Mamá Rosa sigue hospitalizada mientras continúa la investigación

Univision.com y Agencias | Jul 21, 2014 | 2:34 PM
La octogenaria dueña del internado "La Gran Familia" de Zamora investigada por presuntos abusos a niños, quien evitó la cárcel por su avanzada edad, fue trasladada a otro centro médico cercano a Guadalajara para ser sometida a un cateterismo y "ver el estado de su corazón", informaron fuentes médicas.
“Ella giraba órdenes de lo que se hacía, firmaba documentos notariales para recibir a los menores”
Internada en un hospital privado de lujo de Guadalajara, Rosa del Carmen Verduzco, no puede recibir visitas. De acuerdo a las autoridades del hospital, la paciente únicamente recibe llamadas por celular.
La mujer, contra quien la fiscalía no ha presentado cargos por los abusos cometidos en su internado, deberá permanecer hospitalizada "por lo menos" hasta el martes, precisó el médico.
Alberto Sahagún, director del hospital de Zamora (Michoacán) en el que fue internada Verduzco tras su detención, dijo que la octogenaria tiene varios padecimientos, entre ellos diabetes, arteriosclerosis, hipertensión y arritmia cardiaca.

La líder del albergue michoacano de niños quedó en libertad y seguirá al frente de la institución.

El hospital donde fue internada Verduzco es propiedad de la familia de la exprimera dama Martha Sahagún de Fox, benefactora del albergue y una de las voces que se han levantado estos días para defender la labor que durante más de seis décadas realizó Mamá Rosa al recoger y educar a unos 4 mil niños.
Desde que estalló el escándalo, Verduzco ha sido apoyada públicamente por destacados políticos mexicanos -como el expresidente Vicente Fox (2000-2006)- e intelectuales, como el premio Nobel de Literatura francés Jean-Marie Gustave Le Clézio.

Salen a la luz declaraciones de joven que vivía en el albergue La Gran Familia" en las que relata supuesto abuso.

Colaboradora señala que Verduzco sí tenía el control
La profesora María Rosa Viveros, quien colaboró 20 años en el área escolar de La Gran Familia, reveló a las autoridades que a pesar de su avanzada edad, Rosa Verduzco tenía el control del albergue.
"Ella giraba las órdenes de lo que se hacía, firmaba los documentos notariales para recibir a los menores que ingresaban al internado, realizaba los proyectos para percibir donaciones", reveló al diario El Universal Rosa Viveros, quien fue liberada por la PGR ante la falta de evidencias de uqe participó en algún ilícito.
Rosa Viveros ingresó al albergue en 1994 y desde entonces daba clases a los internos, así como se encargaba de las inscripciones de los menores.
"Teníamos acceso restringido a ciertas áreas, que eran bodegas, la parte trasera de la escuela y del comedor hacia adentro. Solamente accesábamos al comedor en Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes, para servirles a los niños de comer para festejar esos días", declaró Rosa Viveros.
Mamá Rosa firmaba los convenios
Según su declaración ministerial, Viveros llegaba a atender a madres que acudían a inscribir a sus hijos cuando María de Lourdes Verduzco, hija de Rosa del Carmen Verduzco, no estaba.
"Se les recibía, se les tomaban sus datos para que fueran a hacer un convenio notarial, convenio que Mamá Rosa firmaba y guardaba", finalizó Viveros.
Fuerzas federales mexicanas intervinieron el martes pasado el albergue La Gran Familia y rescataron a casi 600 personas, la mayoría menores de edad, a raíz de varias denuncias por privación de la libertad, abusos sexuales y maltratos cometidos en ese centro.
Sobre los otros detenidos, el abogado Christian Hellinger indicó que seis trabajadores del albergue, entre maestros y supervisores, fueron enviados a una prisión del estado de Nayarit, acusados de privación de la libertad, delincuencia organizada y trata de personas, y el juez tiene hasta 72 horas para definir su situación.
Otras dos quedaron exoneradas, declaró a la misma cadena Hellinger, quien asumió la defensa del grupo.
©Univision.com y Agencias
Commentarios