El gobierno de Obama destina $405 millones a la crisis fronteriza

EFE | Aug 04, 2014 | 3:49 PM
La Administración Obama notificó al Congreso que transferirá $405 millones procedentes de diversos programas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para afrontar la crisis migratoria en la frontera, dijo a Efe un alto funcionario del Gobierno.
“Los republicanos del Congreso se negaron a aprobar esa cantidad por considerarla desmesurada.”
Esta medida es consecuencia de que los legisladores comenzaran el viernes su receso de agosto sin haber llegado a un acuerdo para proporcionar fondos de emergencia al Gobierno Federal con el objetivo de hacer frente a la llegada masiva de niños solos procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador.
Hace alrededor de un mes, el presidente Barack Obama solicitó una partida de $3,700 millones para tratar la situación, en vista de que las agencias que están haciéndose cargo de los menores están agotando sus recursos. Sin embargo, los republicanos del Congreso se negaron a aprobar esa cantidad por considerarla desmesurada.

Los resultados de una encuesta sobre lo que piensan los hispanos de la forma de enfrentar este fenómeno.

"El presidente ha dicho que este es un tema que no ignorará. Funcionarios de la administración han estado trabajando horas extras y han podido frenar la avalancha de niños inmigrantes. Pero sin la ayuda del Congreso las agencias simplemente no tendrán todos los recursos que necesitan, y este gobierno ha tenido que tomar algunas decisiones difíciles", agregó el funcionario.
"Como resultado de la falta de acción del Congreso, la Administración continuará transfiriendo recursos a la frontera para detener el flujo de inmigrantes y hacer todo lo posible para atender de manera humanitaria a las decenas de miles de niños que acaban de llegar antes de enviar a muchos de ellos de regreso a sus países de origen", agregó la misma fuente.
Así, el DHS notificó al Congreso el viernes su intención de reubicar fondos para evitar que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP) se queden sin dinero.

Poco saludables son los planes de México para centroamericanos que cruzan su frontera de paso a Estados Unidos.

Los republicanos de la Cámara de Representantes lograron aprobar ese mismo día un nuevo proyecto de ley con ese fin, pero su contenido legal ya había sido rechazado por la mayoría demócrata del Senado y por la propia Casa Blanca, al incluir como prioritario un cambio de las leyes actuales para acelerar los procesos de deportación de los menores.
El presupuesto que barajaban los republicanos ascendía a $694 millones, mientras que los demócratas habían propuesto $2,700, es decir, $1,000 millones menos que lo solicitado por el mandatario.
Se calcula que cerca de $60,000 niños, en su mayoría procedentes de esos tres países centroamericanos, han llegado solos a la frontera sur del país en los últimos 10 meses, una situación que ha sido considerada como una "crisis humanitaria" que ha obligado al Gobierno a acondicionar albergues para acogerlos.
©EFE
Comentarios