Estado de emergencia por muerte masiva de inmigrantes en Texas

ImpreMedia Digital, LLC | Jul 06, 2014 | 12:22 PM

SIGUIENTE:

El Sheriff del condado de Brooks afirmó que se vive un estado de emergencia por la cantidad migrantes muertos.

Los decesos han aumentado en 600% desde 2000

La frontera sur de Texas se ha convertido en una zona de muerte masiva de inmigrantes, advirtió la antropóloga forense Lori Baker, quien ha identificado los restos de cientos de personas que mueren al cruzar hacia Estados Unidos durante más de una década.
“Es tan impactante que lo consideraría el mayor desastre visto en esta frontera”
Desde la operación Gate Keeper, en el año 2000, que fortaleció la vigilancia en el área de la frontera en el condado de San Diego y Tijuana, posteriormente extendida hacia el sur, aumentado a la fecha un 600% el número de muertes por el área de sur de Texas hacia donde se ha replegado el flujo de inmigrantes indocumentados, de acuerdo a cifras de la Patrulla Fronteriza.

SIGUIENTE:

Las autoridades informaron que que la víctima es un niño guatemalteco de 11 años: Gilberto F. Ramos Juárez.

A partir del año fiscal 2011, Texas ha superado el número de muertes de inmigrantes sobre el resto de los estados fronterizos, indican las cifras.
Texas comparte la mayor superficie fronteriza entre EEUU y México con 1,255 millas.
Restos de niños
Baker, quien recientemente exhumó los restos de 52 inmigrantes enterrados en un cementerio del poblado de Falfurrias, en el sur de Texas, y 110 más en ese mismo lugar en 2013 se ha dado a la tarea de reunificar familias, o por lo menos lo que queda de estas, a través de un proyecto cuyo objetivo es recaudar información genética de inmigrantes fallecidos para su identificación.
La misión de la antropóloga es ponerle nombre a los llamados "John y Jane Doe", como se le nombra a los cuerpos no identificados en Texas.
Pero la tarea se hace cada vez mas difícil dado el creciente número de inmigrantes que dejan la vida en la frontera.
Los inmigrantes perecen al tratar de evadir el punto de inspección migratoria antes de llegar a Falfurrias y se ven obligados a caminar unas 30 millas por terrenos áridos y a altas temperaturas.
La más reciente víctima identificada fue Gilberto Francisco Ramos Juárez, un pequeño guatemalteco de apenas 11 de años de edad. El hallazgo de su cuerpo en estado de descomposición, lo anunció el pasado 30 de junio el sheriff de Hidalgo, Eddie Guerra.

SIGUIENTE:

El desgarrador testimonio del hermano del menor que murió en el desierto al tratar de cruzar la frontera.

"Es tan impactante que lo consideraría el mayor desastre visto en esta frontera del Valle del Río Grande", dijo la científica de la Universidad Baylor, quien prevé que este verano las cifras podrían aumentar dramáticamente, incluso de menores de edad, debido a la oleada de niños centroamericanos que esta llegando a la región de McAllen.
"Podría ser brutal el descubrimiento de restos de niños", agregó.
Sin identificar
Las autoridades locales de los condados fronterizos coinciden con Baker, así como los médicos forenses y activistas que a diario enfrentan el hallazgo de cuerpos en las praderas áridas del sur texano.
El condado de Brooks es donde se ha encontrado el mayor número de restos humanos de inmigrantes, generalmente dentro de la propiedad del Rancho King, el más extenso de Estados Unidos. Aquí, se hallaron 129 cuerpos en 2013 y van 79 hasta junio de este año.
"Son muchos los que están cruzando por aquí y se están muriendo todos los días, por lo que tenemos no sólo una crisis humanitaria sino un verdadero estado de emergencia", expuso el Sheriff del condado de Brooks, Benny Martínez.
Baker criticó que el estado de Texas aún no cuenta con un padrón e identificación de inmigrantes.
"A diferencia de Arizona que identifica al 70% de los restos humanos, aquí es mínimo por la falta de legislación, de recursos y de médicos forenses en los condados fronterizos", denunció.
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios