Lo logrado por los niños centroamericanos

Univision.com | Jun 25, 2014 | 12:59 PM
Por David R. Ayón, analísta de Latino Decisions.
“Hay que empezar a atender de lleno a las causas de los flujos migratorios”
Con sus sacrificios y penas  -y a pesar de ser manipulados, explotados y de sufrir abusos de todo tipo- los niños centroamericanos, que han estado llegando como olas humanas a la frontera entre Texas y México, han logrado algo verdaderamente trascendente, lo cual se debería de enfatizar incansablemente en el debate migratorio de ahora en adelante: por fin, las más altas autoridades estadounidenses han públicamente reconocido la necesidad de lidiar con las causas de la migración masiva indocumentada, y no solo enfocarnos en cómo reforzar la frontera.
Pareciera increíble, pero la verdad es que década tras década los gobiernos de los Estados Unidos -sus executivos, legisladores, burócratas y aun sus especialistas contratados, han evitado investigar directa, sistemática y sostenidamente las condiciones y políticas que motivan la migración masiva desde países cercanos hacia nuestra frontera sur- países con los que tenemos, todos y cada uno, acuerdos de libre comercio.
¿Como puede ser? Hace más de medio siglo desde que Estados Unidos estableció su Agencia para el Desarrollo Internacional (US-AID), materializando la convicción de que el desarrollo económico de naciones y regiones extranjeras corresponde críticamente a nuestro interés nacional.  Ya para entonces el gobierno había conducido varias campañas a nivel nacional de repatriación de cientos de miles de indocumentados mexicanos.  Y desde los 70 hasta la fecha, la migración indocumentada ha sido una preocupación continua.
Sería lógico esperar que nuestras políticas de desarrollo internacional trataran de manera prioritaria el como mitigar las condiciones que conducen a la migración masiva indocumentada, ¿que no?  Les invito a todos que vean por si mismos: lean cuales son las prioridades de nuestras políticas de foreign aid, hagan búsquedas en el sitio de internet de la AID.  La transparencia de esta agencia es impecable – y su presupuesto rebasa los $20,000,000,000 al año.
No cabe duda de que nuestras políticas de asistencia internacional avanzan nuestros valores e intereses.  Pero resulta inexplicable, que en las numerosas, extensas y sutiles análisis de los retos de desarrollo económico en nuestro vecindario regional –financiados por el erario público– la ausencia del tema de de la migración masiva internacional indocumentada, sus causas y sus posibles soluciones.
Los niños migrantes centroamericanos son la razón por el cual el presidente Obama le haya dicho por teléfono a su homólogo mexicano la semana pasada que ha llegado la hora de atacar las “causas de raíz” de la migración indocumentada, de formular respuestas colectivas y concretas y de reconocer la responsabilidad compartida por la seguridad en la region.
El vicepresidente Biden se expresó de manera similar, también por teléfono la semana pasada, al Presidente de Honduras, antes de pronunciar en Guatemala lo siguiente:
“Estados Unidos reconoce que parte importante de la solución del problema es identificar las causas principales como la pobreza, la inseguridad y la ausencia de un Estado de derecho para que la gente pueda permanecer y vivir en sus comunidades y para que el padre o la madre no pongan en manos de una red criminal a sus hijos.  Todo el problema de la migración es un problema compartido entre Estados Unidos, México y Centroamérica.”
Bueno, señores, ¿ahora que?  A principios de año, se observó el vigésimo aniversario de la entrada en vigor de NAFTA – el Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio.  Entre lo establecido por NAFTA – conocido como el TLC en México – está el Banco de Desarrollo Norteamericano (NABD).  Por haberse creado en función del TLC, el cual ha afectado prácticamente todo el medio rural mexicano, no tiene sentido que el NABD se limite en sus proyectos a la region fronteriza.  La visión de esta instancia debería ser replanteada y expandida.
El 5 de agosto próximo se cumplen precisamente diez años desde la firma de CAFTA, el Acuerdo de Libre Comercio de Centroamérica.  Urge que se reunan los países miembros para hacer un balance del acuerdo e identificar lo que hace falta.  ¿Donde está el NABD para Centroamérica?  
Cuando era Secretaria de Estado, Hillary Clinton diseño y lanzó toda una nueva dimensión de la diplomacia estadounidense: convocar y movilizar a las diásporas como instrumentos de desarrollo y cooperación transnacional.  Sobre todo en el caso de los países cercanos, como los de Centroamérica, México y el Caribe, esta política debería ser continuada y reforzada.  A pesar de las tremendas crisis que está manejando el actual Secretario John Kerrey, en relación al Medio Oriente y hasta hace poco con Rusia, sería un error que descuidara al vecindario.
Por ultimo, las principales organizaciones latinas, las cuales realizan sus convenciones anuales en estos meses de verano, junto con los congresistas latinos, deberían asumir la responsabilidad de hacer que el gobierno cumple con lo dicho por el Presidente y el Vicepresidente: hay que empezar a atender de lleno a las causas de los flujos migratorios. No se puede permitir que esta  realización tardía -forzada por el coraje los niños centroamericanos- pase al olvido y descuido de siempre.
©Univision.com
Comentarios