La OEA pide "leyes más modernas" y apoyo ante la crisis migratoria

EFE | Jul 15, 2014 | 3:50 PM
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo en Honduras que para resolver el problema de migración ilegal en el continente se requieren leyes más modernas y mayor colaboración entre los Estados implicados.
“Hay que trabajar juntos para eso, no se puede decir de un día para otro te aplico esta política”
"Hoy día hablamos de poblaciones mucho más grandes, de cantidades de personas mucho más grandes y para resolver estos problemas se requiere de leyes más modernas que las que tenemos hoy día y un grado de cooperación, de entendimiento entre los países, mucho mayor que el que existía antes", indicó Insulza.
El diplomático chileno se refirió al tema de la migración de niños y adultos centroamericanos indocumentados hacia Estados Unidos, tras asistir en Tegucigalpa a la inauguración del Primer Encuentro Nacional de Facilitadores Judiciales, auspiciado por la OEA y Holanda.

Castañeda opina sobre la crisis migratoria y plantea la pregunta ¿Quién decidirá qué niño será deportado?

Agregó que él espera que el tema de los miles de niños centroamericanos que han llegado solos al sur de Estados Unidos se resuelva mediante la colaboración entre los países implicados.
En ese sentido, resaltó que estas naciones no pueden tener una política distinta cada una sobre el asunto y recordó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo en una ocasión que se debe tener "una política entre nosotros, no de uno para los otros".
Insulza señaló, además, que con los niños migrantes se deben aplicar las normas que los protegen y considerar otros aspectos como inseguridad y razones familiares que muchos argumentan para abandonar su país.
Por los derechos de los niños
Otro aspecto que se debe considerar, según el secretario general de la OEA, es que los niños puedan viajar a Estados Unidos como parte del anhelo de reunificar la familia.
Sobre los migrantes en general, también señaló que hay que ver cuáles son los problemas de seguridad, falta de empleo, la reunificación familiar y los que viajan con "coyotes" (traficantes de personas).

Un alcalde y un actor-comediante ilustran la tensión en el país en torno a la crisis de los niños migrantes.

"Hay que trabajar juntos para eso, no se puede decir de un día para otro te aplico esta política, eso no es lo que corresponde", acotó Insulza al resaltar que en Estados Unidos hay una legislación para la revisión de caso por caso de los inmigrantes indocumentados.
Los casos deben ser "examinados con el respeto a las normas de los derechos humanos", añadió.
Entre octubre de 2013 y junio pasado, han sido detenidos más de 52 mil menores no acompañados entrando a EEUU de manera ilegal, la mayoría provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala.
Insulza dijo además que el miércoles participará en Tegucigalpa en la conferencia internacional sobre niños centroamericanos inmigrantes que será inaugurada por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.
En la conferencia, que es auspiciada por el Gobierno de Honduras y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), participarán más de 200 delegados de Centroamérica, México y Estados Unidos.
©EFE
Commentarios