Ciudad de Padrotes

Univision.com | Jun 23, 2014 | 6:31 PM

SIGUIENTE:

Una población mexicana, de 10 mil habitantes, es el principal puerto de salida del tráfico sexual hacia EEUU.

Por: Sarah McClure y Juan Cooper, jcooper@univision.net
“Utilizar a sus hijos para forzarlas a la prostitución es de lo más bajo a lo que pueden llegar.”
Sofía (*) se fue a vivir con su novio ilusionada de haber encontrado el amor de su vida. La familia de él, incluyendo a su madre, la hicieron sentir en su propia casa.
Unos meses después fue llevada a la Ciudad de México y luego cruzada ilegalmente por la frontera hacia los Estados Unidos donde fue forzada a trabajar como prostituta, en una casa en Queens, Nueva York, donde una pariente de su novio, quien había sido atrapada en esta tenebrosa red hacía dos años.
La trágica historia de Sofía se repite en cientos de miles de mujeres que han sido esclavizadas por redes de trata de blancas.
Comenzó en un pequeño y humilde pueblo llamado Tenancingo, a 60 millas al sureste de la Ciudad de México, que se ha convertido en un epicentro de redes trata de mujeres con fines sexuales hacia distintos países del mundo. Se estima que unas 10 mil de ellas son llevadas ilegalmente desde México hacia los Estados Unidos cada año para trabajar como prostitutas en contra de su voluntad.
El negocio ilegal es manejado por proxenetas conocidos como ‘padrotes’, quienes se hacen pasar por jóvenes trabajadores, económicamente estables, para enamorar a inocentes y humildes adolescentes de distintas ciudades del país como Sofía, prometiéndoles una vida feliz. Las invitan a conocer sus lujosas y coloridas casas en Tenancingo, les presentan a sus familias y las llevan a vivir con ellos.
Después de brindarles todas las comodidades en estos palacetes, conocidos como ‘Calcuilchil’ -que significa ‘casas de culo’ en la lengua náhuatl- las convierten en sus novias e inclusive en sus esposas, pero esto no las hace inmunes para caer en los tentáculos del tráfico sexual.
Unos meses más tarde son obligadas a prostituirse con el pretexto de que deben contribuir con los ingresos del hogar, y así son convertidas en esclavas sexuales en ciudades como Nueva York, Houston, Los Angeles, Atlanta y Miami.
"Cuando nosotros ya escalamos Nueva York, Tijuana, Los Angeles, Chicago, entonces yo ya no más con hacer una llamada, sabes que mira, te voy a mandar mi chavo, él lleva su chava del palo, consíguele cuarto, consíguele teléfono, ya mi chavo llega instalado y sin sufrir, eso es lo que varios padres escalonan para sus hijos", relata un padrote detenido en los Estados Unidos, quien asegura que el negocio del tráfico sexual es conocido y avalado socialmente en Tenancingo, y se hereda de padre a hijo.
"Después de estar una semana, dizque trabajando aquí [Estados Unidos], me di cuenta que todo era planeado por ellos, que todos sus amigos trabajaban en eso, cada uno tenía de dos a tres mujeres ", dice Sofía.
Ella sostiene que debía trabajar los siete días de la semana y tener relaciones sexuales con al menos una docena de hombres diariamente.
Las mujeres atienden a los clientes en prostíbulos improvisados, normalmente en la parte trasera de cantinas ubicadas en suburbios o en apartamentos dentro de las ciudades estadounidenses con habitaciones privadas diseñadas para engañar a las autoridades, como lo descubrió un reportero encubierto en una investigación de la cadena de televisión Fusion.
La clandestinidad del negocio no afecta la demanda por las mujeres. Según cálculos de esta misma investigación -realizados con datos recogidos en entrevistas con autoridades estadounidenses y con los mismos proxenetas- los padrotes pueden ganar hasta $500 mil al año si tienen a tres mujeres trabajando para ellos con un promedio de 30 clientes al día. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el tráfico sexual produce unos $99 mil millones al año en el mundo.
Loretta Lynch, la Fiscal General en el Distrito Este de Nueva York, quien lleva varios años desarticulando redes de trata de blancas originadas en Tlaxcala, asegura que los padrotes usan técnicas de intimidación y miedo para mantener trabajando a sus mujeres sin que puedan escapar. Las extorsionan con la seguridad de sus hijos y de sus familias en México, y las manipulan con mentiras, diciéndoles que si acuden a la policía terminarán en prisión.
"Utilizar a sus hijos para forzarlas a la prostitución es de lo más bajo a lo que pueden llegar estos sujetos… porque todos sabemos que una mujer hará cualquier cosa para proteger a sus hijos”, asegura Lynch.
De acuerdo con la funcionaria, combatir el tráfico humano es una prioridad para el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, y la administración de Obama está trabajando conjuntamente con el gobierno mexicano para capturar y judicializar padrotes, así como apoyando a las ONGs que buscan reunir a las madres víctimas de la prostitución forzada con sus hijos.
El gobierno estadounidense está ayudando a rehacer las vidas de las mujeres recién liberadas de las redes de trata de blancas como Sofía, ofreciéndoles oportunidades de empleo y educación en el país. Por otro lado, desde el 2009 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha incrementado la judicialización de personas relacionadas al tráfico de personas en un 40%.
“Este crimen es diferente porque básicamente es esclavitud moderna”, asegura Lynch, quien asegura que “el tráfico sexual es una degradación para el espíritu de las mujeres están envueltas en él, y es algo que no vamos a tolerar en los Estados Unidos”.
Para ver el documental completo “Ciudad de Padrotes”, producido por nuestra cadena hermana Fusion, visite: fusion.net/pimpcity
*Nombre ficticio para proteger la identidad de la víctima de tráfico sexual.
©Univision.com
Comentarios