Julián Castro, el nuevo secretario de Vivienda en EEUU

EFE | Aug 01, 2014 | 11:07 AM
El presidente Barack Obama dio la bienvenida al secretario de Vivienda, Julián Castro, quien asumió esta semana el puesto, y a quien describió como un hombre "carismático y de acción" que revitalizó partes abandonadas de San Antonio durante sus años como alcalde de la ciudad.
“Julián Castro nació en San Antonio, Texas y es de ascendencia mexicana”
Julián Castro nació en San Antonio, Texas y es de ascendencia mexicana. Fue elegido alcalde el 9 de mayo del 2009, convirtiéndose así en el alcalde electo más joven de las principales ciudades de Estados Unidos.
"Nadie es más apasionado sobre estos asuntos que Julián", afirmó Obama, quien añadió que el ex alcalde de San Antonio "revitalizó partes de San Antonio que habían estado abandonadas durante mucho tiempo".
"Abanderó el tipo de inversiones que permiten la fortaleza a largo plazo de las comunidades, incluyendo el desarrollo económico y un mayor acceso a la educación temprana", afirmó el mandatario.
"Y lo más importante de todo", subrayó el presidente, "sabe cómo liderar un equipo".

Julián Castro, ex alcalde de San Antonio deja su puesto para convertirse en secretario de vivienda y desarrollo urbano.

Hizo hincapié, por lo demás, en la importancia de la agencia que dirigirá Castro que convierte en realidad, dijo, uno de los aspectos fundamentales del sueño americano, el tener una casa.
"La propiedad de una vivienda es, para mucha gente, simbólica del sueño americano", insistió el presidente, quien mencionó que implica el tener "algo estable, algo con lo que puedes contar, algo de lo que eres propietario".
Aprovechó también para hacer un llamamiento al espíritu de servicio público e instó a los presentes a recordar que su trabajo puede lograr un gran cambio en la vida de la gente.
"No existe un sentimiento mejor que el de pensar que uno jugó un papel a la hora de lograr que una familia tenga éxito", afirmó en medio de los aplausos de los funcionarios, a quienes recordó que el servicio público "es un privilegio".
"A veces parece que la agenda que vosotros perseguís, ayudar a las familias trabajadoras y de clase media (...) no es la prioridad en el Congreso", lamentó Obama.
Pidió con todo a los funcionarios del Departamento de Vivienda no olvidar por qué eligieron hacer lo que hacen y no olvidar que el suyo "no es solo es un trabajo, debería también de ser una pasión".
"Cada día hay alguien ahí fuera que necesita vuestra ayuda", insistió el inquilino de la Casa Blanca, quien apuntó que esa es la actitud que quiere que también tengan todos los funcionarios del Gobierno "cada día".
Prometió, por su parte, "exprimir" cada uno de los días de los dos años y medio que le quedan en la Casa Blanca.
"Quiero sacar todo el jugo que pueda a cada día. Esto no es solo un trabajo. Es un privilegio el que tenemos y hay que aprovecharlo porque eso es lo que hace que valga la pena", explicó.
El futuro
Reconoció que en toda gran organización como el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) existe burocracia, pero pidió superar esos problemas y pensar en la parte buena del trabajo.
"Y vais a trabajar con este nuevo secretario, que tiene energía, ímpetu, que es joven, guapo, habla bien. No lo podéis decepcionar", afirmó en medio de las risas y aplausos del público.
Alabó también la función realizada por el antecesor de Castro, Shaun Donovan, a quien le tocó lidiar con una de las peores crisis inmobiliarias de la historia estadounidense.
"El mercado inmobiliario estaba en el epicentro de la crisis que vivimos en el 2008 y 2009", recordó el presidente, quien se refirió a los millones de familias que se vieron de repente con hipotecas que superaban el valor de sus viviendas y a los cientos de miles de empleados de la construcción que se quedaron sin trabajo.
"Tuvimos mucha suerte de contar con Shaun porque es una de esas personas que cuando ve un problema trabaja para solucionarlo", afirmó Obama.
Elogió el progreso alcanzado durante su gestión, que favoreció la recuperación de los precios de las viviendas y ayudó a que el sector saliese de su estado letárgico.
Destacó, también, como positivo el que la tasa de veteranos sin hogar se haya reducido un 25% y dijo estar convencido, para finalizar, que Castro estará a la altura de su antecesor.
©EFE
Comentarios