Denver recibirá 1,800 niños migrantes en los próximos tres años

EFE | Aug 06, 2014 | 2:14 PM
La llegada a Denver de unos 1.800 inmigrantes menores de edad no acompañados durante los próximos tres años, motivó a que organizaciones comunitarias inicien los preparativos para esa eventualidad.
“Me pregunto cómo haremos para conseguir más familias si llegan más niños.”
"Nosotros ya hemos venido trabajando con niños inmigrantes e hijos de inmigrantes que quedan al cuidado del Gobierno desde hace muchos años”, dijo Rosa Vergil, de Fresh Start, una organización que busca familias temporales para esos menores. “Si más niños inmigrantes llegasen a Denver, y si nos toca colaborar para ayudarlos, ya conocemos los desafíos de esa tarea".
El martes el alcalde de Denver, Michael Hancock, confirmó que la ciudad solicitó fondos federales para remodelar el Centro de Crisis Familiar para contratar más trabajadores sociales y para asociarse con Servicios Familiares Luteranos para recibir 600 niños inmigrantes al año por tres años.
Con esos fondos, dijo Hancock, "se evitará cualquier impacto en los dólares de los contribuyentes de Denver".

La llegada de miles de niños centroamericanos a la frontera sur de EEUU ya había ocurrido hace 10 años.

Se espera que el Gobierno federal envíe su respuesta a principios de octubre. Si el subsidio no se otorga, Denver sólo aceptaría 60 menores inmigrantes por año.
"Cualquiera que sea la cifra, la tarea de encontrar familias de cuidado temporal para esos niños será ardua, como ya lo es encontrar familias temporales para los niños que ahora están al cuidado del Gobierno", afirmó Vergil.
La dificultad radica, entre otros motivos, en el bajo porcentaje de familias hispanas que aceptan cuidar a niños temporalmente.
Estadísticas del Departamento de Servicios Humanos de Denver (DDHS) revelan que la mitad de los 1,800 niños que están en los albergues infantiles municipales son hispanos, una cifra que se ha mantenido constante durante los últimos cinco años. Pero sólo el 17% de las familias de crianza son hispanas, según la misma fuente.

La abogada Jessica Domínguez, nos comenta los pasos por parte de las autoridades luego de retener a un niño en la frontera.

"No es necesario que los niños hispanos queden al cuidado de familias hispanas para que estén bien. Pero estar con alguien con quien comparten elementos culturales comunes siempre es de gran ayuda para los niños", dijo Vergil, quien colabora con DDHS para reclutar a familias latinas.
"Si ahora ya tenemos problemas consiguiendo a esas familias, me pregunto cómo haremos para conseguir más familias si llegan más niños", agregó la activista, que durante dos décadas recibió a "hijos temporales".
En el proyecto de Hancock, aunque no se descarta reunir a los niños inmigrantes con sus familiares, se les dará prioridad a familias con estabilidad financiera, ya que esas familias serán responsables del cuidado de los niños.
Para Vergil, la situación financiera es precisamente otro factor que impide a más familias hispanas aceptar a hijos de crianza.
©EFE
Commentarios