Una exposición en México retrata la influencia del narcotráfico

EFE | Jun 27, 2014 | 5:38 PM
Fotografías, esculturas y dibujos integran una muestra del artista Eduardo Sarabia que explora cómo el discurso de la violencia y el narcotráfico han permeado la cultura popular de México y que se exhibe en Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco.
“Una de las piezas es un jarrón negro bañado con oro de 18 quilates”
"Es algo que se está traduciendo y está ya en la cultura popular, en la música, el vestuario, y son cosas que medio se hablan o se ignoran", dijo a Efe el artista plástico, nacido en Los Ángeles, Estados Unidos, pero de padres y familia mexicanos.
La exposición incluye piezas en cerámica que imitan la técnica artesanal mexicana de la talavera con acabados vítreos y fondos blancos, pero en las que se pueden ver imágenes como la hoja de la marihuana y armas como los rifles M-16 o AK-47, que suelen ser utilizadas por miembros de los cárteles mexicanos.
Una de las piezas es un jarrón negro bañado con oro de 18 quilates decorado con dibujos de mujeres semidesnudas, dólares y hombres armados, como una forma de dar "la idea de poder y respeto" que suele rodear a ese ambiente.
EFE

Eduardo Sarabia

En varias obras de Sarabia, quien vive en Guadalajara desde hace una década, se repite la figura de las hieleras de una cadena de tiendas de autoservicio. "Fue en la época cuando regresé a México y estaban encontrando cabezas (humanas) en esas cajas"", explicó el artista.
"Era una imagen tan grotesca, como si el caos nunca hubiera llegado a esos niveles, y me imaginaba qué pasaría si yo fuera por la jungla y encontrara cajas como esa. Es una idea impactante, pero sin serlo visualmente", abundó.
A lo largo de siete salas de exhibición en el Instituto Cabañas de Guadalajara se pueden ver esculturas de armas cuyo molde fue sacado de piezas originales, de agentes policiales y campesinos armados de tamaño natural, además de una vídeoinstalación que muestra la capilla que hay en la noroccidental ciudad de Culiacán para "Malverde", conocido como el santo de los narcotraficantes.
La muestra, cuyas piezas han sido exhibidas en museos de Italia, Estados Unidos y Alemania, continuará hasta agosto en el Instituto Cabañas, museo considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
©EFE
Commentarios