Obama se alista para tomar acciones ejecutivas migratorias a finales del verano

Univision.com | Jul 16, 2014 | 6:47 PM

SIGUIENTE:

El Presidente dice que tomará cartas en el asunto de las deportaciones y la entrada de menores.

El mandatario puede actuar solo y calmar la angustia de 11 millones de indocumentados antes de noviembre.

Por Jorge Cancino
“Obama también puede tomar Acción Ejecutiva otorgando un TPS a los niños de la frontera.”
El último anuncio del presidente Barack Obama sobre el problema de los 11 millones de indocumentados, abrió una nueva ventana de posibilidades para los sin papeles de Estados Unidos. Desde parar las deportaciones hasta otorgar permisos de trabajo y anular juicios en las cortes de inmigración, la lista de acciones ejecutivas crece con el paso de los días.
El 30 de junio Obama dijo que tomará acciones ejecutivas para reparar “lo máximo posible” el sistema migratorio imperante y aliviar temporalmente la estadía de millones de indocumentados. Y anunció que le había encargado a los secretarios Jeh Johnson (Seguridad Nacional) y Eric Holder (Justicia) cuatro cosas:
   1. Que desplacen recursos de seguridad "desde el interior (del país) a la frontera" (para atender la crisis humanitaria generada por la detención de más de 52 mil niños indocumentados solos en lo que va del año fiscal 2014);
   2. Que protejan la seguridad pública;
   3. Que la prioridad seguirá siendo la deportación de criminales peligrosos;
   4. Que "identifiquen acciones adicionales" que el gobierno puede tomar por su cuenta para arreglar el sistema migratorio.
¿Cuándo tomará Obama acciones ejecutivas? ¿Qué medidas adoptará? ¿A cuántos indocumentados beneficiarán esas medidas?

SIGUIENTE:

Obama también dijo que para el verano estaría tomando medidas unilaterales para ayudar a los inmigrantes.

La lista es larga
La lista crece con el paso de los días, “pero no creo que el presidente vaya a hacerlo todo”, comentó a UnivisionNoticias.com el abogado Ezequiel Hernández, un especialista en la ley de inmigración estadounidense radicado en Phoenix, Arizona. “Pero hay una serie de medidas que puede ejecutar sin el Congreso”.
Hernández dijo que Obama podría suspender la vigencia de dos polémicos programas federales que han contribuido con el aumento de las deportaciones en los últimos años, Comunidades Seguras y Streamline. “Ambas son políticas internas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para detener y deportar a indocumentados y pueden ser canceladas”.
Comunidades Seguras es una base de datos que maneja el DHS y que permite a los agentes del orden público locales (municipal y estatal) establecer el estatus migratorio de cada persona detenida al momento de su arresto. Si la prueba biométrica muestra que el individuo no tiene estatus legal de permanencia en Estados Unidos, es puesta de inmediato en la lista de sujetos deportables. Lo mismo sucede con personas que tienen algún tipo de delito o antecedente criminal.
Los deportables son entregados a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE). Una vez en poder de ICE se abre un proceso de deportación.
El operativo Streamline entró en vigor en 2008 y establece que los inmigrantes indocumentados que sean detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza en Arizona, pueden ser sometidos a un proceso penal y llegar a pasar hasta 180 días de cárcel antes de ser deportados de Estados Unidos. Antes de la entrada en vigor del programa los detenidos tenían la opción de pedir la salida voluntaria y no presentarse ante un juez de inmigración.
El proceso es rápido. Una vez detenido, al indocumentado se le abre un proceso de deportación, es conducido ante un juez y sentenciado a una pena de cárcel. Cumplida la sentencia es deportado de inmediato.
Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes denuncian que el proceso es tan rápido, que no da tiempo para que los abogados preparen una defensa adecuada dentro del debido proceso.

SIGUIENTE:

El mandatario dijo que los Republicanos en la cámara baja se niegan a discutir una reforma migratoria.

Ampliar beneficios
Otras acciones ejecutivas mencionadas por Hernández incluyen programas que ya existen pero que pueden ser ampliados para amparar a un mayor número de indocumentados. “Modificar la Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) basado en la discreción procesal del DHS”, indicó.
La Acción Diferida entró en vigor el 15 de agosto de 2012 y detiene la deportación de ciertos dreamers menores de 31 años que están en Estados Unidos desde antes del 15 de junio de 2007. El beneficio frena temporalmente las deportaciones y concede un permiso de trabajo mientras dura el amparo.
Los beneficiarios deben carecer de antecedentes criminales y pagar la cuota por la toma de huellas biométricas y el permiso de trabajo, monto que asciende a $465.
“Un sector que puede beneficiarse con esta ampliación son los dreamers que no calificaron en 2012 por tener más de 30 años”, dijo Hernández. “Y también aquellos que no fueron a la escuela o a la universidad”.
Hernández también dijo que “personas que tengan raíces en Estados Unidos, tales como familiares inmediatos, hijos ciudadanos estadounidenses, cónyuges, padres, personas que ya tienen una petición de ajuste aprobada pero no pueden tomar el beneficio por algún impedimento, puedan pedir el amparo de la Acción Diferida”.
“El presidente también puede eliminar el límite de edad del DACA aprobado en el 2012”, añadió.

SIGUIENTE:

Obama dijo que si el Congreso no actúa sobre la crisis migratoria, él lo hará por acciones ejecutivas.

TPS para los niños
Obama también puede tomar Acción Ejecutiva otorgando un Estatus de Protección Temporal (Temporary Protection Status –TPS-) a los niños de la frontera, “aquellos cuyos padres ya están en Estados Unidos y no tienen nadie en sus países de origen”, dijo el abogado.
En lo que va del año fiscal 2014 la Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 52 mil niños solos indocumentados en la frontera suroeste, la mayoría centroamericanos (Guatemala, El Salvador y Honduras). El éxodo causó una crisis humanitaria si precedentes. El gobierno asegura que todos los detenidos están en proceso de deportación.
El TPS también podría ser ampliado “a personas en proceso de deportación por primera vez y que no tenían una orden de deportación previa”, dijo Hernández.
El presidente también puede “definir la discreción procesal para ampliar los cierres administrativos a personas que califiquen por la cancelación de deportación”, apuntó. Y añadió que aplicaría para casos en los que “tal vez el inmigrante no pueda ganar su caso ya que el estándar de la cancelación es sufrimiento extremo de un familiar inmediato (hijos menores de edad o ciudadanos) que va más aya de una deportación normal. Y que la tasa actual es demasiado alta”.
“Estos casos usualmente se pierden pero son la mayoría en las cortes de inmigración. Es la manera más popular de poder defenderse”, opinó.
Los que más sufren
Hernández dijo que “el beneficio incluso puede ampliarse para cubrir a personas en proceso de deportación con detención mandatoria en base a reingresos indocumentados al país o expedited removals no basada en crímenes”, agregó.
“Para mi éstas son las personas que más sufren y que están en una situación en la que se hunden más en el proceso”, comentó. “Son las que entraron indocumentadas, vivieron muchos años en Estados Unidos y salieron por alguna razón. Y cuando regresaron los detuvieron y los deportaron porque usaron documentos falsos y luego regresaron a Estados Unidos y los volvieron a detener. La ley los considera prófugos".
“La mayoría de estas personas no tiene crímenes, y tienen familias y han vivido aquí más que en sus países de origen. Y usualmente son padres de familia”, explicó.
En este tipo de casos, ICE puede detener o aplazar por un tiempo la deportación de personas que no tienen antecedentes criminales y no permitirles estar con sus familias.
Otro grupo que puede sumarse a este beneficio son las personas en proceso de deportación que fueron víctimas de un fraude. “Por ejemplo inmigrantes que solicitaron asilo político en la década de los 90 (mucha gente mexicana hizo esto con tal de obtener un permiso de trabajo) y no sabían que este proceso los entregaba administrativamente a la corte de inmigración”, detalló.
“Como estas personas desconocían el proceso que tenían ante una corte de inmigración, no acudieron a las citas y perdieron sus casos. Al no presentarse recibieron un deportación en ausencia y se convirtieron en prófugos de la justicia”.
Cierres administrativos
En estos casos Obama “podría, por medio de DHS, ICE y el OCC (fiscales de ICE), aceptar mociones (pedido legal) de abogados para reabrir estos casos y presentar evidencia de fraude, y de esa manera, dentro de la misma acción legal, proceder al cierre administrativo en base de la discreción procesal porque se trata de casos de baja prioridad”.
“Esto aplicaría a personas que no tengan crímenes y su único caso o problema fue que no se presentó a la corte de inmigración porque no lo sabía. Esto pararía muchísimas deportaciones”, aseguró.
Otros beneficiados con una Acción Ejecutiva de Obama podrían ser personas sin antecedentes criminales con salida voluntaria donde no se ha llegado a fijar una fecha. Y casos donde esté en curso una apelación pendiente y familiares indocumentados de militares.
La Casa Blanca ha dicho que el reporte que el Presidente le solicitó a los secretarios Johnson y Holder, para identificar acciones ejecutivas con el tema migratorio, será presentado a finales del verano, antes de las elecciones de medio tiempo previstas para el martes 4 de noviembre.
Ese día los electores acudirán a las urnas para elegir una nueva Cámara de Representantes (en manos de los republicanos) y renovarán un tercio del Senado (por ahora controlado por los demócratas).
©Univision.com
Commentarios