El gobierno de EEUU negó fianzas a madres y niños migrantes centroamericanos

EFE | Aug 01, 2014 | 10:52 AM

SIGUIENTE:

Según el presidente de AILA, Victor Nieblas, las familias permanecerán detenidas hasta su entrevista.

El Gobierno estadounidense negó la liberación bajo fianza de las madres y niños centroamericanos que se encuentran en el centro de detención de Artesia, Nuevo México, después de haber sido detenidos cruzando la frontera sin documentos legales, la mayoría de ellos por Texas.
“Busca que las familias se desesperen y firmen la salida voluntaria.”
"Cuando a las personas, niños o familias, les dan la entrevista del miedo creíble (para demostrar temor a persecución religiosa o política) y la pasan, Inmigración les puede dar una fianza, los puede dejar salir para que luego se presenten ante un juez de inmigración en el lugar donde viven", explicó Víctor Nieblas, presidente electo de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).
Nieblas agregó que ahora, después de que las autoridades migratorias les negaran la fianza, estas personas están obligadas a permanecer en Artesia hasta que presenten sus casos ante a un juez vía videoconferencia.

SIGUIENTE:

La Cámara de Representantes, canceló la votación de aprobación de fondos para enfrentar la crisis migratoria.

"Lo que están argumentando (las autoridades migratorias) a cerca de la fianza es que los niños y estas familias, si los dejan salir bajo fianza, bajo palabra o con brazalete ellos (podrían constituir) un riesgo a la seguridad nacional, indicando que si lo hacen darían luz verde a otros de que entren a Estados Unidos", comentó Nieblas, quien calificó esta situación de "problemática y frustrante".
Además, añadió que los abogados pro bono que están trabajando los casos en Artesia enfrentan muchas limitaciones.
"Cuando tienen documentos para presentar a los jueces tienen que ir a otro centro de Inmigración, ya sea en El Paso u otro lugar. En situaciones regulares éstos se podrían enviar por fax, pero no hay cómo enviar fax desde Artesia", comentó Nieblas.
Aseveró que con negar las fianzas el gobierno busca "que las familias se desesperen y firmen la salida voluntaria".

SIGUIENTE:

Habilitan nuevos centros de atención y procesamiento de niños migrantes pero las opiniones siguen divididas.

En eso coincidió la viceministra de Relaciones Exteriores de El Salvador, Liduvina Magarín, quien el miércoles visitó las instalaciones del centro de detención de Artesia donde hay 348 salvadoreños, madres y niños, varios de ellos bebés.
La vicecanciller señaló que hay muchas familias desesperadas por la situación, y aunque hayan pasado la entrevista del miedo creíble que les permitiría solicitar asilo, deben permanecer dentro del lugar hasta que tengan la entrevista con un juez.
"Tenemos once madres con sus hijos que tomaron la decisión de regresar a El Salvador. No han terminado el debido proceso pero están desesperadas con el encierro y no quieren seguir esperando más, desistieron de esperar el proceso completo", dijo Magarín.
"Nosotros como país hemos recibido a cuatro mamás con un hijo cada una, en total ocho salvadoreños", detalló mientras manifestaba que le preocupa mucho la situación de salud de los menores.
"Los encontré con ojeras, niños y niñas, en su mayoría menores de 12 años, mujeres con dos o tres niños en una condición preocupante. Los niños han presentado problemas de salud, han tenido infecciones de vías respiratorias, les han dado tratamiento pero no ha sido efectivo", dijo la vicecanciller salvadoreña.
A todo esto se suma que un menor hondureño fue diagnosticado con varicela, lo que obligó a vacunar a toda la población que se encuentra en el lugar.
Maragín dijo que debido al brote de varicela no les dieron fecha de vuelo para las familias salvadoreñas que regresarán a su país.
©EFE
Commentarios