África occidental intensifica su lucha contra el ébola

Univision.com y Agencias | Aug 10, 2014 | 5:23 PM
"Mamá, este brote es muy malo, tenemos miedo". Esas fueron las palabras que, entre lágrimas, dijeron a Nanah Kamara, empleada del consulado de Sierra Leona en Madrid, sus hijas desde un pueblo cercano a Freetown, capital de uno de los países más afectados por el brote de ébola.
“Mis hijas lloraban y yo también, no pueden moverse de casa”
Sierra Leona es junto a Liberia y Guinea Conakry uno de los países más afectados del brote del virus de ébola, que ha causado la muerte de alrededor de un millar de personas debido a las grandes deficiencias de sus sistemas de salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró el viernes que hay una situación de "emergencia pública sanitaria de preocupación internacional".
"Ayer estuvimos hablando hasta las doce de la noche. Mis hijas lloraban y yo también, no pueden moverse de casa", relató la madre, quien admitió, en declaraciones a Efe, "tener miedo" de que sus "niñas", como se refiere a ellas, se puedan contagiar.
Los médicos locales están abandonando los hospitales en los que trabajan por miedo a contagiarse, afirmó Kamara. Y la situación se ha extendido incluso a los centros sanitarios más importantes del país.
Por su parte, nuevos casos de ébola fueron detectados en la ciudad nigeriana de Lagos, la más poblada de África occidental, cuyas autoridades pidieron la ayuda de voluntarios para combatir esta epidemia que ha dejado casi mil muertos en la región y es ya una emergencia de salud mundial, según la OMS.
Con 13 casos confirmados, probables o sospechosos, y de los cuales dos fueron mortales, Nigeria, el mayor país de África, es el cuarto afectado por la epidemia, que por ahora sólo se concentra en Lagos, capital económica con más de 20 millones de habitantes.
Anuncian ayuda internacional para contener virus
Pero el interés por ayudar a contener el virus se despierta cada vez en más países, tal es el caso de China que anunció el envío de tres equipos de expertos de control de enfermedades a Guinea, Liberia y Sierra Leona para ayudar a combatir el virus que ya ha causado 961 muertes en África occidental.

La vacuna estaría lista para su aplicación y distribución el 2015, esto según la OMS.

Cada equipo estará compuesto por un epidemiólogo y dos especialistas en desinfección y prevención, indicó la Comisión Nacional de Planificación de Salud y Familia de China, según la agencia oficial Xinhua.
Todos los expertos forman parte del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y otras instituciones sanitarias de la potencia asiática. Esta es la primera vez que China ofrece asistencia a países extranjeros en respuesta a una emergencia pública sanitaria, dijo el director de CDC, Wang Yu, según Xinhua.
Wang añadió que los países del oeste de África se enfrentan a una severa escasez de medicinas y conocimiento de prevención de enfermedades y que necesitan urgentemente material y experiencia para frenar la epidemia.
Los expertos chinos entrenarán a trabajadores médicos locales en protección personal, desinfección y seguridad biológica, además de gestionar la distribución de los materiales enviados desde China.
La iniciativa china es en respuesta a la alerta de emergencia de salud pública internacional que emitió la Organización Mundial de la Salud (OMS) el viernes, cuando instó también a una mayor coordinación mundial para frenar la expansión del virus
Y es que la situación es cada vez más grave, pues nuevos casos de ébola fueron detectados en la ciudad nigeriana de Lagos, la más poblada de África occidental, cuyas autoridades pidieron este sábado la ayuda de voluntarios.
Con 13 casos confirmados, probables o sospechosos, y de los cuales dos fueron mortales, Nigeria, el mayor país de África, es el cuarto afectado por la epidemia, que por ahora sólo se concentra en Lagos, capital económica con más de 20 millones de habitantes.
Disminuye el miedo por posible contagio a otros países
Por su parte, el temor de una posible extensión del virus a otras regiones como Europa o América tiene en constante movimiento a las naciones algunas de las cuales ya adoptaron medidas para contener el virus en caso de contagio y detectar posibles casos dentro de sus territorios.
En Canadá, las autoridades anunciaron que las pruebas realizadas a un individuo hospitalizado en las cercanías de Toronto con síntomas similares a los de ébola, señalan que no está infectado con la enfermedad.
"Puedo confirmar que un reciente caso al que se le realizaron pruebas en el Laboratorio Nacional de Microbiología ha dado negativo a la enfermedad del virus del ébola", dijo en un comunicado el ministro de Sanidad de la provincia de Ontario, Eric Hoskins.

Ante el avance del virus del ébola en África, autoridades de salud decidieron declarar el estado de emergencia.

El paciente llegó el viernes a Canadá procedente de Nigeria con fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y malestar general, síntomas que son similares a los del ébola.
El individuo, cuya identidad no ha sido revelada, fue aislado inmediatamente tras su llegada en el Hospital Cívico de Brampton, a unos 40 kilómetros al noroeste de Toronto.
Tras el brote de SARS, las autoridades sanitarias canadienses pusieron en marcha una serie de protocolos en los puntos de entrada al país y el sistema hospitalario para tratar de evitar casos similares.
Asimismo, en España, los familiares del sacerdote español Miguel Pajares, enfermo del Ébola y repatriado desde Liberia expresaron su esperanza de que pronto surta efecto el suero experimental "ZMapp" con el que está siendo tratado en un hospital de Madrid.
En declaraciones a Efe, familiares del religioso confirmaron que este ya ha empezado a recibir el medicamento experimental importado el sábado desde Ginebra con la autorización del ministerio español de Sanidad para el Hospital Carlos III donde está ingresado.

Expertos explican lo que hay que hacer si alguien adquiere el virus, y qué tipo de contactos deben evitarse.

Los familiares de Pajares explicaron que el estado del sacerdote es "estable, no hay muchas novedades", y que están a la espera del efecto del suero experimental "con esperanzas".
"Ahora toca esperar, no se puede hacer otra cosa", dijo un familiar respecto a los posibles resultados del tratamiento en la evolución de la enfermedad.
Hasta ahora sólo han recibido ese medicamento experimental otros dos religiosos norteamericanos con ébola y hospitalizados en EEUU tras ser también repatriados desde Liberia.
La familia del religioso recordó que, por expreso deseo de Miguel Pajares, no se harán públicos los partes médicos sobre su evolución, por lo que pidió "respeto a esta decisión".
La última información sobre el estado del sacerdote apuntan a una estabilidad, ya que en las últimas horas el enfermo no ha tenido fiebre ni hemorragias, uno de los mayores riesgos del virus.
Miguel Pajares continúa aislado en una planta del Hospital Carlos III, donde se han habilitado tres habitaciones para su atención médica y la de la religiosa Juliana Bonoha, también repatriada desde Liberia pero que no se contagió del virus hemorrágico.
©Univision.com y Agencias
Commentarios