Congresista demócrata insiste en deportar a los niños migrantes

Univision.com | Aug 13, 2014 | 3:36 PM

SIGUIENTE:

La ley aprobada en 2008 estipula dar protección legal a los inmigrantes y hacer frente a la trata de personas.

El representante Henry Cuellar (demócrata por Texas) dio a conocer una carta que le envió al presidente Barack Obama donde le pide una reunión y convencerlo que agilice la deportación de niños migrantes.
“Un programa piloto en 28 estados para darles asesoría legal gratis y proteger el debido proceso.”
La misiva fue enviada el 8 de agosto y el congresista dijo que no había tenido respuesta.
El legislador de Texas ha insistido en que el gobierno debe deportar cuanto antes a los más de 56 mil niños centroamericanos detenidos por la Patrulla Fronteriza en lo que va del año fiscal 2014.
También quiere que se cambie la ley Wilberforce de 2008 sobre tráfico humano que impide la deportación inmediata de niños solos indocumentados que no que no sean de países fronterizos (México o Canadá), quienes deben ser enviados a centros de detención y sus casos ventilados ante una corte de Inmigración para que sea un juez quien decida el futuro en Estados Unidos.

SIGUIENTE:

El abogado de Inmigración Ezequiel Hernández, responde las preguntas más comunes para los familiares de los niños inmigrantes.

“No hacer nada no es una opción”, dijo Cuellar el martes en momentos en que el Congreso se encuentra en receso de verano y dejó inconcluso la aprobación de fondos de emergencia para tratar la crisis.
En julio Obama pidió al legislativo $3,700 millones para enfrentar la crisis. Parte del dinero se iba a destinar a los procesos judiciales de los niños centroamericanos, entre ellos un programa piloto en 28 estados para darles asesoría legal gratis y proteger el debido proceso.
El Senado respondió con una oferta de $2,700 millones que la Casa Blanca aceptó pero los republicanos de la Cámara Baja respondieron, a último minuto, con una iniciativa de $694 millones. El Senado, controlado por los demócratas, rechazó el plan.
Cuellar ha criticado al presidente por el cambio de postura con la ley de 2008. Dice el congresista que en junio la Administración apoyó cambios a la ley de 2008 pero que, por presiones de su partido, cambió de opinión.

SIGUIENTE:

La abogada Jessica Domínguez, nos comenta los pasos a seguir para defender el caso de deportación ante las autoridades.

El legislador opina que la ley de 2008 es la principal causa que motivó la crisis migratoria y que un cambio solo afectaría al 20% de los menores que cruzan indocumentados, quienes deben ser repatriados a sus familias.
“Los adultos y familias conforman el 80% restante”, dijo. “La inmigración indocumentada es un problema más grande que requerirá fondos y cambios de política”, argumentó.
A mediados de junio Cuéllar, junto al senador John Cornyn (republicano de Texas), propuso cambiar la ley Wilberforce, iniciativa que no comparte el resto de congresistas demócratas.
El gobierno ha señalado que todos los niños migrantes arrestados en la frontera están en proceso de deportación y que sólo unos cuantos podrían quedarse en el país si ganan sus casos de asilo.
La propuesta Cuellar-Cornyn recomienda que los menores no acompañados se presenten ante un juez de inmigración en un plazo de siete días después que hayan sido procesados por el Departamento de Salud, y que si no cumplen con los requisitos para quedarse en el país sean deportados.

SIGUIENTE:

La administración trata de evitar que las críticas cuestionen cuánto dinero paga por ellos el gobierno.

También proponen nombrar 40 nuevos jueces de inmigración para sumarlos a los 260 existentes y agilizar los procesos. Los 260  jueces están repartidos en 59 tribunales y hasta antes de la crisis, en junio, manejaban unos 375,503 casaos.
El 29 de julio el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo sobre la Cuellar-Cornyn que algunas recomendaciones eran arbitrarias y rigurosas, como por ejemplo obligar a los jueces de inmigración procesar ciertos casos de niños migrantes en un plazo de siete días.
Earnest agregó que la formulación de políticas que fijan plazos arbitrarios a un sistema ya sobrecargado “sólo empeora el problema”, y señaló que a la Administración “le preocupa” que este tipo de sugerencias afectan el debido proceso y “desvíen importantes recursos” que luego pueden representar una amenaza a la seguridad nacional.
Cuellar integró la delegación del Caucus Hispano que a mediados de julio se reunió con Obama en para entregarle recomendaciones sobre acciones ejecutivas en materia de inmigración.
©Univision.com
Comentarios