Buscan a Rafael Caro Quintero en Los Ángeles

ImpreMedia Digital, LLC | Aug 11, 2014 | 12:38 PM

La DEA le sigue los pasos

Un anuncio espectacular sobre una de las autopistas más transitadas de Los Ángeles ofrece un pago de hasta $5 millones de dólares por información que conduzca al arresto del capo mexicano Rafael Caro Quintero, presunto asesino de un agente especial de la Oficina Antinarcóticos (DEA) en 1985.
“Es un anuncio rotatorio que hemos colocado en sitios de alta afluencia para que miles lo vean”
El letrero fue colocado el pasado 4 de agosto en la carretera interestatal 5, cerca de la avenida Slauson, en la ciudad de Montebello, una de las principales vías para quienes se dirigen a la frontera mexicana.
Ahí permanecerá hasta finales de septiembre, informó la oficina local de la DEA.

Al parecer, el líder del cartel de Guadalajara podría haber llegado a Venezuela.

En octubre, el cartel será instalado en la carretera 91, a la altura de la calle Alameda, en Compton. Del 5 de junio a principios de agosto, el espectacular se observó en la carretera 60, en Peck Road, en la ciudad de El Monte.
"Es un anuncio rotatorio que hemos colocado en sitios de alta afluencia vehicular con el objetivo de que miles de personas lo vean", explicó Vijay Rathi, vocero de la DEA en Los Ángeles.
Carteles similares han sido desplegados por la DEA en San Diego; Phoenix, en Arizona; y El Paso, en Texas. En éstos aparecen tres fotos del narco, desde su captura y hasta su reciente liberación en México, así como un correo electrónico y dos teléfonos para proporcionar la información que ayude a capturarlo.
¿Quién es Rafael Caro Quintero?
Caro Quintero, quien lideró al extinto Cartel de Guadalajara en la década de 1970, purgaba 28 años de una condena de 40 en una prisión federal en México, cuando un tribunal ordenó su liberación. Él es considerado un fugitivo por una corte federal en el Distrito Central de California, donde es acusado de secuestrar, torturar y asesinar al agente de la DEA, Enrique "Kiki"Camarena, en 1985.

En una carta al presidente Enrique Peña Nieto, el narcotraficante le dice que él ya pagó sus delitos y que ceda a las presiones de Washington.

"Caro Quintero fue el autor intelectual de este acto atroz y su inesperada liberación de una cárcel mexicana fue un golpe emocional y algo perturbador para los profesionales de la ley en ambos lados de la frontera", indicó Michele M. Leonhart, titular de la DEA, en un comunicado.
"El gobierno de Estados Unidos utilizará todas las herramientas necesarias, incluyendo el Programa de Recompensas de Narcóticos del Departamento de Estados [que financia la iniciativa], para traer a Caro Quintero ante la justicia", subrayó Leonhart.
Establecido por el Congreso en 1986, dicho programa de recompensas tiene el objetivo de poner tras las rejas a los narcotraficantes más buscados por la DEA.

En México, continúan buscando intensamente al capo del narcotráfico Rafael Caro Quintero, liberado el pasado 9 de agosto.

El pago de $5 millones incluso se ofrecía cuando Caro Quintero, de 61 años, se encontraba en una prisión federal en México. Poco después de la sorpresiva liberación del "Número Uno", las autoridades mexicanas arrestaron a Joaquín Guzmán Loera, presunto líder del cartel de Sinaloa.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios