Johnson busca opciones legales para detener el éxodo de niños indocumentados

Univision.com | Jun 25, 2014 | 7:29 AM

SIGUIENTE:

La crisis humanitaria de los niños que llegan a EEUU tuvo un matiz político en la cámara de representantes.

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, dijo el martes durante una audiencia ante el Congreso que tomará en cuenta “cada opción legal concebible” para detener el éxodo de niños indocumentados procedentes de Centroamérica.
“Y hacer hincapié en que no hay pases gratuitos o 'permisos' en el otro lado.”
La Administración del presidente Barack Obama dijo en la víspera que en lo que va del año fiscal 2014 al menos 47 mil niños han sido detenidos por la Patrulla Fronteriza cuando intentaban ingresar indocumentados al país.
Tanto Johnson como la casa Blanca han reiterado que todos los niños s encuentran en proceso de deportación.
La crisis, advertida por la Administración el 2 de junio cuando el presidente Barack Obama le pidió a Johnson que coordinara la respuesta del gobierno, sobrepasó la capacidad de respuesta del gobierno, que se va visto incapaz de detener la avalancha de niños inmigrantes que se agolpan en la frontera.
Ante los miembros del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Johnson explicó las estrategias que la Administración lleva a cabo al respecto, incluyendo la coordinación ordenada por Obama.

SIGUIENTE:

Líderes de Texas culpan al gobierno federal por esta crisis humanitaria. Indocumentados le dan las gracias.

Algunos republicanos, como Mike Rogers, preguntó a Johnson por qué el DHS no estaba enviando de inmediato a los indocumentados se regreso a sus países de origen. El Secretario del DHS respondió que los niños centroamericanos (de Guatemala, Honduras y El Salvador) deben ser derivados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), tal y como lo establece la ley.
Johnson dijo además que tanto el DHS como el HHS aumentaron el personal para gestionar los miles de casos y también atender las llamadas de padres y familiares de los pequeños detenidos en la frontera y llevados a centros de detención.
"He emitido personalmente una carta abierta a los padres que están enviando a sus hijos desde América Central a Estados Unidos, que se distribuirá ampliamente en Español e Inglés para poner de relieve los peligros del viaje y hacer hincapié en que no hay pases gratuitos o 'permisos' en el otro lado (de la frontera)", dijo Johnson a los congresistas.

SIGUIENTE:

Deberán pasar por un proceso de regularización migratoria que incluye un estricto control en albergues.

La carta citada por Johnson fue publicada el domingo. En ella, el jefe de la seguridad de Estados Unidos reconoce que este año habrá un una cantidad récord de niños que cruzarán la frontera sur de los Estados Unidos de forma ilegal, y que “tan solo en el mes de mayo, la cantidad de niños no acompañados por su madre o su padre que cruzaron nuestra frontera sur alcanzó una cifra superior a los 9.000, con lo cual la cifra total en lo que va de año se acerca a los 47.000”.
Johnson dijo que la mayoría de dichos niños provienen de Honduras, El Salvador y Guatemala, “donde la violencia generada por las drogas y las pandillas aterroriza a la sociedad”.  Y agregó: “Tengo un mensaje muy simple para los padres de esos niños: mandar a su hijo o hija a viajar ilegalmente a Estados Unidos no es la solución”.
El Secretario del DHS apuntó que “mandar a un niño a realizar el largo viaje desde América Central hasta Estados Unidos es peligroso. Las redes criminales de tráfico de personas que usted contrata para que lleven a su hijo a los Estados Unidos no tienen ninguna consideración por la seguridad y el bienestar de los niños: para ellos, su hijo es una mercancía a entregar a cambio de dinero. En manos de los contrabandistas, muchos niños experimentan situaciones traumáticas y sufren abusos psicológicos a causa del viaje; o, lo que es peor, son golpeados, mal alimentados, violados o vendidos en el mercado del sexo y se encuentran expuestos a todo tipo de abusos psicológicos por parte de criminales”.

SIGUIENTE:

Padres de niños migrantes entre la felicidad por saber de sus hijos y la tristeza por el incierto futuro.

Johnson repitió ante el Congreso que los niños indocumentados centroamericanos no califican para la Acción Diferida o DACA, beneficio migratorio otorgado por e gobierno en agosto de 2012 que frena temporalmente las deportaciones. Para ser considerado “los individuos deben haber residido continuamente en Estados Unidos desde junio de 2007", apuntó en referencia a las acusaciones de algunos congresistas republicanos que señalan al programa como uno de los factores que desencadenaron el éxodo.
En la carta abierta Johnson también deja en claro que el proyecto de reforma migratoria aprobado por el Senado el 27 de junio de 2013 tampoco puede ser considerado como beneficio para los niños detenidos, porque no tiene en cuenta a los indocumentados que ingresaron al país después del 31 de diciembre de 2011.
También advierte que el debate de la reforma migratoria se encuentra detenido en la Cámara de Representantes.
Durante la audiencia el presidente del Comité, el republicano por Texas Mike McCaul, se unió a la iniciativa lanzada la semana pasada por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (republicano de Ohio), quien instó al Gobierno a enviar a la Guardia Nacional a la frontera para que asista a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

SIGUIENTE:

Legisladores presentaron proyecto de ley para garantizar que los menores migrantes tengan asistencia legal.

"Asegurar la frontera –dijo McCaul- es una responsabilidad del gobierno federal. Los estados no deberían tener que proteger lo que está en el papel del gobierno federal en virtud de nuestra Constitución".
"El presidente tiene que enviar inmediatamente a la Guardia Nacional a la frontera suroeste para hacer frente a esta crisis. Tenemos que encontrar soluciones a esta crisis, y pronto", agregó.
En la carta abierta del domingo, Johnson enfatizó que “conforme a las leyes y políticas actuales de Estados Unidos, cualquier persona que sea detenida al cruzar ilegalmente nuestra frontera estará sujeta a deportación prioritaria, independientemente de su edad”.
“Esto significa que si su hija o hijo resulta detenido al cruzar la frontera de forma ilegal, será acusado de violar las leyes migratorias de Estados Unidos y se iniciará un proceso de deportación en su contra: una situación nada recomendable”.
©Univision.com
Comentarios