Cruzan los dedos para que Obama pare la deportación de millones de indocumentados

Univision.com | Jul 04, 2014 | 7:49 AM

Los republicanos esperarán a ver qué hará el Presidente pero advierten que rechazarán las acciones ejecutivas.

Por Jorge Cancino
“Para asegurar que las personas previamente deportadas puedan volver a Estados Unidos.”
Las organizaciones pro inmigrantes coinciden en que una de las acciones ejecutivas que el presidente Barack Obama debe tomar a favor de los indocumentados, antes que finalice el verano, es “frenar las deportaciones”. Y el mismo beneficio que recibieron miles de dreamers a partir del 15 de agosto de 2012: un permiso de trabajo.
“Seguiré empujando a los republicanos de la Cámara de Representantes para dejar de lado las excusas” y no aprobar la reforma migratoria, dijo el mandatario el martes cuando anunció la muerte definitiva del debate en la Cámara de Representantes. “Estados Unidos no puede esperar para siempre a que actúen. Así que hoy comienzo un nuevo esfuerzo para arreglar todo lo que pueda nuestro sistema migratorio, sin el Congreso”, agregó.
El anuncio no fue anuncio. La reforma migratoria fue declarada muerta varias veces desde que el Senado aprobó el plan S. 744 el 27 de junio del año pasado. Esta vez Obama habló de lo que hará a partir de finales del verano pero no adelantó nada, ni beneficio ni cuántos serán favorecidos y por cuánto tiempo.
“Le pedimos protección de deportación a personas que calificarían para legalización bajo una futura reforma”, dijo a Univsion.com Eliseo Medina, ex Secretario-Tesorero del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) y activista por los derechos de los inmigrantes. “Bajo esto, cambiar o detener el programa de Comunidades Seguras”.
 

Obama dijo que si el Congreso no actúa sobre la crisis migratoria, él lo hará por acciones ejecutivas.

El sindicalista agregó que el presidente también debería considerar “detener las auditorias bajo las cuales miles de personas son despedidas de sus empleos”, y anunció una campaña de motivación del voto y utilizar el sufragio como “estrategia para ganar la reforma”.
Los estadounidenses acudirán a las urnas el 4 de noviembre para elegir una nueva Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Medina estima que el voto hispano será “decisivo” en esta contienda como sucedió en 2008 y 2012, cuando el 70% de los hispanos votaron por Obama. “Ahora lo usaremos para elegir parlamentarios que apoyen la reforma migratoria”.
El Movimiento Latino USA dijo que el gobierno debe detener los arrestos y deportaciones de trabajadores indocumentados “cuyo único delito consista en no tener papeles”, y que Obama también debería anunciar una Acción Diferida “para todos aquellos indocumentados que hubiesen calificado para recibir tarjetas de trabajo bajo la reforma migratoria aprobada por el Senado”.
“Y que restituya la Sección 245(i) de la ley de inmigración”, apuntó Juan José Gutiérrez, coordinador del Movimiento Latino USA de Los Angeles.
La última vez que estuvo vigente la Sección 245(i) fue entre el 20 de diciembre de 2000 y el 30 de abril de 2001. La medida permite que indocumentados ajusten sus estatus de permanencia por medio de familiares y patronos, y cancelen una multa de $1,000 que se hace efectiva cuando le notifican un cupo de visa disponible.
“Esto sería un gran alivio legal para nuestra comunidad, y le permitiría tener acceso a rutas legales para resolver sus problemas”, agregó el activista.
 

Obama también dijo que para el verano estaría tomando medidas unilaterales para ayudar a los inmigrantes.

En Seattle, Washington, la lista de recomendaciones a Obama incluye 14 puntos. “Queremos que el presidente amplíe el alivio a los dreamers”, dijo a UnivisionNoticias.com Maru Mora Villapando, directora de comunicaciones del Latino Advocacy. “Y que cierre el programa Comunidades Seguras” para que las policías locales no colaboren con el gobierno federal en la deportación de indocumentados.
La lista incluye “eliminar la cuota” diaria de camas en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y mejorar las condiciones en las cárceles de inmigrantes.
Latino Advocacy agrega “protecciones para los detenidos vulnerables, incluidas mujeres embarazadas, portadores de Sida, transexuales y personas con discapacidades, además de ampliar el programa de libertad condicional humanitaria “para asegurar que las personas previamente deportadas puedan volver a Estados Unidos”, dijo la activista.
Otras medidas que el presidente debería incluir, dijo Mora, “es el fin de las deportaciones aceleradas y un freno a las redadas de inmigrantes”.
America’s Voice recordó que cualquier acción ejecutiva que tome Obama será “temporal” y que la solución permanente al tema de los 11 millones de indocumentados “pasa por una reforma migratoria en el Congreso”.
“Las acciones administrativas son temporales y pueden ser revocadas por la administración siguiente”, dijo a UnivisionNoticias.com Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice. Añadió que una de las acciones que debería tomar el presidente es el “amparo de la deportación de manera temporal a ciertos grupos de indocumentados, aunque la determinación, claro está, se haga caso por caso, llenen ciertos criterios y constituyan una baja prioridad de la deportación, tal y como hizo con los dreamers en 2012”.
 

Cuestionan las órdenes del Presidente Obama, como la acción diferida que evitó la deportación de ‘Dreamers’.

Hastings también dijo que otras medidas de amparo temporal “son el Estatus de Protección Temporal (TPS) y el Parole in Place”, que protegerían a un importante segmento de inmigrantes sin estado migratorio en Estados Unidos. “Y la discreción procesal, que centraría las deportaciones en criminales y no en padres o madres de niños estadounidenses”.
La oficina de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), dijo a UnivisionNoticias.com que respaldaban al presidente con las medidas que tomará al final del verano.
“Permanecemos (los demócratas) con el Presidente para brindarle sentido lógico a nuestro sistema migratorio, proporcionar el alivio necesario a las familias y proteger a nuestros trabajadores. Sin embargo, jamás abandonaremos nuestro impulso para una reforma migratoria integral”, Jorge Aguilar, vocero de Pelosi.
Los republicanos respondieron que están en alerta. “Estamos esperando (el liderazgo) a ver qué hará el presidente” Barack Obama, dijo una fuente republicana a UnivisionNoticias.com. “Cuando lo sepamos tomaremos una decisión”. Y agregó que la respuesta “dependerá de lo que haga el presidente” con su poder ejecutivo en materia de inmigración.
El Senador Marco Rubio (republicano de Florida), uno de los integrantes del Grupo de los Ocho que redactó el plan S. 744, dijo que cualquier acción ejecutiva del mandatario en materia de inmigración “no sólo es inconstitucional, sino también contraproducente para el objetivo de arreglar nuestro sistema roto de inmigración”.
Agregó que la única reforma migratoria que tiene alguna posibilidad de pasar en el Congreso es una que primero “modernice nuestro sistema de inmigración legal hacia uno basado en el mérito” y la implementación obligatoria del E-Verify. “No vamos a tener los votos necesarios hasta que las medidas de seguridad no ocurran primero”, advirtió.
Rubio criticó a Obama por haber vinculado la crisis en la frontera –donde 52 mil niños han sido detenidos por la Patrulla Fronteriza en lo que va del 2014- con la falta de una reforma migratoria, y dijo que los menores no acompañados que entran en Estados Unidos “se debe a la violencia y la pobreza en sus países, y la falsa creencia de que si vienen a Estados Unidos se les permite quedarse legalmente”.
De aprobarse una reforma migratoria como el plan del Senado del 27 de junio, entre 8 y 9 millones de indocumentados podrían regularizar sus permanencias, dijo a Univision del año pasado el Senador demócrata Bob Menéndez (Nueva Jersey).
El proyecto daría la residencia provisional por 10 años a indocumentados que están en Estados Unidos desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Al término de ese plazo, podrán pedir la residencia y tres años después serán elegibles para tramitar la ciudadanía.
Las acciones ejecutivas que tome Obama “no dará soluciones permanentes”, reiteró Hastings. Los indocumentados seguirán siendo indocumentados hasta que el Congreso apruebe una reforma migratoria.
©Univision.com
Commentarios