Besos, besitos: 10 hechos sobre el arte de besar

Deutsche Welle | Jul 07, 2014 | 2:26 PM
Si decimos "filematología", quizás suene a cualquier cosa, menos a algo romántico. Pero de alguna forma esa palabra tiene que ver con el amor, pues define a la ciencia que investiga los besos. Ya sea por cariño o para saludar, los ósculos forman parte de nuestras vidas. Atentos a ello, les ofrecemos acá diez interesantes datos sobre esta forma de expresar afecto, aprovechando que este domingo 6 de julio es el Día del Beso Robado. No confundir con el Día Internacional del Beso, que se conmemora el 13 de abril.
“Los italianos y los franceses, en cambio, se besuquean como locos”
1. El récord absoluto del beso más largo lo tiene la pareja tailandesa formada por Ekkachai y Laksana Tiranarat. El guardia de seguridad de 44 años y su mujer de 33 recibieron un premio de 2.500 euros por estar 58 horas, 35 minutos y 58 segundos besándose. Las reglas eran claras: no podían separar sus labios ni siquiera para beber, comer o ir al baño. Y cumplieron.
2. Un beso común y corriente quema, en un minuto, 6,4 calorías. Si sacamos la cuenta, y la sacamos, podemos decir que la pareja tailandesa se deshizo de un total de 24.198,4 calorías.
DPA

Los alemanes, flojos a la hora de besar.

3. No siempre un buen beso es bien visto. Hay incluso leyes que pretenden impedir que semejante acto se lleve a cabo. Por ejemplo, en Michigan y Connecticut está prohibido besar a las mujeres los días domingo, pues ese día es el Día del Señor. En Maryland es penado besarse por más de un segundo en público. En el peor de los casos, si alguien es detectado cometiendo tal delito, podría ir preso. En Malasia, en tanto, se recomienda no besarse en el ferrocarril subterráneo, porque es considerado “comportamiento indecente”.
4. En el ranking de los más renuentes a besarse de Europa, Alemania ocupa un poco alentador segundo lugar, con solamente cuatro besos por persona y día. El primer lugar de los reacios a compartir ósculos lo ocupa Suecia. Los italianos y los franceses, en cambio, se besuquean como locos, unas siete veces por día en promedio.
5. La ciencia no está ajena a este tema, y de hecho investiga los besos a través de la filematología. Los investigadores han descubierto, por ejemplo, que dos de cada tres personas inclinan su cabeza hacia la derecha cuando besa.
6. Los médicos recomiendan besarse, porque fortalece el sistema inmune y retarda el envejecimiento. Incluso solamente pensar en un buen beso incrementa el flujo salival y con ello se ayuda a combatir el sarro.
7. En el 90 por ciento de los países se estila besar, aunque las culturas hacen algunas diferencias al respecto. Por ejemplo, los franceses se dan tres besos en la mejilla a la hora de saludar. En España son dos. En algunos países de América Latina se usa que los hombres, cuando son amigos, se saluden de beso. En Japón, en cambio, solamente se llega al ósculo cuando una pareja desea tener sexo.
Deutsche Welle

El corazón late más rápido cuando hay un beso de por medio.

8. El acto de besar es una demostración de afecto a la que no nos hemos acostumbrado con los años, sino que forma parte de nuestros instintos, como les sucede también a los orangutanes y otros primates superiores. Los gansos también juntan a veces sus picos y los elefantes usan sus trompas para "besarse". A su manera, claro.
9. Con un beso se activan cerca de 100 mil millones de células nerviosas. Nuestro corazón comienza a latir más rápido y el cuerpo secreta endorfina y adrenalina. La temperatura corporal y la presión arterial también aumentan. Sí, todo eso con un simple beso.
10. El intercambio que se produce con la pareja a la hora de besar es bastante amplio: 60 milígramos de agua, 0,5 milígramos de proteínas, 0,4 milígramos de sal y hasta 22.000 bacterias.
©Deutsche Welle
Commentarios