Inmigrantes indocumentados se ofrecen voluntarios para servicio militar

EFE | Nov 30, 2010 | 8:14 PM

Estudiantes indocumentados

WASHINGTON, DC - Un grupo de jóvenes inmigrantes indocumentados se presentó hoy a un centro de reclutamiento de las Fuerzas Armadas, en la capital estadounidense, ofreciéndose como voluntarios para el servicio militar del país en el que se criaron.
Con esta iniciativa, pretenden presionar para que el Congreso apruebe el DREAM Act, una legislación que permitiría que los inmigrantes, traídos ilegalmente por sus familias a Estados Unidos, obtengan la residencia legal si sirven en las Fuerzas Armadas o van a la universidad.
"Éste es nuestro país, el país que amamos", dijo a Efe Lizardo Bujelet, de 21 años, nacido en Lima (Perú) y quien vive en San Antonio (Texas).
"Lo que pedimos es de justicia, no es un favor", añadió Bujelet quien descubrió hace apenas tres o cuatro años, cuando estaba en la escuela secundaria, que no era un inmigrante documentado.
Ya en la escuela secundaria Bujelet se unió a la unidad de instrucción para oficiales de reserva militar donde aprendió, como los otros voluntarios, los movimientos de marcha que los jóvenes demostraron frente a la oficina de reclutamiento.
La condición de inmigrante indocumentado, explicó César Vargas, de 26 años, nacido en México y que está a punto de graduarse como abogado en Nueva York, significa que él no pudo obtener ayuda financiera para sus estudios.
"Desde (los ataques terroristas contra EE.UU en) septiembre de 2001 yo sentí que quería servir al país, que yo llamo mi patria, mi casa", dijo Vargas, quien añadió que está ansioso porque el Congreso apruebe la legislación que le permitiría incorporarse como abogado al Cuerpo de Infantería de Marina.
No se permitió el ingreso de los periodistas a la oficina de entrevistas de voluntarios, pero Vargas dijo que el oficial militar encargado de las entrevistas "mostró su apoyo y nos dijo que él conoce muchos inmigrantes que tienen más sentido del patriotismo que muchos estadounidenses nacidos aquí".
Sorpresa de estatus
Alina Cortés, de 19 años, nacida en Ciudad de México y que reside en San Antonio (Texas), dijo a Efe que se enteró de su condición de inmigrante indocumentada cuando, poco antes de graduarse de la escuela secundaria se le notificó que no calificaba para obtener becas ni préstamos gubernamentales para la universidad.
"Yo he tenido que estudiar apoyada con becas privadas y con el esfuerzo de mi familia", dijo Cortés, quien cursa el segundo año como lingüista en Texas y quisiera incorporarse a la Infantería de Marina.
El DREAM Act es un proyecto presentado por demócratas y republicanos que legalizaría a cientos de miles de jóvenes traídos a Estados Unidos y criados en este país.
Shu Ohno, portavoz del grupo Inmigration Forum, indicó que se llevan a cabo actividades similares en varios estados incluidos California, Florida, Indiana, Luisiana, Maryland, Nueva York, Texas y Wisconsin.
Ayer, quince manifestantes fueron arrestados en las oficinas en San Antonio de la senadora republicana Kay Bailey Hutchinson después de una protesta de seis horas para pedir a la legisladora que apoye la ley DREAM.
Los manifestantes son miembros de un grupo de estudiantes que veinte días iniciaron una huelga de hambre en apoyo de la ley DREAM.
©EFE
Comentarios