El directivo acusado de reventa de boletos del Mundial permanece en la peor cárcel de Río

Univision.com | Jul 16, 2014 | 9:30 PM
Raymond Whelan, el CEO de la empresa Match Services que tenía la distribución exclusiva de las entradas del Mundial, había sido liberado bajo fianza a comienzos de la semana pasada, luego de un espectacular operativo que lo capturó en el hotel Copacabana Palace, sin embargo su situación tuvo un giro realmente dramático.
“En el mismo complejo se encuentran los 11 detenidos en la llamada operación Jules Rimet”
La justicia brasileña decretó su prisión preventiva, pero el ejecutivo acusado de revender los tickets prefirió esconderse y fue declarado fugitivo.
Es por eso que cuando el pasado lunes se presentó ante la policía, fue enviado a la cárcel de Bangú, en Río de Janeiro, al sector de presos comunes.
Según publica el portal del periódico El Clarín, Whelan tendrá que compartir su celda con otros detenidos por causas bastante más graves.
Con su cabello rapado, como es de rigor en este tipo de prisiones, no tiene derecho a alimentación especial y deberá comer los mismos platos que sus compañeros de presidio: poroto negro, arroz y verduras.
También esta obligado a vestir jeans y camiseta blanca, como los demás. La suerte del ejecutivo solo podrá cambiar cuando muestre a las autoridades que tiene título universitario.
Un lugar considerado "tenebroso"
Según su abogado Fernando Fernandes, el diploma ya está en manos de un traductor del original, que llegó rápido desde Inglaterra. En su país Whelan se había graduado en administración. Una vez completado el trámite podrá ser derivado a un sector carcelario especial para egresados de las universidades o de cursos terciarios.
Acusado de encabezar una mafia internacional de "cambistas", pesan sobre él los cargos de venta ilegal de tickets para los partidos del Mundial.
Lo que menos imaginó Whelan es que terminaría en un lugar de detención considerado "tenebroso" por los presos brasileños.
En el mismo complejo se encuentran los 11 detenidos en la llamada operación Jules Rimet, cuya misión era desarticular una mafia que ya operó en otros mundiales.
La empresa Match Services, elegida desde hace 2007 por la FIFA y con contrato hasta Qatar 2022 como exclusiva distribuidora de entradas, es propiedad de dos hermanos mexicanos de apellido Byron; aunque se ha llegado a afirmar que tendría entre sus accionistas a una firma de Philippe Blatter, sobrino del jefe de la Fifa Joseph Blatter.
©Univision.com
Comentarios