El mayor lobby latino de EEUU se reúne alarmado por los niños inmigrantes

Univision.com | Jul 20, 2014 | 2:05 PM

'Alarmante discurso de odio'

La convención del Consejo Nacional de la Raza (CNLR), realizada este año en Los Ángeles, se volvió en un termómetro de indignación de la élite latina por el uso político que, consideran, se le ha dado al problema humanitario por la inmigración de menores.
“Todos sabemos que estos niños tendrían otro estatus si se hubiera pasado la reforma”
El principal grupo de presión a favor de la comunidad latina en Estados Unidos centró sus críticas, informa la web de El País, en el ala dura republicana por pedir que se selle la frontera y dar pábulo a las quejas sobre las enfermedades de los inmigrantes y su impacto en los servicios públicos.
Sin embargo, también se fueron contra el presidente Obama por responder pidiendo más dinero para “un sistema que atrapa a los inmigrantes”, cita el medio al congresista Luis Gutiérrez.

Jorge Castañeda asegura que migrantes centroamericanos reciben peor trato en México que los mexicanos en EE UU.

La vicepresidenta de la oficina legal del CNLR, Clarissa Martínez de Castro, dijo el sábado por la mañana que entre las “varias razones” que han hecho que la organización se vuelque sobre este asunto está “la gravedad de la crisis humanitaria. Es ridículo hablar de crisis por 50,000 niños”. La organización considera fundamental dejar de hablar de una crisis en la frontera y se centre el debate en la atención humanitaria.
Además, “es alarmante el discurso de odio” de la derecha de EEUU. “Se está utilizando esto solo para atacar al presidente”, dice Martínez.
La necesidad de la reforma migratoria
Otra preocupación del CNLR es que detrás de esto “hay un sustrato de cómo nos ven a los latinos”.
De acuerdo a Martínez de Castro, “nunca se había visto un consenso como este sobre ningún otro tema”, dijo sobre la reforma migratoria integral, por lo que se queja del discurso de algunos líderes republicanos que “están intentando cambiar la narrativa y decir que 50 mil niños sin papeles están poniendo al país de rodillas”.
Martínez aseveró que “nos vamos a asegurar de que la gente paga el precio del daño que ha hecho”, sobre las esperanzas que tienen los lobbies latinos en las próximas elecciones parciales al Congreso, a celebrarse en noviembre, de que la reforma avance o al menos el electorado haga sentir su presión a los republicanos.

Se suspende el traslado de niños indocumentados de Texas al centro de detención de Nogales, y el legislador demócrata Luis Gutierrez estuvo en Arizona abogando por los menores.

Los reclamos a Obama, que ha sido llamado por la presidenta del CNLR Janet Murguía como “deportador en jefe”, arrecian. Marielena Hincapié, la directora ejecutiva del National Immigration Law Center, reclama al mandatario que, pese a que solo el Congreso puede dar una solución a largo plazo, utilice sus poderes ejecutivos para frenar las deportaciones. “¿Cómo puede un niño aprender nada en el colegio cuando no sabe si su madre va a estar en casa cuando vuelva? Es inhumano y antiamericano”.
El País señala que la crisis de los niños inmigrantes se hizo presente en todos los discursos de la convención el sábado. “Todos sabemos que estos niños tendrían otro estatus si se hubiera pasado la reforma”, dijo Luis Gutiérrez, uno de los principales impulsores de la reforma migratoria en el Congreso.
'Resolver ya'
En tanto, Estados Unidos debe resolver la crisis de los miles de niños hacinados en la frontera con México, y eso pasa también por encontrar una solución a su política migratoria, según consideró el rotativo español.
Expuso que se comienza a producir “una catástrofe humanitaria inédita tanto por su naturaleza como por el lugar donde sucede”, y que ahora Estados Unidos descubre que los albergues se han convertido en “campos de refugiados”.

Un bodega ha sido acondicionada para canalizar a niños y adolescentes centroamericanos que son detenidos en la frontera texana. Autoridades dicen que aquí estarán máximoo 72 horas.

El vicepresidente estadunidense, Joe Biden, también ha alertado de la gravedad de la situación, mientras el Papa Francisco también pidió que se proteja a los niños, pero lo cierto es que se desconoce cuántos mueren en el intento o caen en manos de mafias, y otros 52 mil están en albergues en territorio de Estados Unidos.
En esta crisis incide el efecto por el retraso de la posición republicana en el Congreso a la reforma migratoria de Barack Obama, que regularizaría la situación de inmigrantes indocumentados, detalla por su parte Notimex.
Existe el convencimiento de que tarde o temprano Estados Unidos procederá a una masiva regularización de indocumentados, lo que significa que, mientras ésta no se apruebe, todo aquel que logre entrar en su territorio conseguirá la residencia legal cuando se produzca dicha regularización.
Agregó que la otro factor es que una parte de la población de Estados Unidos, descendientes de migrantes que llegaron también sin nada a lo largo de la historia del país, quieren convertirlo en una fortaleza, algo que ningún país del mundo ha logrado.
©Univision.com
Commentarios