El gobierno considera “adecuado” detener a madres migrantes durante los procesos de asilo

ImpreMedia Digital, LLC | Aug 07, 2014 | 10:43 AM
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) confirmó el miércoles que tras revisar los casos considera "adecuada" la detención de madres centroamericanas con hijos menores de edad mientras apelan sus casos de asilo.
“Interactivo.”
Sin embargo, recalcó que éstas mantienen sus derechos de buscar asilo, apelar sus casos ante un juez de inmigración cuando se les ha negado el 'miedo creíble' y a buscar representación legal.
Funcionarios federales insisten que las migrantes reciben una oportunidad justa de pedir fianza ante jueces de inmigración y que la decisión, finalmente, depende de ellos.
Esto fue en respuesta a un artículo publicado el miércoles por La Opinión, en el cual se explicaba que el gobierno está argumentando ante los jueces de inmigración que liberar a las madres bajo fianza sería "una amenaza para la seguridad nacional".

Complicada situación de familias centroamericanas que llegan con niños a la frontera y pueden ser deportados.

"Las decisiones de fianzas se hacen caso por caso, basándose en las consideraciones del riesgo de huida y seguridad pública. Estos casos son revisados por (el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos) ICE y se ha considerado adecuada la detención", dijo Brandon Alvarez-Montgomery, portavoz de ICE y DHS.
Agregó Alvarez-Montgomery que "los adultos con niños mantienen importantes derechos, como la posibilidad de pedir asilo, apelar a un juez si su caso de miedo creíble es rechazado y la posibilidad de buscar representación legal".
La Opinión reportó que el gobierno federal, por medio de los abogados de ICE y DHS, está conminando a jueces de inmigración a negar la liberación de fianza a estas madres que ya han aprobado su primera entrevista de "miedo creíble", primer paso en un caso de asilo.

Cruzar la frontera fue una difícil etapa pero ahora deben adaptarse a otro país y hasta a su familia.

"La detención es crucial en casos de migración masiva. El permitir la liberación de detenidos tendría consecuencias indirectas pero adversas a la seguridad nacional", rezan los documentos presentados por el gobierno de Estados Unidos para oponerse a la liberación de mujeres, detenidas en Artesia, Nuevo México.
Un portavoz del Departamento de Justicia, entidad que supervisa a la Oficina Ejecutiva de Monitoreo de Inmigración (EOIR) y a los jueces de inmigración, alegó que "los jueces toman sus decisiones en forma individual y que las reglas para fianzas para los que recién han cruzado la frontera son las mismas que para cualquier otra audiencia de fianza".
Dijo el funcionario que "no hay una decisión general o directiva hacia los jueces de negar las fianzas".
Los jueces trabajan para el Departamento de Justicia y los abogados de ICE para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Pero a diferencia de lo que ocurre en el sistema de justicia regular, en el que los jueces pertenecen a otro poder de gobierno (el judicial), en este caso tanto los jueces como los fiscales responden a la Presidencia.
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios