Desgarradores testimonios de las víctimas del albergue La Gran Familia

Univision.com | Jul 17, 2014 | 10:19 AM
Vivían amontonados en un lugar descuidado donde la pintura de las paredes se caía pedazo a pedazo. Donde la presencia de algunos insectos y cucarachas rondando por toda la casa no era una situación poco común. Donde la basura era amontonaba por los rincones. Donde los rastros de comida de hace días parecían un adorno fijo del suelo. Donde el baño y todas las áreas comunes brillaban más por su suciedad y poca higiene que por su limpieza. Así vivían los 458 niños que fueron rescatados del albergue La Gran Familia, uno de los más conocidos de Zamora, Michoacán.
“De las víctimas, diez estaban tan desnutridas que la policía no pudo determinar su edad”
Los testimonios de las víctimas son desgarradores. Terribles historias de abuso sexual, golpes, maltrato físico, semanas de hambre y un ambiente de total pobreza, rodeados de suciedad y porquería.
De ninguno se reveló su identidad. Una de las niñas dijo que los empleados las obligaban a tener sexo. Otras más dijeron que las castigaban con el encierro en un pequeño cuarto sin agua ni comida.
"La víctima cuatro declara haber sido recluida en el albergue en contra de su voluntad desde los 18 años. Fue abusada sexualmente por uno de los administradores, de modo que quedó embarazada. Luego fue golpeada por este mismo sujeto para provocarle un aborto, golpeándola en el vientre en distintas ocasiones", dijo Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría Federal de la República.

Según las autoridades los niños eran obligados a mendigar y algunos incluso sufrieron de abuso sexual.

De las víctimas, diez estaban tan desnutridas que la policía no pudo determinar su edad.
Dos menores más confesaron a los investigadores que un miembro del personal masculino los obligaba a que le practicara el sexo oral. También advirtió que uno de ellos la amenazó con matarla para después vender sus órganos sí se oponía, explicó Zerón.
Otra joven dijo que era sometida a abuso físico con una manguera. Otra víctima contó que fue engañada por la fundadora del internado, Rosa del Carmen Verduzco, conocida como Mamá Rosa. Ella le habría prometido que liberaría a su prima pero cuando llegó al lugar, ambas quedaron atrapadas.
"Las declaraciones de las víctimas tienen un pesos sustancial en la integración de la averiguación previa", dijo el procurador general, Jesús Murillo Karam, en una conferencia de prensa el día miércoles.
Defienden a Mamá Rosa
Aunque destacan los escabrosos detalles de algunas de las víctimas, también hay testimonios a favor del  personal de este albergue.
Incluso algunos se han unido en una sola voz a manera de manifestación. Un grupo de personas marcharon en Zamora, Michoacán en apoyo de Rosa María Verduzco.
La manifestación ocurrió en los alrededores del albergue. Al lugar llegaron elementos de la Policía Federal, quienes evitaron que estas personas tuvieran algún tipo de contacto con los familiares de los menores que se encontraban internados en las instalaciones.

Quedó al descubierto el infierno que vivían bebés y niños en un albergue donde debían ayudarlos.

Pero pese al operativo, algunas personas que apoyan a Mamá Rosa, les reclamaron a los padres por haber abandonado a sus hijos y que ahora, después de varios años, hayan regresado a reclamarlos.
El grupo de inconformes, integrado por algunos egresados de la casa hogar, permaneció cerca de 15 minutos fuera del albergue y continuó su recorrido hacia el hospital San José donde Mamá Rosa está internada.
Los organizadores regalaron playeras blancas con la leyenda “Yo también soy hijo de Rosa”. Entre las personas que se concentraron había jóvenes que aseguran haber estado internados.
El miércoles Mamá Rosa fue hospitalizada de emergencia. Fue trasladada a una clínica particular de la ciudad de Zamora después de que se le informó su situación legal.
EFE

Mamá Rosa, fundadora del albergue "La Gran Familia".

Actualmente permanece bajo observación médica en el centro hospitalario. El lugar permanece rodeado por la Policía Federal, quien montó un operativo de vigilancia tanto en el exterior como en su habitación.
Alrededor de 50 denuncias hicieron que las fuerzas federales y estatales cerraran la casa hogar La Gran Familia. En su interior había 596 personas, entre ellas 432 menores de edad. Todos eran maltratados y vivían en condiciones insalubres.
©Univision.com
Comentarios