ONU pidió ayuda humanitaria urgente

Univision.com y Agencias | Nov 30, 2010 | 10:47 AM

Necesita atender a más de 50 millones de personas

GINEBRA - La Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzó el martes un llamado humanitario urgente a la comunidad de donantes para recaudar unos $7,400 millones que serán destinados en el curso de 2011 para asistir a más de 50 millones de personas en 28 países.
“Esta es una solicitud sin precedente y representa la mayor cantidad de ayuda reclamada por la ONU en su historia, lo que refleja la magnitud y complejidad de las diversas crisis en el mundo”, dijo la subsecretaria general de ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, reportó la Agencia Mexicana de Noticias (Notimex).
En rueda de prensa, Amos se refirió a la necesidad de ayudar a los más vulnerables del planeta atrapados por crisis y conflictos olvidados, además de las víctimas de terribles desastres naturales como el terremoto Haití y las inundaciones en Pakistán.
Indicó que es la ayuda necesaria para asistir a personas forzadas a dejar sus hogares, gente que no tiene acceso al agua potable y servicios de salud.
Fantasma de la hambruna
Amos dijo que además que la asistencia requerida para 2011 será destinada mayormente a gente atrapada en conflictos armados y cientos de miles que viven en la pobreza, por lo cual están constantemente amenazados por la malnutrición, las enfermedades y la violencia, agregó Amos.
A mediados de octubre la ONU había advertido que el fantasma de la hambruna acorralaba a unas 1,000 millones de personas y que de no afrontarse el problema, en 2050 la cifra de necesitados se multiplicaría.
Amos anunció el llamado para Sudán con $1,700 millones; para Haití $907 millones; República Democrática del Congo $719 millones; Afganistán $679 millones; los territorios palestinos ocupados $576 millones, y Somalia $530 millones.
Además la ONU solicitó para Kenia $526 millones de dólares; Chad $506 millones; Zimbabwe $415 millones; la región de África Occidental (que incluye 15 países) $252 millones; Yemen $225 millones; Níger $187 millones; República Centro Africana $129 millones, y Djibouti $39 millones.
Ayudas a la baja
“El año pasado de la cantidad solicitada por la ONU para 2010 ($7,000 millones) recibimos solamente el 59 por ciento”, indico Amos.
“Esto quiere decir que no pudimos dar asistencia ni salvar las vidas que teníamos contempladas”, agregó la funcionaria a Notimex al terminar la conferencia.
“Si no recibimos este año la ayuda necesaria, millones de vidas estarán en riesgo, esto es terrible”, concluyó.
Falta de solidaridad
Una de las causas que explican la baja en el porcentaje de ayudas proviene, según denunció el Papa Benedicto XVI en octubre, a la falta de solidaridad de los países desarrollados con los más pobres y necesitados.
El Pontífice dijo, en un mensaje enviado a la FAO con motivo de la Jornada Mundial de la Alimentación, que "los países desarrollados tienen que tener conciencia de las crecientes necesidades del mundo que requieren su ayuda. No pueden encerrarse entre ellos. Esa actitud no ayuda a resolver la crisis".
El pontífice invitó al mundo a "comprometerse" con el sector agrícola para combatir el hambre.
"Todo el mundo debe dar prioridad a uno de los mayores objetivos del mundo: liberarse del hambre", agregó.
Otros millones en peligro
La muerte de niños por desnutrición crónica en el departamento de Jalapa, al este de Guatemala, sumado a los 400 que perdieron la vida en 2009, las graves inundaciones ocurridas en agosto en Asia –que dejaron más de 30 millones de damnificados-, sumado a otros 10 millones en Níger y la advertencia de que en 2011 el fenómeno La Niña impactará severamente los cultivos de Sudamérica luego de un fatídico paso por el este de Europa, encendieron las alarmas en la ONU.
Hasta ahora entre 1,000 millones y 1,200 millones de personas tienen hambre en el mundo y la mayoría depende de la ayuda humanitaria para subsistir, pero si no se atajan las causas que generan la escasez de alimentos, en 2030 la cifra crecerá a niveles de tales que, el mundo afrontará una de sus peores crisis en toda la historia.
En septiembre de 2009 la ONU ya había señalado que el fantasma del hambre merodeaba por todo el planeta y que el número de personas que pasan hambre había superado todas las previsiones, de acuerdo a un reporte emitido por el Programa Mundial de Alimentos (PMA). El número de afectados era entonces de 1,020 millones.
Mínimo histórico
Josette Sheeran, directora del PMA, alertó en esa oportunidad que la corriente de ayuda humanitaria se encontraba en un "un mínimo histórico" y que ese año habría más personas con hambre que nunca. Agregó que "muchas personas se despiertan (en el mundo) y no cuentan ni con una taza de comida".
Sheeran añadió que la situación es una "receta para el desastre" y que al mismo tiempo resulta "crítica para la paz, seguridad y estabilidad en muchos lugares del orbe", e hizo un llamado urgente al Grupo de los Ocho (integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) y el Grupo de los 20 (creado en 1999 e integrado por los ocho países más industrializados y las 11 economías emergentes), para que enfrenten el problema y den soluciones a corto plazo.
El 8 de abril de 2008, un año antes de las advertencias de Sheeran, la ONU advirtió que el aumento de precio de los alimentos causaría inestabilidad política y social en todo el mundo. Precisó además que ya se habían reportado motines provocados por la falta de alimentos en todo el planeta y algo todavía peor: que había más de 1,000 millones de personas con hambre.
Agregó que el cambio climático, los desastres naturales, guerras, la crisis financiera y sequías son las principales causas de la escasez. "Y de los precios más altos", dijo el organismo internacional en varias ocasiones.
Por qué el hambre
Las causas de la hambruna, en septiembre de 2009, eran mismas que en 2008, en 2005 y ahora, en 2010: cambio climático, sequías, guerras, crisis... Un ejemplo, en Eritrea no llueve desde hace varios años y pocos hicieron caso a las advertencias de los expertos. Y el Pakistán llovió tanto durante dos semanas en dos semanas de agosto, que 30 millones de personas lo perdieron todo, incluyendo todas las cosechas.
La huella del maremoto del 26 de diciembre de 2004 es otra causa de la hambruna. El fenómeno no sólo provocó un tsunami que mató a más de 230 mil personas en 11 países, sino que el mar inundó enormes cultivos de arroz y las cosechas de ese año, y de los dos o tres años siguientes (2005, 2007 y 2007), se perdieron.
Los afectados fueron millones en Indonesia, Sri Lanka, Maldivas, India y Tailandia, y quienes dependen de ellos.
La mayoría de las víctimas del maremoto se dedicaba a la agricultura, la pesca o empresas relacionadas con estas actividades. A ello se sumó la guerra en Irak, sequía en Centroamérica y la baja en la producción de cereales en Europa.
"La tormenta perfecta", dijo la ONU. La hambruna ya estaba en puertas.
No tenemos tanto
En 2008, la ONU aseguró que el inventario mundial de granos básicos alcanzaba para cubrir la demanda durante 60 a 90 días. Pero en los meses siguientes el inventario bajó y la demanda subió, principalmente por la crisis económica.
Los suministros de cereales son los más bajos desde la década de 1980, y en los países pobres más el 60% de los ingresos se destina a la compra de alimentos.
El riesgo es tal, que en una veintena de países durante el año pasado la gente salió a las calles a protestar por la carestía.
Según la ONU, los precios mundiales de los alimentos aumentaron un 40 por ciento en el último año, acelerando una inflación que comenzó en 2002.
Desde entonces, los precios han crecido un 65% y los precios de los lácteos aumentaron 80%.
©Univision.com y Agencias
Commentarios