar la polarización en el país, en un nuevo ejemplo de su compleja relación con los asuntos de raza.
Presionado durante días para hablar públicamente sobre el asesinato del joven negro Michael Brown Obama ofreció el jueves un discurso particularmente cauto, tibieza contrasta con la pasión con la que declaró, hace apenas un año, que otro joven afroamericano asesinado en Florida,Trayvon Martin, podría haber sido él mismo hace 35 años.
"El presidente Obama ha tenido la oportunidad, muchas veces, de usar su posición de poder para impulsar una conversación productiva sobre la raza; y ha elegido no hacerlo", dijo a Efe un profesor de estudios afroamericanos en la Universidad Duke, Mark Anthony Neal.

En el segundo día de toque de queda en Ferguson, se registraron más disturbios entre policías y manifestantes.

Para Andra Gillespie, experta en la relación entre raza y política, el asunto es más complejo, porque la "posición única" de Obama como presidente negro genera una "expectativa tácita de que se pronunciará sobre cualquier chispazo racial" en el país, con el riesgo de polarizar más a la población en momentos de tensión.
"Los comentarios de Obama sobre las protestas en Ferguson reflejaron esa presión de decir algo sobre un asunto racial, pero también tenía que pronunciarse en contra de la agitación civil", señaló a Efe la experta de la Universidad de Emory (Georgia). 
©Univision.com y Agencias
Comentarios