México y Guatemala reforzarán la seguridad contra grupos que atacan a migrantes

EFE | Jul 08, 2014 | 4:00 AM

SIGUIENTE:

Enrique Peña y Otto Pérez unieron sus países contra la crisis para no levantar un muro entre ellos.

Se reúnen Peña Nieto y Pérez Molina en Chiapas

Las autoridades de México y Guatemala acordaron el lunes incrementar las medidas de seguridad contra los grupos delictivos que atacan a inmigrantes en la zona limítrofe entre ambos países, como parte del plan "Frontera Sur" que busca fomentar una migración ordenada.
“Ambas naciones reforzarán las labores de inteligencia en las zonas de tránsito de los inmigrantes”
El programa fue presentado por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en un acto celebrado en el municipio de Catazajá, en el sureño estado de Chiapas, y en el que estuvo acompañado por su colega guatemalteco, Otto Pérez Molina, y miembros de ambos gabinetes.
"He dado indicaciones al gabinete de seguridad para incrementar la eficacia de las medidas contra los grupos delictivos que han atacado y lastimado de manera sistemática a la población migrante y a los habitantes de la región", dijo el jefe del Ejecutivo mexicano.
Así, la Secretaría de Gobernación de México y las autoridades de Guatemala reforzarán las labores conjuntas de inteligencia en las zonas de tránsito de los inmigrantes.
El objetivo es desarticular a estas bandas de delincuentes que aprovechan la vulnerabilidad de muchos centroamericanos que viajan ilegalmente hacia Estados Unidos.
México crea una coordinación para atender la migración en la frontera sur
Esta es una de las líneas de acción que incluye el plan "Frontera Sur", que tiene el doble propósito de "proteger y salvaguardar los derechos humanos de los migrantes que ingresan y transitan por México" y "ordenar los cruces internacionales para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región", explicó Peña Nieto.
Para que la migración sea "más segura tiene que ser ordenada" por lo que, entre otras acciones, se transformarán los puntos que antes funcionaban solo para la revisión de aduana en centros de atención integral al tránsito fronterizo.
Según el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, el año pasado "se internaron 250 mil personas por cruces informales que ponen en riesgo su integridad", de las cuales el 41% son de Guatemala, más del 30 % son de Honduras y el 19% de El Salvador.
Peña Nieto firmó, además, un decreto por el que se crea la coordinación para la atención integral de la migración en la frontera sur, cuyo titular será nombrado "a la brevedad" y tendrá la tarea de coordinar los esfuerzos interinstitucionales.
©EFE
Commentarios