El enorme peligro de decir la verdad

Univision.com | Aug 05, 2014 | 11:23 PM
Por Fernando Escobar Giraldo
“Nunca podrán acallar las voces de todos los periodistas del mundo”
Cuando comienzo a escribir esta columna, han pasado tan sólo tres días desde que el periodista mexicano Indalecio Benítez Mondragón fue atacado junto a su familia por un comando armado, dando muerte a uno de sus hijos, de apenas 12 años. Las autoridades dijeron que el ataque pudo ser producto del trabajo realizado por el comunicador en su estación de radio.
Hace apenas unos días fue hallado muerto en su casa, en Perú, atado de pies y manos y con golpes en rostro y cráneo, el periodista Donny Buchelli, reconocido crítico de las autoridades locales en la población de Pacasmayo, de apenas 30.000 habitantes.
En Junio pasado, en Acapulco, asesinaron a Jorge Torres Palacios, tenía 50 años, era reportero y trabajaba como portavoz de Salud en el Ayuntamiento de esa ciudad. Lo secuestraron un jueves por la tarde y cuatro días después fue hallado sin vida, decapitado y desmembrado.
También en México, en febrero, mataron al periodista Gregorio Jiménez. Su cuerpo apareció 6 días después de haber desaparecido.
Según un informe de la organización Reporteros Sin Fronteras publicado en febrero, México se encuentra entre los 30 países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, a la par de naciones como Irak, Corea del Norte, Irán y Siria. En el último año, Pakistán se ha convertido en el lugar más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, con 16 muertos, por delante de México y Honduras, que tienen diez nombres cada uno en la lista de asesinados.
En Honduras 43 periodistas han sido asesinados en la última década y tan solo se han esclarecido 4 de esos casos. En Colombia la cifra llega a 142 asesinatos desde 1977. El país es considerado el octavo en el mundo en cuanto a impunidad por asesinato de periodistas.
Estos son apenas algunos ejemplos entre los múltiples crímenes cometidos contra periodistas. Un total de 2.271 periodistas han sido asesinados en todo el mundo mientras cubrían noticias en los últimos 20 años, según un informe de la Federación Internacional de Periodistas (FIP)(agosto 5 del 2014). Eso es, en promedio, más de dos cada semana.
Su única arma es la palabra. Son hombres y mujeres valientes, quienes han elegido la profesión por iniciativa propia, y muchos han asumido la enorme responsabilidad de investigar, orientar, informar, denunciar, para beneficio de las sociedades donde viven. Los matan por decir la verdad. No hay quien los proteja, no usan ropa blindada, caminan por las calles como cualquier ciudadano. Las organizaciones de periodismo en el mundo claman por justicia constantemente, pero los gobiernos no hacen lo suficiente para encontrar y castigar a los culpables. Por el contrario, en muchas naciones, la censura, la mordaza, las amenazas, los secuestros, los atentados contra periodistas, provienen de los mismos gobiernos.
En Venezuela, como se ha venido haciendo durante los últimos dos gobiernos, continúan dando bofetadas a la liebrtad de expresión y esta semana 26 columnistas del diario El Universal fueron vetados. Coinciden en ser críticos del gobierno.
Seguimos clamando justicia y aunque ésta cojee y no llegue, una cosa si es cierta, nunca podrán acallar las voces de todos los periodistas del mundo. Por fortuna nunca se acaban los apegados a la verdad, así estén en juego sus propias vidas.
©Univision.com
Comentarios