Ley Cornyn implica "más deportaciones", asegura legislador

EFE | Jul 15, 2014 | 6:49 PM
El legislador por Illinois Luis Gutiérrez consideró que el proyecto de ley que está previsto se introduzca hoy para atajar la crisis migratoria infantil no es más "que la misma agenda de siempre dedicada a la deportación, pero vestida de cordero".
“Gutiérrez, uno de los representantes más beligerantes en favor de un proyecto de reforma migratori”
Gutiérrez, uno de los representantes más beligerantes en favor de un proyecto de reforma migratoria integral, insistió en que la propuesta del senador republicano John Cornyn y el legislador demócrata Henry Cuéllar no hace otra cosa que "restringir los derechos de los niños" que huyen de la violencia en Centroamérica.
"La columna vertebral y el compromiso con la justicia de la nación más fuerte y más generosa del mundo tiembla ante la presencia de 50 mil niños y responde mediante la eliminación de los derechos legales de niños vulnerables. Es una vergüenza", aseveró Gutiérrez, miembro del Subcomité de Inmigración y Seguridad Fronteriza, y presidente del Grupo de Trabajo del Comité Hispano del Congreso de Inmigración.

Castañeda opina sobre la crisis migratoria y plantea la pregunta ¿Quién decidirá qué niño será deportado?

"Podríamos fortificar la frontera EEUU-México como el Muro de Berlín y todavía no cambiaría el hecho de que los niños están huyendo de sus países de origen debido al peligro y la violencia", insistió.
Gutiérrez subrayó que Cornyn ha sido uno de los senadores que más oposición ha creado a la aprobación de una ley de inmigración, y reiteró que lo que se propone ahora no es una solución intermedia, sino una estrategia disfrazada para aumentar los procesos de deportación.

Aceleración de deportaciones, Israel acepta alto al fuego, descarrilamiento de tren en Rusia. En un minuto.

"¿Lo que queremos es crear una frontera con México que rivalice con la militarización de la frontera entre Corea del Norte y el Sur? ¿Es esa nuestra respuesta, cerrar la puerta a nuestros vecinos y meter la cabeza bajo la arena?", se preguntó el legislador.
El proyecto legislativo de Cornyn y Cuéllar tiene el objetivo de modificar las leyes actuales y dar el mismo trato a los menores provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador que a los llegados desde México y Canadá, los cuales actualmente pueden ser deportados en apenas unas horas tras su entrada ilegal.
La medida está destinada a que los niños que sean elegibles a algún tipo de amparo en Estados Unidos, como el asilo, se presenten ante la corte de inmigración en los siete días posteriores a haber sido examinados por los funcionarios de Salud y Servicios Humanos (HHS).
Si el juez decide que un niño puede presentar su reclamación legal, que tendrá que cursar en las 72 horas siguientes a la resolución del magistrado, el menor podrá permanecer en el país con una persona que lo custodie mientras su caso se abre paso a través de los tribunales; de lo contrario, será deportado a su país de origen.
Asimismo, los niños no acompañados que ya estén viviendo en algún lugar de Estados Unidos bajo el cuidado de un familiar o tutor podrán pasar por el proceso judicial directamente.
©EFE
Commentarios