La dura labor de los recogepelotas mundialistas

Univision.com | Jun 24, 2014 | 8:03 AM
Están siempre listos para recoger la pelota, reciben insultos del público cuando piden los balones volados a la tribuna y muchas veces incluso son víctimas de malos tratos por parte de los jugadores. Son los niños recogepelotas y su labor es agotadora y a veces heróica.
“Aunque la mayoría del tiempo pasan desapercibidos, sus desobediencias han llegado a causar furor”
En el Mundial de 1966 hicieron su aparición oficial, invitados por la FIFA con el fin de que las interrupciones del juego fueran más cortas.
Desde la raya o detrás de los anuncios de los patrocinadores ven los mejores partidos, y a veces los más aburridos, pero tienen la misión de recoger los balones en cada saque, así como de pedir los balones que salen del área de juego hacia la tribuna para devolverlos al campo.
Aunque la mayoría del tiempo pasan desapercibidos, sus desobediencias o travesuras han llegado a causar furor.
Como en 2013 que un recogepelotas hizo enfurecer al centrocampista belga Eden Hazard, del Chelsea. Con el tiempo encima, Hazard necesitaba sacar un tiro de esquina y el recogebalones se demoró en entregarle la pelota, así que el belga no dudó en propinarle una patada y el jugador terminó expulsado por el árbitro.
En marzo de 2014 otro suceso que levantó críticas fue cuando José Mourinho, entrenador del Chelsea, se le vio regañando a un recogebalones del equipo contrario.
Getty Images

Jose Mourinho, del Chelsea, regañó a un recoge-pelotas del Crystal Palace.

"Le he dicho al recogepelotas que si volvía a hacerlo vendría un jugador y le golpearía", declaró Mourinho refiriéndose al niño, quien había tardado en entregar el balón a uno de sus jugadores.
Y no sólo existen ball boys, también hay chicas que están interesadas en hacerla de recogebalones.
Getty Images

No sólo la labor de los recogebalones es cosa de niños. También hay niñas que quieren pasar la bola en la cancha.

En cada partido hay entre 12 y 15 recogebalones, todos uniformados de acuerdo a los colores elegidos por la FIFA, para que sean distinguibles ante los jugadores, árbitros y funcionarios del partido.
Getty Images

Muchos recogebalones se dedican a ello para conocer a sus ídolos futbolíticos.

Su rapidez y resistencia son bien valoradas a la hora de ser seleccionados, además de que su capacidad para concentrarse y permanecer alerta son esenciales.
Y en la mayoría de los torneos son reclutados como voluntarios, así que no reciben una compensación económica. Su mejor pago es recibir uniformes, souvenirs del evento y en mejores casos, los autógrafos de sus jugadores favoritos.
Este viernes, a las 6 pm ET no te pierdas por Unimás el documental “Más que un balón”.
©Univision.com
Comentarios