Alemania expulsa al representante de servicios secretos de EEUU en Berlín

EFE | Jul 10, 2014 | 2:16 PM
El Gobierno alemán anunció que ha instado al máximo representante de los servicios secretos estadounidense de la embajada de EEUU en Berlín a abandonar el país.
“La guerra fría ha concluido”
El portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, informó de esta decisión en un comunicado tras los dos últimos casos de presunto espionaje estadounidense detectados en Alemania en la última semana.
"La solicitud se hizo a la luz de la investigación que lleva a cabo el fiscal general, así como por los meses transcurridos sin obtener respuestas sobrelas actividades de los servicios secretos de EEUU en Alemania", argumentó el portavoz.
Seibert agrego que el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel se toma "muy en serio" este asunto, pese a que considera "indispensable" una cooperación "estrecha y en confianza" con Washington "en interés de la seguridad de sus ciudadanos y de sus misiones en el extranjero".

Los carteles mexicanos utilizan avanzada tecnología para espiar a agentes y funcionarios del gobierno.

Para mantener este tipo de relaciones bilaterales es "necesaria" la "confianza mutua" y la "transparencia", señaló Seibert, algo que Berlín "espera de sus socios más estrechos".
Poco antes de este comunicado, Merkel había abogado por esperar hasta que concluyeran las investigaciones en marcha para estudiar posibles consecuencias.
En una rueda de prensa, la jefa del Gobierno alemán señaló que no «quería especular» sobre las acciones que tomaría el Ejecutivo, después de que varios medios avanzasen que estaba barajando la expulsión del contacto en la embajada de EEUU en Berlín de los dos presuntos espías detectados en los últimos siete días.
A su juicio, es necesario que primero queden «suficientemente claros» los hechos, algo en lo que será decisiva la investigación que está llevando a cabo actualmente la fiscalía federal.
Merkel tachó de "pérdida de energía" el espiar a socios cuando hay "enormes problemas" en la actualidad, como el del terrorismo yihadista, e instó a "concentrarse en lo esencial".

Era la fachada para operaciones de espionaje, la táctica fue usada para ubicar a Osama Bin Laden.

"La guerra fría ha concluido", las tareas de los servicios secretos en el siglo XXI deben ser otras muy distintas, y lo fundamental es mantener la «confianza» entre aliados que "comparten valores", añadió.
"En estos tiempos lo decisivo es mantener la confianza, porque más confianza significa más seguridad", argumentó.
Tras conocecerse la expulsión del agente de inteligencia, la Casa Blanca ha asegurado que es "esencial" que Estados Unidos y Alemania continúen su cooperación en todo tipo de áreas.
La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, no quiso comentar específicamente la expulsión del jefe de los servicios secretos estadounidenses por tratarse de "un asunto de inteligencia".
©EFE
Commentarios